> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Aprende a orar | sección
Devocionario | categoría
Moniciones para la misa | tema
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net
Monición para el III Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A
Ciclo A Tiempo Ordinario
 
Tiempo Ordinario – Ciclo A

III domingo


Monición de entrada


Como comunidad de hermanos, comprometidos con el Proyecto de Dios, nos reunimos para celebrar nuestra fe. Estamos conscientes que somos llamados a ser una luz en medio de la oscuridad del mundo en que vivimos. Para no dejarnos contaminar con la forma de vivir de aquellos que son defensores del proyecto del mal, basado en la injusticia y en la opresión de los débiles, necesitamos la fuerza del Espíritu de Dios. Por eso escuchamos la Palabra que nos fortalece y nos alimentamos en la mesa de la fraternidad, donde tienen lugar todos aquellos que se esfuerzan cada día por ser testigos creíbles del Dios salvador y liberador.


Primera lectura Is 8,23-9.3 (En la Galilea de los gentiles el pueblo vio una luz)

El texto que leemos a continuación forma parte de un poema que hace referencia probablemente a la campaña militar desarrollada por el rey de Asiria contra Palestina en el año 732 antes de Cristo, cuando deportó un primer grupo de judíos. Estos eran los pobladores del territorio de las tribus de Zabulón y Neptalí, lo que luego pasaría a ser Galilea, la región de Jesús. Isaías anuncia un “día de Yavé” que traerá la liberación a los deportados.


Segunda lectura 1 Cor. 1,10-13.17 (Pónganse de acuerdo y no anden divididos)

Escribiendo a la comunidad de Corinto, Pablo les invita a mantener la unidad en medio de la comunidad cristiana. La comunión de los hermanos sólo será posible si se pone a Jesús en el centro de la vida comunitaria. Ningún predicador o animador comunitario debe ser puesto en el lugar de Jesús, el Maestro, el Hermano.


Tercera lectura Mt. 4,12-23 (Jesús en Galilea. Predicación y primeras vocaciones)

Desde la tierra de Galilea, lugar marginado por muchos judíos se anuncia una luz para todo el pueblo. Desde allí se proclama el mensaje central de Jesús: el Proyecto alternativo del pueblo del Dios Salvador y Liberador (Reino de Dios) que exige un cambio radical de vida. Esa empresa necesita de hombres y mujeres que se comprometan con su realización. Por eso Jesús llama a quienes quiere para que le sigan.


Oración Universal:

A cada invocación, ustedes, responderán: “Padre, escucha nuestra súplica”

  • Por toda la Iglesia de Jesús, para que crezca la unidad entre todos sus miembros y comunidades, roguemos al Señor.

  • Por las personas que se sienten en tinieblas, sin sentido, sin esperanza… para que encuentren la luz de Jesús en la vida y en la práctica del amor y de la justicia de los cristianos que les rodean… roguemos al Señor.

  • Para que redescubramos con ojos nuevos y corazón nuevo lo que significa hoy la buena noticia del Evangelio en este mundo globalizado, cansado y posmoderno, roguemos al Señor.

  • Para que nosotros, como Jesús, no despreciemos a nadie, y hagamos opción preferencial por los marginados y desatendidos, roguemos al Señor.


    Exhortación Final

    (Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 117)

    Padre nuestro del cielo, hoy nuestra plegaria
    se centra en el deseo de Cristo al pedirte ardientemente
    la unidad total de cuantos por el ancho mundo creemos en ti.
    Solamente tú puedes lograr lo que parece imposible:
    que los hermanos esperados nos unamos en una sola Iglesia,
    formando un solo rebaño bajo la guía de un solo pastor.

    Todos hemos sido bautizados en un mismo Espíritu
    para constituir un solo cuerpo, el cuerpo eclesial de Cristo.
    Ayúdanos a mantener la unidad de la fe con el vínculo de la paz,
    porque una sola es la meta de la esperanza de la vocación
    a la que tú nos llamas en Jesucristo nuestro Señor.

    Amén.


  • Preguntas y comentarios al P. Domingo

  • Visítenos en Internet

  • Conozca a los Misioneros Redentoristas

  •  

     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de círculo de oración
    Mapas Mapa de Aprende a orar
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Aprende a orar
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Evangelio meditado
    Reflexión diaria
    Habla con Dios
    Cambia tu vida
    Devocionario
    Devocionario
    Explicación de oraciones y devociones
    Lectio Divina
    Moniciones para la misa
    Laudes y Vísperas
    Libros de meditación y oración
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la sección
    Acompañamiento y ayuda espiritual. Dudas acerca de la oración y la vida espiritual en general; problemas de fe y de cuestiones morales y éticas. En general, cualquier duda acerca del desarrollo espiritual y apostólico en tu vida
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Buscadores del Reino
    Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento
    Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima
    María Visión
    Espacio Sagrado

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    Ejercicios Espirituales Ignacianos
    Estricto retiro espiritual
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    El Taller de oración interactivo de Catholic.net me ha servido para:
    Cambiar el concepto que yo tenía de la oración
    Controlar mejor mis pensamientos e imaginación durante la oración
    Cuidar el tiempo, el lugar, la postura y el contenido de mi oración
    Dedicar más tiempo a la oración
    Darle una mayor importancia a la oración en mi vida
    No me ha servido para nada
    No conozco el taller de oración de Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de círculo de oración
    ¡Participa!
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red