> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Secciones  |  Comunidades  |  Servicios  |  Opiniones  |  Alianzas  |  Mapa del sitio
Documentos de apoyo | Base documental de Catholic.net

Misal para el Sacramento del Matrimonio

Autor: Josep Lligadas
Este libro te ofrece el material para ayudarte a la elaboración del misal para la celebración del Sacramento del Matrimonio. Si quieres más información sobre la editorial, visita su página Web: http://www.cpl.es del Centro de Pastoral Litúrgica
Indice:
• Introducción general
1.- Entrada
2.- Saludo
3.- Oración Colecta
4.- Liturgia de la Palabra
5.- Liturgia del Matrimonio
6.- Liturgia de la Eucaristía

Misal para el Sacramento del Matrimonio
Autor: Josep Lligadas

Capítulo 4: Liturgia de la Palabra

Para la Liturgia de la Palabra el Ritual prevé un amplio número de lecturas a elegir, que destacan aspectos diversos de lo que es el matrimonio y del espíritu con que debe ser vivido.

Los novios, por tanto, al escoger, deberán procurar que se encuentren presentes en las lecturas los aspectos del matrimonio que consideren más importantes y significativos para sí y para la asamblea. Un repaso atento, realizado en común entre los dos, de las lecturas que ofrece el folleto Lecturas del matrimonio, de la colección “Celebrar” del CPL puede dar pie a una buena reflexión sobre el matrimonio y su sentido; de dicho repaso saldrá, luego, la selección de las lecturas que se proclamarán ante la asamblea en el día de la boda (de todas ellas, incluido el evangelio: no es razonable que el celebrante elija el evangelio y los novios el resto; en todo caso la selección debiera hacerse de común acuerdo). Si la boda se celebra en una misa dominical o en una solemnidad, las lecturas tendrán que ser las del día, –a lo máximo se cambiará una–, en atención y como señal de comunión con lo que la Iglesia celebra aquel día.

Se pueden leer tres lecturas o dos (si son tres, la primera será del Antiguo Testamento, la segunda de las cartas apostólicas y la tercera del evangelio; si son dos, la primera será del Antiguo Testamento o de las cartas apostólicas, y la segunda del evangelio). Después de la primera lectura, como momento de oración y reflexión, se recita un salmo (se encuentran también en Lecturas del matrimonio) alternado con el canto de una breve antífona por parte de la asamblea; si no es posible, puede sustituirse el salmo por unos momentos de silencio con música de fondo, o algo semejante. Antes del evangelio, se canta, como una aclamación a Jesucristo, el aleluya. Cuando no hay posibilidades de que la asamblea cante es importante evitar que las lecturas se lean atropelladamente, uniéndolo todo sin ninguna pausa: tendrá mayor sentido leer una sola lectura y el evangelio separados por un silencio con música, que tres lecturas y un salmo leídos sin interrupción.
En algunas bodas, ocurre también que los novios desean que se lea, además de las lecturas de la Escritura, alguna lectura de algún autor moderno que les resulte especialmente significativa. Si se hace así, conviene que ese tipo de lectura se distinga de lo que son las lecturas bíblicas, la

Palabra de Dios (puesto que las lecturas bíblicas son como los textos constituyentes de la fe cristiana; mientras que las demás lecturas, por interesantes que puedan ser, no tienen ese carácter). La forma de distinguirlas podría ser introducir la lectura no bíblica con unas palabras en las que se diga por ejemplo: “Ahora, antes de escuchar la Palabra de Dios, leeremos un texto de...”.

Finalmente conviene recordar que, el preparar esta parte de la celebración debe preverse quién leerá las lecturas, y asegurar que el lector o lectores se las preparen bien.
La Liturgia de la Palabra concluye con la homilía.

Lecturas

Tenemos dos modelos:

  • Pueden sentarse (pausa, hasta que se hayan acomodado). Vamos a iniciar la primera parte de nuestra celebración de hoy: la lectura de la Palabra de Dios. Las palabras de los apóstoles y de los profetas, la palabra de Jesús en el evangelio, iluminan ahora nuestro encuentro y nos hablan del amor que hoy nos ha reunido aquí. Escuchemos con atención.


  • Pueden sentarse (pausa, hasta que se hayan acomodado). Escucharemos ahora las lecturas de la palabra de Dios. Nos hablarán de lo que ahora celebramos aquí, y nos ayudarán a vivir más intensamente nuestra fiesta.


  • Salmo responsorial

  • Salmo 127: En el salmo, hacemos nuestro un deseo de felicidad dirigido a unos novios de hace muchos siglos. Un augurio que expresa lo que entonces toda pareja deseaba: tener suerte y trabajo, y tener muchos hijos. Hoy, también nosotros, les deseamos que sean muy felices y que el Señor les bendiga siempre.


  • Hacemos nuestras las palabras del salmo bendiciendo el Señor y deseando que su amor nos llene siempre de alegría.



  • Aleluya

    Ahora escucharemos a Jesús que nos habla en el evangelio. Su palabra es siempre una invitación al amor. Hoy, en esta fiesta, esa invitación es más intensa que nunca. Antes, le aclamamos cantando el Aleluya.

    Evangelio

    -El Señor esté con ustedes
    –Y con tu espíritu
    -Lectura del santo Evangelio según San ______
    –Gloria a Ti Señor
    (El sacerdote lee el evangelio previamente elegido)
    –Esta es Palabra de Dios
    –Gloria a Ti, Señor Jesús

    Homilía

    El sacerdote dirigirá algunas palabras a los presentes explicando la palabra de Dios y el sentido del sacramento que va a llevar a cabo.

    Sugerencias de Lecturas





    .
     Ver otros documentos de apoyo
     Indice del documento
     Siguiente capitulo:
     Liturgia del Matrimonio
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red