Versión Web

Revisar el coche, dejar regado el jardín, cerrar el gas, … además de otras muchas tareas que algunos preparan para pasar unas merecidas vacaciones. Nos preocupamos y ponemos atención para que nada se nos olvide y no se estropee el descanso y la diversión.

Es entonces cuando a veces perdemos un poco (o un mucho) la brújula… por mantener la atención en lo material, olvidando que, aunque todo esto humanamente es muy importante, si no incluimos el alimento espiritual, todo se queda en frivolidad.

En esta temporada, estés donde estés, vayas a donde vayas, ofrece cada mañana, cada tarde, cada noche, tus buenos momentos a Dios, agradécele por lo mucho que te regala, y dale un significado trascendente a estos días tan especiales que también son don gratuito de Él.

El servicio que Catholic.net te ofrece no tiene vacaciones, por lo que podrás seguir teniendo el Evangelio, la Meditación, el Santoral, y todos los contenidos, para saborearlos en tus momentos de calma. Antes de irte, ¡ayúdanos a permanecer de pie este Verano! Por favor, haz un donativo único o mensual, aquí y ahora.

Que Dios te acompañe.
Muchas gracias.


Pilar Bacha de Camargo
Recaudación de Fondos,
Catholic.net