> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Empresarios católicos | sección
Valores y Virtudes del Empresario Católico | categoría
Solidaridad | tema
Autor: José Martínez Colín | Fuente: yoinfluyo.com
La enseñanza de la solidaridad
La palabra “solidaridad” proviene de la palabra latina “solidus”, que designaba una moneda de oro sólida, no variable sino bien consolidada.
 
La enseñanza de la solidaridad
La enseñanza de la solidaridad
La palabra “solidaridad” proviene de la palabra latina “solidus”, que designaba una moneda de oro sólida, no variable sino bien consolidada. De ahí se derivaron en castellano los términos “soldada”, “consolidar”, “solidez” y más recientemente, “solidario” y “solidaridad”.


Para saber

Así pues, el concepto de solidaridad se refiere a una realidad firma, valiosa, lograda mediante el ensamblaje (soldadura) de seres diversos. Este ensamblaje forma una estructura sólida que, en la vida social, se consigue mediante la vinculación solidaria de cada persona con las demás.

Dado que la persona se desarrolla creando vínculos con otras personas fundando modos de vida comunitaria, para lograrlo se hace necesaria la solidaridad en toda comunidad.

Para pensar


Erase una vez un señor que toda su vida se dedicó a trabajar el mimbre. Le ayudaban sus siete hijos. Unos solían cortar las ramas y los tallos de los arbustos, otros los tejían, con entramado, para crear muebles, cestos y otros objetos; y otros se dedicaban a venderlos.

Cuando el señor envejeció, quiso dejarles una lección, pues notaba que a veces los hermanos reñían entre sí. Así que los llamó: “Hijos, antes de morir quiero que cada uno vaya a buscar un mimbre seco y me lo traiga”.

“¿Yo también?”, preguntó el menor, que sólo tenía siete años. “Sí, también quiero que tú vayas” le respondió el padre. El mayor tenía 25, y era un muchacho muy fuerte. Salieron los hijos, y volvieron trayendo cada uno su mimbre seco.

El padre cogió el mimbre que trajo el hijo mayor, y se lo entregó al más pequeño, diciéndole: “Parte este mimbre”. El pequeño partió el mimbre sin esfuerzo. Después el padre entregó otro mimbre al mismo hijo pequeño: “Ahora, parte este”. El niño lo partió, y así, uno por uno, sin esfuerzo, partió todos.

Partido el último, el padre dijo otra vez: “Ahora, vayan por otro mimbre cada uno y tráiganmelos. Los hijos volvieron a salir, y al poco tiempo traía cada uno su mimbre. “Ahora, dénmelos todos” pidió el padre.

De todos los mimbres hizo un haz, atándolos con un junco. Volviéndose hacia el hijo mayor, le dijo: “¡Toma éste haz y pártelo!” El hijo mayor empleó cuanta fuerza tenia; pero no fue capaz de partir el haz. “¿No puedes?” pregunto al hijo. “No, padre; no puedo”. Entonces dirigiéndose a los otros preguntó: “Alguno de ustedes, ¿es capaz de partirlo? Prueben...”. Pero ninguno fue capaz de partirlo, incluso juntos los hermanos tampoco pudieron.

El padre les dijo: “Hijos míos, mi hijo menor partió uno por uno, sin costarle nada, todos los mimbres; en cambio, mi hijo mayor no pudo partirlos todos juntos, nadie pudo partir el haz.

Pues bien, no se olviden de esto y de lo que les voy a decir: mientras estén unidos, como hermanos que son, nadie se burlara de ustedes, ni les hará mal, ni los vencerá. Pero si se separan o reina entre ustedes la desunión, fácilmente serán vencidos”.

Para vivir


Así como un coro se forma de las diversas voces y se le admira su unidad y la armonía que surge al desear todos los músicos interpretar una obra. Así también en la sociedad habrá la paz y armonía cuando todos se acompañan deseando construir un mundo mejor. Todos necesitamos de los demás y no podemos discriminar a nadie.

@yoinfluyo

 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro para empresarios católicos
Mapas Mapa de Empresarios católicos
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Empresarios católicos
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• ¿Qué ofrece la Comunidad de Empresarios Católicos?
• El Papa y los Empresarios Católicos
• La Doctrina Social de la Iglesia y los Empresarios Católicos
• Ética Empresarial Católica
• Valores y Virtudes del Empresario Católico
• Tenacidad
• Competitividad
• Autoridad Empresarial
• Caridad
• Justicia social
• El Trabajo
• Comunicación
• Creatividad
• Entusiasmo
• Espiritualidad
• Éxito
• Felicidad
• Honradez y Honestidad
• Humildad
• Formación
• Generosidad
• Libertad
• Paciencia
• Servicio
• Liderazgo
• Pudor y Elegancia
• Perdón
• Serenidad
• Solidaridad
• Participación
• Voluntariado
• Productividad
• Tolerancia
• Actualidad
• Economía Ética y Doctrina Social de la Iglesia
• El Empresario Católico y la Política
• El Empresario Católico y la Familia Católica
• Líderes Sociales Católicos en Acción
• Formación Integral del Empresario Católico
• Temas a Debatir entre Empresarios
• Secretarías Católicas y Asistentes de Dirección
• Miembros Destacados de la Comunidad
• Noticias de los Miembros de la Comunidad
Lista de correo
Boletín con ensayos, artículos y consejos para aplicar la Doctrina Social de la Iglesia y la ética en el ámbito laboral y social.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consultas acerca de problemas específicos de ética empresarial y la aplicación de la Doctrina Social Cristiana en la Empresa
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• E-cristians
• Eduexperts
• Fundación Guilé
• Fundación María Virgen Madre
• Impuestoporlavida.org

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad
Encuesta
¿Qué áreas de la Doctrina Social de la Iglesia deben establecer las empresas en sus códigos de ética? (Opción múltiple)
Medio ambiente
Pobreza y caridad
Trabajo y salario
Familia
Persona humana
Orden social
Economía
El Papel del Estado
Bien común
Solidaridad
Derechos Humanos
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro para empresarios católicos
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
Publicidad: