> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Familias Católicas | sección
Matrimonio | categoría
Sexualidad y Vida | tema
Autor: Salvador Casadevall | Fuente: Catholic.net
Las seducciones encandilan, pero no alumbran
Las seducciones encandilan, pero no alumbran, y a veces vienen disfrazadas de amor. ¿Qué seducciones nos hacen la guerra?
 
Las seducciones encandilan, pero no alumbran
Las seducciones encandilan, pero no alumbran
El mundo está lleno de seducciones.
¿Qué seducciones nos hacen la guerra?
¿Ya sea a nivel personal, a nivel matrimonial, a nivel familiar?

Debemos buscarlas, debemos descubrirlas y descubriéndolas las podremos combatir.
Porque si no sé lo que me confunde en mi vida, no podré llevar luz a mis actitudes.
Las seducciones encandilan, pero no alumbran.

Son como los focos de un escenario, iluminan la escena, pero no dejan ver el rostro del público.
El actor sabe que están, pero no ve si lloran o ríen.

Igual pasa con las seducciones, nos ofuscan y no nos dejan ver el real rostro de la vida.
Las seducciones nos llevan a no hacer el bien que queremos, si no el mal que no queremos.
El que vive en pareja lucha solo con las seducciones.

El varón y la mujer solos, nunca pueden ser plenamente imagen de lo que es Dios, de lo que creó Dios como matrimonio o como pareja.
Esa imagen de la creación del primer hombre --varón y mujer-- imagen y semejanza de Dios, sé da en el momento de la unión matrimonial de un varón y una mujer.
Cuando se casan son la plena imagen de aquel momento creador del hombre.

Vivir en pareja, haberse ido a vivir en pareja, es haber arrinconado a Dios, es haberle dicho nos arreglamos solos. No te metas con nosotros.
Y como tantas veces en la vida del hombre, Dios calla, se queda en su rincón y espera. Toda nuestra vida es la espera de Dios. Toda nuestra vida es la paciencia de Dios.

Los que viven en matrimonio sacramentado tienen una ayuda especial.
Nosotros lo llamamos nuestro Cristo Nupcial.
Los que hemos decidido insertar en nuestras vidas al Cristo Nupcial, que no es otra cosa que el tan cacareado Sacramento, el camino de la vida está dado por la Gracia de Dios, es decir por la influencia de Dios, con la libertad que cada uno tiene de dejarse influir.

Los caminos de la vida están también influidos por las circunstancias históricas que a cada uno le toca vivir, por las circunstancias de los tiempos y de los lugares en que vivimos.
Esas circunstancias le marcan también al hombre al hacer camino.
¡Que importante es contar con la iluminación de Dios a la hora de hacer camino!

En realidad, Dios puede iluminar a quien quiera. Y también puede iluminar a cualquier pareja que se haya ido a vivir juntos.
En el matrimonio la diferencia está, que no puede dejar de hacerlo, porque esa fue la razón del porque está en el matrimonio.
Claro que no iluminará, si yo no se lo pido.
Cuantos hay que rezan a múltiples santos y vírgenes, y está bien que lo hagan, pero que no le pidan a su Cristo Nupcial es un absurdo.
Porque fue creado para ello.

Claro está, que si no saben que existe, ¿cómo van a rezarle? ¿Cómo van a pedirle algo si no saben que lo tienen?

Es cierto que el amor comienza con un sentimiento y sigue con un sentimiento, pero además es una tarea. Una tarea en la cual la paciencia debe ocupar un lugar predominante.

Hay cantidad de parejas que se van a vivir juntas solamente porque dicen que se quieren. Y está muy bien que se quieran.
Sin el amor nada puede emprenderse y más si lo que quiero hacer es un camino de a dos, que significa empezar a vivir con otra persona.

Pero.....¿y el prepararse para ello? El prepararse para convivir con otro, no queda solamente reducido al querer --si bien es importante--.
Decía Monseñor Antonio Gatti: Somos tan precavidos para cruzar la calle, y tan poco prudentes para cruzar la vida.
Y querer vivir con otra persona es mucho más importante que cruzar una calle. Es quizás el cruce más importante que una persona hace en su vida.

Los que se van a vivir en pareja, quizás son más expresivos en sus afectos y sentimientos.
En nuestra sociedad actual hay mucho afecto y sentimiento a flor de piel, y está bien que lo haya, pero creemos que se quedan en esto.
No vemos que el afecto y sentimiento los lleve a canalizarlos en compromisos reales de vida.

El afecto y el sentimiento no pueden ser un punto final de llegada, sino un ideal, un camino inicial para llevar a cabo una vida hecha en la responsabilidad y en la firmeza del compromiso.

Cualquiera sea el ideal de sociedad que se quiera tener, siempre será necesario reconocer que la familia es el baluarte en la cual se enseñan los valores fundamentales de la vida.
Y para ello se necesita estabilidad, se necesita tiempo, se necesita compromiso, se necesita responsabilidad.

Mencionemos una vez más el recurso especial que tienen los cónyuges: el Cristo Nupcial
A ÉL, no hay que cansarse de recurrir cada vez que lo necesitamos.
No solo en la necesidad de nuestro matrimonio como tal, sino también cuando como matrimonio tengo que dar testimonio de fe, tengo que dar testimonio de mi forma de vivir.

ÉL, el Cristo Nupcial, tiene que ser nuestra ayuda apostólica de manera especial, porque es nuestro, está en nosotros.
Está allí para ayudarnos. Está allí para que lo usemos. Y además sabemos que no nos puede decir NO, a nuestros pedidos de socorro.

Recuerdo que hay un pasaje evangélico en donde los apóstoles están en la barca en medio de una tormenta y no sabiendo más que hacer, se dan cuenta que allí en un rincón está Jesús durmiendo y deciden despertarlo. Jesús no solo calmó la tormenta sino que llevó la barca a buen puerto.
Así hará con tu matrimonio si decides despertarlo, llevará tu matrimonio a buen puerto.

Ahora ya sabes que lo tienes; es hora de despertarlo.
ÉL será el primero en alegrarse de tu descubrimiento.
ÉL será el primero en alegrarse de ser usado.
ÉL será el primero en alegrarse que lo hayas despertado.
ÉL será el primero en alegrarse en dejar de dormir.
Es hora de ponerlo a trabajar. Es hora de usarlo.

Comentarios al autor: salvadorcasadevall@yahoo.com.ar


 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro de Familias Católicas
Mapas Mapa de Familias Católicas
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Familias Católicas
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Miembros de la Comunidad
• Mujer...feliz de ser mujer
• Matrimonio
• Amor y comunicación
• Diferentes etapas
• Sexualidad y Vida
• Más testimonios
• Divorcio/Anulación
• Familia
• Educar a un hijo
• Encíclicas y Documentos para la Familia
• Proyecto Familia
• Curso: Catequesis básica para padres
• Biblioteca familia
• Entretenimiento
Lista de correo
El diario caminar de una familia, es todo un reto que merece de nuestra mejor preparación; para ello esta comunidad ofrece una gran variedad de artículos sobre: matrimonio, comunicación familiar, educación de los hijos, y muchos otros temas.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consejo y asesoría en tus dudas, problemas y dificultades matrimoniales y familiares en general. Especialistas en el área familiar, educativa, legal y médica
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Estudios Universitarios sobre la Familia
• Matrimonios Cristianos
• Interrogantes.net
• Del escritorio de Guillermo Urbizu
• Encuentro Matrimonial Argentina

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
Catequesis Familiar
Te invitamos cada semana a experimentar el amor de Dios, a través de juegos y dinámicas que te permiten ir comprendiendo y haciendo tuya la Palabra de Dios.
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Cuál de las siguientes definiciones corresponde mejor a tu relación con el Espíritu Santo?
Es sólo la respuesta teórica a una pregunta del catecismo: la tercera Persona de la Sma. Trinidad
Es mi Compañero, mi Abogado, el Huésped de mi alma que me acompaña e ilumina siempre
Es un perfecto desconocido para mí
Es algo simbólico, como una paloma o una llama de fuego
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro de Familias Católicas
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: