.
¿Hacia dónde te diriges? — Tu vida, ¿hacia dónde va?
Laicos en la Iglesia /Artículos de interés

Por: Víctor Calle | Fuente: Catholic.net

Toda esta reflexión la realizo haciendo una analogía con la Aplicación de #smartphone #GoogleMaps, la cual sirve para situarse dentro de un mapa; nos muestra el lugar en donde estamos y nos da la posibilidad de elegir hacia dónde queremos ir. Esta aplicación ofrece distintas alternativas de camino para llegar a ese lugar en el que deseamos estar; si vamos en vehículo particular o en transporte público, si vamos a ir en bicicleta o si iremos caminando. También nos muestra diversos lugares que podríamos estar buscando, lo que puede hacer más expedita nuestra búsqueda: cajeros automáticos, centros comerciales, iglesias, museos, etc.

Es importante que podamos tener claro que tú y yo tenemos un #MapaExistencial que hemos recorrido a lo largo de nuestra vida, sin duda hemos hecho #GoogleMaps por las distintas decisiones que hemos tomado, y por los caminos que nos han tocado recorrer. Algunos caminos complejos, otros difíciles, otros con tristeza, pero también con alegrías, triunfos y orgullos. Mas allá de cómo sea tu mapa, es importante saber que no está predeterminado; al contrario, siempre es posible modificarlo y dirigirte a ese objetivo que deseas alcanzar.

Desde la Aplicación #GoogleMaps, presento 4 ideas que pueden ayudar para empezar a encaminarte hacia ese proyecto que tanto anhelas cumplir.

1.- ¿DÓNDE ESTÁS?
Uno abre la aplicación de #GoogleMaps y lo primero que muestra es un punto azul que nos sitúa en el lugar en que estamos. Lo primero que necesitamos saber para descubrir y alcanzar nuestro proyecto de vida es dónde estamos. Nadie puede dirigirse a un lugar si no sabe dónde se encuentra al comenzar. ¡Es imposible! Es como cuando uno es niño y le suelta la mano a su mamá en el centro comercial: no sabe para dónde ir, se siente desorientado, con miedo, solo queda gritar para ver si la mamá aparece a rescatarlo.

Lo mismo sucede cuando uno no sabe dónde se encuentra, si lo que está haciendo en la cotidianidad le produce felicidad o no, si le conduce a su proyecto definitivo o a lo que anhela. Si no sabes dónde estás, solamente te sentirás desorientado y no sabrás a qué lugar debes dirigirte. Lo primero es aclarar dónde estás y las sensaciones que te provoca estar ahí. Te sientes angustiado, sin sentido, frustrado…. Este es tu punto de inicio y desde ahí debes salir.

2.- ¿A DÓNDE VAS?
Si lo primero es preguntarte dónde estás, lo segundo es saber hacia dónde te quieres mover. Esto es desde dónde hoy día estás situado, visualizar tu lugar deseado, ese proyecto de vida que anhelas alcanzar. Ciertamente debe ser algo apasionante, algo que te desafié, algo que te produzca felicidad.

Es importante conocer ese objetivo que nos dará plenitud, buscar el mejor camino y avanzar, ya sabemos que, si nos equivocamos, entonces debemos rehacernos y volver a empezar, pero con la certeza de que vamos en la dirección de lo que realmente nos hará felices.

3.- LA RUTA A ELEGIR
Ya tienes claro dónde estás, cuál es tu proyecto, ahora debes planificar cómo alcanzarlo. Nada se concreta de la noche a la mañana, por lo mismo, es necesario que generes tu ruta de viaje a ese objetivo.

Debes trazar un camino o pequeños objetivos que lo conduzcan a cumplir ese anhelo. Se trata de fijar algo así como una ruta estratégica para alcanzar esas metas. Nada puede estar al azar, debes concentrarte en alcanzar eso que tanto quieres, si es que te da felicidad. El cumplimiento de estas pequeñas metas irá animándote en el camino, fortaleciendo la fe en ti, en quienes te acompañan y en tus propias decisiones; te hará sentir que eres capaz y que Dios está de tu lado.

4.- ¡AVANZAR!
Cuando uno está en #GoogleMaps y ya tiene todo lo anterior, no queda más que pinchar la opción IR. ¿Qué significa esto? ¡Tomar acciones! ¿A dónde voy? ¿Por dónde empiezo? ¡No lo dejes para mañana! Debes actuar para alcanzar tu proyecto.

Probablemente, esta es la parte más difícil de todo el proceso. Aun estando todo claro, todo planificado y organizado, empezar a moverse a veces nos demanda tanta fuerza de voluntad que podemos quedarnos paralizados.

Avanzar es moverse, es actuar en lo concreto para empezar a materializar ese proyecto. Es darle vida a ese plan estratégico, con objetivos específicos. Es presionar el botón IR de #GoogleMaps y empezar a encaminarse hacia esa meta.

A partir de hoy, empieza a trabajar estos puntos. Siempre es posible redireccionar tu #MapaExistencial.

@victorcallet