Menu


Morir por la Patria
Los que se dedican al servicio de la Patria en la vida militar, son servidores de la seguridad y de la libertad de los pueblos.


Por: P. Loring | Fuente: Para Salvarte




11. La Patria debe ser para ti la cosa más grande después de Dios y de la Religión.
Patria no es sólo el territorio en el que se ha nacido. Abarca también un entramado de ideas, historia, tradiciones, costumbres, religión, etc., que identifican la personalidad de un pueblo.
"Para un soldado cristiano el morir por la Patria es un acto sublime de caridad. Si mueres por la Patria en gracia de Dios, tendrás gran mérito y poco purgatorio"(P. Vilariño, S.I.).
La Patria debe ser amada y defendida por los ciudadanos, incluso con la pérdida de la vida104.
"Los que se dedican al servicio de la Patria en la vida militar, son servidores de la seguridad y de la libertad de los pueblos"
105.
"Los poderes públicos atenderán equitativamente el caso de quienes, por motivos de conciencia, rehusan el empleo de las armas. Éstos siguen obligados a servir de otra forma a la comunidad humana"
106.

El amor a la Patria es uno de los amores más puros y más dignos que puedes encerrar en tu pecho. "Cultiven los ciudadanos con magnanimidad y lealtad el amor a la Patria, pero sin estrechez de espíritu, de suerte que miren siempre también por el bien de toda la familia humana"
107.
"El amor a la Patria es legítimo, como es legítimo el amor al hogar y a la propia madre. Es, mejor, una exigencia ineludible de todo corazón bien nacido. El que desprecia a su madre o desprecia a su hogar es un descastado. El que desprecia a su Patria o la injuria es también un mal nacido. El cristianismo prescribe y fomenta el amor a la Patria y lo sobrenaturaliza. El amor ordenado a la Patria es un deber moral para todo cristiano"
108.
Todos debemos esforzarnos por el engrandecimiento de la Patria con nuestro servicio, con nuestra colaboración, con nuestro trabajo y hasta con el sacrificio de la vida, si esto es necesario para defenderla, cuando está en peligro
109.
Nuestros deberes para con la Patria son: amarla, defenderla, cumplir sus leyes y contribuir al bien común
110.
Debemos estar orgullosos de nuestra Patria. De sus cualidades y de sus virtudes. Pero también debemos darnos cuenta de los defectos de nuestra raza, y trabajar para corregirlos; contribuyendo así a su engrandecimiento.
No debemos ser fanáticos nacionalistas creyendo que lo nuestro es siempre lo mejor. Pero tampoco ingenuos admiradores del extranjero, creyéndolo siempre y en todo superior
111.

Para un español católico uno de los mayores valores de nuestra patria es su vinculación con el catolicismo.
Empezó con la conversión del rey Recaredo, en Toledo en el siglo VI.
Durante los siete siglos de la reconquista, lo que aglutinó a los españoles fue la lucha contra el Islam.
Lo que motivó a Isabel la Católica a colaborar en la empresa del Nuevo Mundo fue la cristianización de aquellos infieles, como ella dejó escrito en su testamento.
España hizo un enorme esfuerzo para civilizar Hispanoamérica, mandando allí hombres excepcionales que hubieran hecho aquí una gran labor.
Según Pedro Borges, Profesor de la Universidad Complutense de Madrid, "el nivel de alfabetización al que llegaron muchos guaraníes y aztecas fue superior al de los españoles de Castilla".
Y Julián Marías, miembro de la Real Academia Española, y uno de los pensadores más lúcidos de la actualidad, afirma que las universidades fundadas por España en América fueron muy anteriores a las fundadas en América del Norte.
También se levantaron maravillosas catedrales en Santo Domingo, Méjico, Puebla, Oaxaca, La Habana, Quito, Lima, Arequipa, Cuzco, Santiago, Buenos Aires y muchísimas más.
Pero, sobre todo, el gran exponente representativo de la conciencia cristiana de los españoles fue el mestizaje, típico de Hispanoamérica, nacido del convencimiento de que todos los hombres somos hermanos al ser hijos de Dios
112.
Gracias a España la mitad de los católicos del mundo está en Hispanoamérica.
Lo que movió, principalmente, a Felipe II a intervenir en Europa fue la defensa del catolicismo.
Muchas ciudades y universidades españolas hacían el voto de defender hasta la muerte la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen siglos antes de que Pío IX declararse el dogma en 1854.
Últimamente se habla mucho de las dos Españas: la católica y la anticlerical. Pero la gran mayoría de los españoles tienen un fondo católico.
Hoy se declara católico el 90% de los españoles
113.

Conocida es la actitud de los Testigos de Jehová hacia la Patria y la bandera. Rehúsan hacer el servicio militar porque dicen que no creen en más Patria que la de Dios; niegan saludar a la bandera, porque, según ellos, este saludo constituiría una forma de adoración religiosa...¡Valiente barbaridad!
El saludo a la bandera es un acto de contenido patriótico, que no tiene nada de religioso
114. Para otros, la bandera no significa nada.
La bandera no es un trapo desplegado al viento: es el símbolo de nuestra historia, de nuestras tradiciones, de nuestras virtudes y de nuestros ideales.

104.
DENZINGER: Magisterio de la Iglesia, nº 1936a. Ed. Herder. Barcelona regresar
105. Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2310 regresar
106. Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2311 regresar
107. Concilio Vaticano II:Gaudium et Spes: Constitución sobre la Iglesia en el mundo actual, nº 75 regresar
108. VICENTE ENRIQUE TARANCÓN: La incógnita de la juventud, VII, 3. Ed. P.Y.L.S.A. Madrid regresar
109. Sobre deberes de los ciudadanos para con la Patria, merece leerse lo que dice el P. Royo, O.P. en su Teología Moral para Seglares, tomo 1º, nn. 860-70 regresar
110. Catecismo: Texto Nacional, Tercer Grado, nº 250. Madrid regresar
111. EUSTAQUIO GUERRERO, S.I.: Revista RAZÓN Y FE, 163(II-61)183 regresar
112. JULIÁN MARÍAS: sobre el cristianismo, III, 5. Ed. Planeta-Testimonio. Barcelona. 1997. regresar
113. Diario EL PAÍS, 3-VIII-97, pg.10 regresar
114. JUAN ANTONIO MONROY: Apuntando a la torre, XIII. Ed. Irmayol. Apartado 2001, Madrid. Este libro refuta muy bien los errores de los Testigos de Jehová, y puede servir para que ellos se den cuenta de lo disparatada que es su doctrina. regresar

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |