Menu


Depresión post - parto
Si los sentimientos de depresión o ansiedad continúan por más de tres semanas, se puede estar presentando una condición más seria llamada depresión posparto.


Por: , | Fuente: Medlineplus



El primer mes después de un parto (período de posparto) es un tiempo de grandes cambios para las mujeres. Sus hormonas y el peso se están reajustando rápidamente. Es posible que haya cambios nuevos y estresantes en las relaciones con otros hijos, el padre del bebé, los padres y los suegros; los compañeros de trabajo y los amigos. Por supuesto, el nuevo bebé necesita atención casi constante y alimentación cada 2 horas, ocasionando privación del sueño. Todos estos factores pueden conducir a fluctuaciones en el estado de ánimo durante el posparto.

Si la tristeza sólo dura de 2 a 3 semanas y luego desaparece, comúnmente se le llama "depresión puerperal" y es una reacción natural al estrés experimentada por más de la mitad de las nuevas madres.

Sin embargo, si los sentimientos de depresión o ansiedad continúan por más de tres semanas, se puede estar presentando una condición más seria llamada depresión posparto. Alrededor del 10% de las mujeres experimentan depresión significativa después de un embarazo.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Una mujer tiene mayores probabilidades de experimentar depresión posparto si:

Tuvo trastornos de ansiedad o del estado de ánimo antes del embarazo, incluyendo depresión con un embarazo anterior.

Tiene un familiar cercano que haya experimentado depresión o ansiedad.

Le ocurrió algo particularmente estresante durante el embarazo, incluyendo una enfermedad, muerte o enfermedad de un ser querido, un parto difícil o de emergencia, parto prematuro o una enfermedad o anomalía del bebé.

Es adolescente o tiene más de 30 años.

Se trata de un embarazo no deseado o no planeado.

Actualmente consume alcohol, alucinógenos o fuma (estos también implican riesgos médicos serios para la salud del bebé).

Síntomas

La mayoría de los síntomas son los mismos que en la depresión grave. Además de las fluctuaciones en el estado de ánimo, la mujer se preocupa por el bienestar del bebé, pero la intensidad de esto varía y la preocupación se puede volver delirante. Las mujeres que se deprimen se pueden sentir aisladas y desconectadas de su bebé e, incluso, pueden sentir que podrían hacerle daño.

La presencia de pensamientos intensos y delirantes acerca del bebé son síntomas que necesitan atención inmediata, ya que dichos pensamientos pueden estar acompañados de "alucinaciones psicóticas de órdenes" para matar al bebé o delirio de que el bebé está poseído.


Signos y exámenes

No existe un examen único para diagnosticar la depresión posparto. Algunas veces, la depresión después del embarazo puede estar relacionada con otras condiciones médicas.

El hipotiroidismo, por ejemplo, ocasiona síntomas como fatiga, irritabilidad y depresión, por lo que las mujeres con depresión posparto deben hacerse un examen de sangre con el fin de examinar si hay bajos niveles de las hormonas tiroideas. Esta condición se trata fácilmente con suplementos hormonales. Otra clave para esta condición puede ser el aumento de peso o el hecho de no lograr bajar de peso después del embarazo, a pesar de estar amamantando al bebé.

Dado que la depresión posparto es tan común, hay disponibilidad de cuestionarios de evaluación. Las mujeres que presenten cualquiera de los factores de riesgo o con síntomas de depresión deben pensar en tomar esta prueba para determinar si necesitan tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento para la depresión posparto a menudo incluye medicamentos, terapia o la combinación de ambos. Afortunadamente, se pueden administrar varios medicamentos antidepresivos a las madres lactantes.

Una vez que se diagnostica la depresión, la mujer necesitará un seguimiento meticuloso durante al menos seis meses.


Grupos de apoyo

La participación en grupos de apoyo puede ser valiosa, pero debe ser considerada además de, y no como sustituto de los medicamentos o psicoterapia formal.


Expectativas (pronóstico)

Los medicamentos y la terapia a menudo son efectivos para reducir o eliminar los síntomas.

Aquellas mujeres con hipotiroidismo subyacente se pueden tratar administrándoles hormonas en forma de pastillas. Sin embargo, las dos condiciones, depresión e hipotiroidismo, pueden coexistir y pueden requerir ambas tratamiento.

Complicaciones

Si se deja sin tratamiento, la depresión posparto puede durar meses o años y las complicaciones potenciales de largo plazo son las mismas que en la depresión grave.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe notificar al médico o al pediatra si la tristeza después del embarazo dura más de 3 semanas, especialmente si la persona presenta cualquiera de los síntomas de depresión posparto o tiene cualquiera de los riesgos de padecerla.

La persona no debe tener miedo de buscar ayuda inmediatamente si se siente abrumada y con temor de que pueda hacerle daño al bebé.

Muchas mujeres comienzan a experimentar algunos síntomas de la depresión posparto incluso antes del nacimiento. No hay razón para esperar y "ver si simplemente desaparecen". Esto se debe notificar de inmediato al obstetra o al médico de cabecera.


Prevención

El hecho de tener un buen apoyo social por parte de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo probablemente ayude a reducir la gravedad de la depresión posparto, pero puede que no la prevenga.

Responder a los cuestionarios de evaluación parece ser el mejor método de descubrir tempranamente la depresión y tratarla.

Las mujeres de alto riesgo deben tomar la prueba tanto antes como después del parto y se les debe hacer un seguimiento minucioso con pruebas repetitivas, dependiendo de los síntomas, durante al menos cuatro meses después del parto.

 

Si tienes alguna duda, escribe a nuestros Consultores





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!