Menu


Vida cristiana debe ser respuesta a anhelos de hombre, asegura Arzobispo argentino
La vida cristiana no es alejarnos de lo humano sino vivirlo en toda su plenitud


Por: . | Fuente: ACI



BUENOS AIRES, 05 Mar. 08

El Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, (Argentina), Mons. José María Arancedo, aseguró que "la vida cristiana siempre debe ser una respuesta a los anhelos e ideales del hombre" pues no nos aleja de lo humano sino nos ayuda a "vivirlo en toda su plenitud".

"No tengamos del cristianismo una mirada reducida o solo espiritualista, como si fuera algo ajeno o paralelo a nuestros intereses humanos" pues Jesús no nos pide "que renunciemos a nuestros deseos de plenitud y de alegría, todo lo contrario, él ama nuestra felicidad aquí en esta tierra", señaló el Prelado en un reciente programa radial.

La vida cristiana no es "alejarnos de lo humano sino vivirlo en toda su plenitud; ella nos hace gustar nuestra realidad humana y espiritual en toda su verdad, bondad y belleza. El cristiano es un enamorado del mundo porque es una obra de Dios", aseveró el Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz.

Asimismo, recordó que san Pablo decía a sus contemporáneos que "todo es de ustedes" y "en ese ´todo´ incluía todo, es decir, la vida del amor como el trabajo, la política y el estudio, la amistad como la diversión, todo".

La vida del cristiano incluye "el gusto de trabajar y de aprender, el gozo de servir a quien nos necesite, el contacto con la naturaleza, el entusiasmo de los proyectos comunitarios, el placer de la sexualidad vivida según el Evangelio, y todas las cosas que el Padre nos regala como signos de su amor sincero", afirmó Mons. Arancedo.

Tras asegurar que "el fruto de esta Vida Nueva es la convivencia fraterna, la paz verdadera y esa alegría sincera", el Prelado indicó que muchas las personas se van destruyendo por aceptar "la propuesta de vida como de diversión que les presenta una sociedad cínica, que comercia con la droga y la mentira" y de ante la cual guardamos "un silencio cómplice".

Ante esta situación, el Arzobispo indicó que cabe preguntarse si "existe esa fuente de Vida Nueva que nos permita poner las bases de una cultura del amor y la solidaridad, de la verdad y el respeto por la vida, de la alegría y de la paz".

"Esta Vida existe y es posible encontrarla, su fuente está en Jesucristo, pero en un Jesucristo que no sea solo una idea o una doctrina más, sino una Persona viva", y su mensaje apunta "a ofrecer la posibilidad de un cambio cualitativo y libre en el hombre", concluyó Mons. Arancedo.

 

Si tienes alguna duda, escribe a nuestros Consultores





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!