Menu


Prevención del vacío existencial evitando el consumismo en los niños
La educación basada en el “empacho”, es la base de la desesperanza de hoy en día


Por: Alejandro de Barbieri | Fuente: Logoforo



Se dieron a conocer las nuevas cifras vinculadas al consumo de drogas de los uruguayos. Según estos datos, los uruguayos bebemos más y fumamos menos que hace cinco años. El 25% de los consultados tiene una relación problemática con el alcohol (para que usted lo visualice mejor, más de 250.000 personas). Otro dato que surge es que los psicofármacos se han extendido como si fueran analgésicos dice el informe…

Para mí, no hay “como si”, son analgésicos directamente, calman el dolor, para éso se fabricaron y hay personas que sí los precisan y que son literalmente vitales para ellos
¿Pero qué nos ha pasado como sociedad, qué dolores que antes se resolvían en el seno familiar, o en la escuela y con amigos, ahora no se pueden resolver? Lo que pasó es que ya la familia no puede sostener los dolores que sostenía antes.

Nosotros mismos, cada uno de nosotros no somos los mismos. El pediatra Aldo Naouri, afirma que el niño de hoy ha madurado biológicamente muchísimo, pero ha retrocedido psicológicamente. No es el mismo, es más inmaduro, frágil y dependiente, por lo tanto debemos retomar nuestro rol de padres, del cual hemos claudicado, para volver a reparar el psiquismo dañado y poder dejar para el futuro niños más fuertes que no necesiten de analgésicos, si no cada vez toleraremos menos, y no se dará abasto con los centros para tratamientos para adicciones.

Toda esta introducción tiene como objetivo partir de lo que pasa actualmente para poder trabajar con nuestros niños, para ayudarlos a prevenir adicciones o una “vida de consumo” como dice Z. Baumann.

Vivimos una vida de consumo, desde que el niño nace lo empachamos de cosas, de regalos, de comida, de juguetes ya hechos y no dejamos espacio para el aburrimiento, para el silencio, para la creatividad.

Niños empachados se podría llamar esta columna, por lo tanto nuestra tarea consiste en el “desempacho”, ayudar a que se desempachen. Empacho no es felicidad dice mi amigo y autor especialista en vínculos: Sergio Sinay. Asociar empacho a felicidad, es parte del camino que hace que el niño desarrolle poca o casi nula capacidad para tolerar la frustración.
Cuando éramos niños, en nuestra generación (aclaro que ya pasé los 40…) pedíamos la bicicleta para papa noel y esperábamos todo el año… ESPERÁBAMOS TODO EL AÑO. Esto ya no pasa, los niños no pueden esperar, o el propio padre no puede esperar, que es todavía más grave.

Y así los ejemplos que ustedes conocen y viven a diario, y yo también claro, no nos dan tiempo para esperar cuando ya estamos dándole de empachar al nene.

¿Cuál es el momento más feliz de un perro? ¿Cuando usted está por darle de comer, o cuando le da de comer? ¡Cuando usted le está por dar de comer! Esa es la felicidad! los niños de hoy en día, deberían ser educados por docentes que no les den de comer, sino que “ le estén por dar de comer” durante todo el año. Entonces tendrá al niño “meneando la cola” igual que su mascota durante todo el año, “profe, profe, ¿mañana que vamos a hacer”?

Saber esperar, o como dice nuestro compatriota Drexler “amar la trama y no el desenlace” estamos educados (o entrenados?) para amar el desenlace, con lo cual no podemos disfrutar el camino.

El niño que esperaba la bicicleta todo el año, tenía un sentido, un motivo por el cual llevarse bien con su hermano y estudiar para tener buenas notas para fin de año. ¡¡Tenía una esperanza!!

La educación basada en el “empacho”, es la base de la desesperanza de hoy en día, por lo tanto se expresa en el vacío existencial. Luego, cuando llegan a la adolescencia e incluso a la adultez joven, no saben qué quieren, porque no saben quiénes son ni a dónde van. Están desorientados. Necesitan “desempacharse”, para volver a desear.

El “empacho” incapacita para desear, para caminar y para tolerar las frustraciones que se presentan en nuestro caminar.

 

Si tienes alguna duda, escribe a nuestros Consultores

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!