Menu



Cine

“Hermano Oso”
Cuando se ve este film de animación, los espectadores- mayores y pequeños- disfrutan mucho por varios motivos.


Por: Felipe Santos | Fuente: www.buzoncatolico.com




Dirección: Aarón Blaise y Robert Walker. Guión: Steve Bencin, Lorne Cameron. Género: Animación. Música: Phil Robins y Mark Mancina Intérpretes: Roger Isasi-Isasmendi, Ramón Salvat, José Sánchez Mota, Josema Yuste, Claudio Serrano, Marta Martorell y Joan Crosas.


Cuando se ve este film de animación, los espectadores- mayores y pequeños- disfrutan mucho por varios motivos.

En primer lugar porque la naturaleza en la que tiene lugar la acción es de una belleza increíble.

No sabe uno a dónde dirigir la vista: si a la historia del niño transformado en oso, sus hermanos, el lobezno, o bien quedarse extasiado contemplando los lindos paisajes.

El guión- pensando en los menores- se ha detenido con finura, limpieza y elegancia en el estudio de este niño, sus aventuras iniciáticas y, por encima de todo en los valores que tanto aman los niños/as: el valor, el honor y el lento descubrimiento de sus respectivas personalidades.

La vida de Kinai, cuando menos se lo podía esperar, sufre un cambio radical al verse cambiado en un oso, un animal al que le tiene poca simpatía. Pero con el conjuro de los Espíritus que abundan en el bosque, se siente atraído por un lobezno con el que va a contraer una amistad fiel.

Según los Espíritus, si quiere llegar a ser lo que era antes, debe escalar la luz que hay en lo alto de la montaña. A partir de este instante, la narración va combinando su vida personal con una serie de peripecias que, bien filmadas y mejor interpretadas, consiguen que la atención no se pierda nunca gracias al suspense y al desarrollo de la propia historia.

Mediante estas acciones, Kinai toma conciencia de sí mismo en los diversos avatares por los que tiene que pasar una y otra vez. La aventura peligrosa bien merece la pena con tal de que puede conseguir su objetivo.

La historia, por otra parte, se sitúa en un tiempo lejano, más o menos de hace 10.000 años, en un mundo idealizado por la fantasía de los creadores de los preciosos dibujos y la manera original de su misma animación.

La banda sonora ayuda mucho a recrearse ante esta narración digna de verse por su atractivo artístico y por la perfecta manera de iluminar la imaginación de los peques con historias tan limpias y luminosas como sus ojos.






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!