Menu


La fundación Culture of Life y la reconstrucción de nuestra sociedad
La omnipresente cultura de muerte nos rodea cotidianamente, pero cada vez más y más personas y organizaciones surgen decididas para hacerle frente


Por: Colin Mason | Fuente: Population Research Institute



Los electores no pueden votar por un candidato que demuestra una moral funesta simplemente para alcanzar sus estrechos intereses o preferencias partidarias

Con la reciente celebración del 40avo Aniversario de la Carta Encíclica  Humanae Vitae del Sumo Pontífice Pablo VI, cabe destacar la fuerza y  valentía del movimiento pro-vida en los Estados Unidos.  Es cierto, la omnipresente cultura de muerte nos rodea cotidianamente.  Pero cada vez más y más personas y organizaciones surgen decididas para hacerle frente.  Y mientras la cultura de muerte aletarga a quienes participan de ella, los hombres y mujeres que se levantan a combatirla se vuelven más maduros, sofisticados y eficaces en sus planes de batalla. 

Entre estos luchadores y a la cabeza de esta refriega, está Culture of Life Foundation (Fundación Cultura de Vida) con un director ejecutivo nuevo y una misión mucho más amplia.

En noviembre de 2007, Culture of Life Foundation designó a Jennifer Kimball como nueva directora ejecutiva.  Kimball obtuvo su licenciatura en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma. Tiene experiencia de haber trabajado en Naciones Unidas y en organizaciones humanitarias. En una entrevista con Population Research Institute, Kimball dijo que su experiencia le había permitido ver cómo muchos de estos programas no tenían un cabal entendimiento de la persona humana, y cómo muchos en nuestra sociedad somos esencialmente incapaces de expresar humanidad.
 
Kimball indica que precisamente fue ésto lo que la animó a estudiar bioética, y la llevó luego a detentar el actual cargo de directora ejecutiva de Culture of Life Foundation.

Culture of Life Foundation todavía mantiene la misma misión académica desde su fundación en 1997, nos asegura Kimball. Instituida con la bendición de Juan Pablo II y nacida de su último deseo de una mayor participación de los laicos, Culture of Life Foundation viene del deseo expreso del Papa de combatir a la cultura de muerte.  El principal propósito de la Fundación, por muchos años, fue educar a los políticos en los temas de la vida e influir en sus decisiones ayudándolos a entender la sacralidad de su trabajo.

La Fundación ostenta algunas victorias muy significativas en estas áreas.  Por ejemplo, realizaron estudios de investigación sobre células madre con diligencia e informaron a los políticos que la investigación de células madre con embriones no era posible sin la destrucción de vidas humanas.  Su trabajo, dice Kimball, permitió que el Presidente Bush hiciera un llamado para encontrar  fuentes alternas de células madres y aumentar la conciencia del gobierno con relación a la ética de esta investigación.

Hoy, Jeniffer Kimball está expandiendo los alcances de la Fundación y ampliando su núcleo de interés.  Para ella, la misión ahora es doble: “debate académicos y promover la comprensión” de los asuntos entre los laicos. Ella dice que los políticos ya han madurado su entendimiento de la bioética y puntualiza que “ahora es tiempo de dirigir la vasta riqueza académica de la Fundación hacia la gente que realmente necesita de este mensaje: los votantes de la calle”.

También indica que la meta de Culture of Life Foundation es enfrentar “aquellos temas principales que permanecen de alguna forma enigmáticos para muchos de nosotros. Podemos abordar algunos, investigar, responder desde nuestra perspectiva y ofrecer esto a nuestros políticos. Pero al mismo tiempo, debemos recoger nuestros aportes y presentarlos de tal forma que el público en general pueda entender.”

Esto se realiza, fundamentalmente, por medio de “e-briefs,” (“e-resúmenes”), de temas de bioética muy importantes cuidadosamente redactados en el lenguaje que el gran público pueda entender.  Estos resúmenes salen dos veces a la semana y trata  de los “4 pilares” concernientes a la cultura.  “Estos 4 pilares” dice Kimball, “son: la vida, la sexualidad del hombre, la familia y la bioética. Y nuestros resúmenes son producidos por científicos y académicos, y cada tema es presentado en un formato de más o menos unas 1100 a 1200 palabras.

La Fundación no invierte mucho en tácticas políticas y maniobras. Esto es trabajo de otras organizaciones.  Mejor dicho, Culture of Life Foundation enfoca su misión en  “cambiar mentes y corazones”, informando a la gente de lo esencial de temas éticos.  Al final, es la gente común la que necesita ser informada y cambiar sus ideas.  Y es lo que, finalmente, cambiará la cultura de muerte.

 “Estamos llevando estos asuntos al público,” dice Kimball.  “No es suficiente informar a los políticos solamente y para llegar al público debemos usar medios como radio, televisión, e-mails, conferencias y eventos públicos, pequeñas cadenas de transmisión e incluso hasta las bancas de las iglesias.

Population Research Institute apoya el trabajo de Culture of Life Foundation, y le deseamos mucho éxito a Jennifer Kimball en su esfuerzo de informar a la gente común en temas de bioética.

Preguntas o comentarios al autor
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |