Menu





La experiencia sueca en educación sexual
Suecia nos presenta un panorama claro de las trágicas consecuencias que trae a la juventud de un país la promoción de la sexualidad desligada de la moral


Por: Mtra Carmen Vargas |



“Cuando vemos lo que ocurre en la vida sexual de la juventud americana, concluimos que es muy dudoso que la educación sexual que hemos impartido, sea de algún modo benéfica” William J. Bennet. Secretario de Educación de EUA

El 30 de marzo de 1933 en Estocolmo, Suecia, se fundó la RFSU (Asociación Sueca para la Educación Sexual), cuyo programa inicial de trabajo pugnaba por seis objetivos:

1. La introducción de cursos de educación sexual en todas las escuelas.

2. Distribución masiva y gratuita de anticonceptivos.

3. Establecimiento de consultorios, campamentos y unidades móviles para la instrucción sexual y anticonceptiva de la población.

4. Legalización y completa despenalización del aborto, así como servicios gratuitos de esterilización y aborto a quien lo solicite.

5. Revisión de la legislación vigente en materia de las diferentes variaciones en la expresión de la conducta sexual (p.e. homosexualismo)

6. Asignación de un presupuesto para la investigación y ejecución de campañas de instrucción sexual y anticonceptiva.

1938 Nueva ley permite anticonceptivos y aborto, derogando las anteriores; reglamenta la distribución de aquellos y condiciona la práctica de este.

1942 Se establece la educación sexual voluntaria (a juicio de los padres de alumnos) en las escuelas primarias.

1944 Se legaliza la relación homosexual.

1946 Droguerías y farmacias están obligadas a vender anticonceptivos.

1950 Se designa un comité para estudiar nueva legislación sobre el aborto.

1952 Fundación de la IPPF –Federación Internacional para la Paternidad Planificada-, con sede en Nueva York, para exportar la Revolución Sexual.

1955 La educación sexual escolar se hace obligatoria desde la escuela primaria.

1959 Programa “anticonceptivos al alcance de todos”, mediante máquinas expendedoras en todo el país.

1964 Se crea una nueva comisión para promover la instrucción sexual.

1965 Reformas a la ley del aborto, disminuyendo las condiciones para efectuarlo.

1968 El gobierno central y las autoridades locales comienzan a subsidiar las actividades de la RFSU (Asociación Sueca para la Educación Sexual).

1970 Ciertas enfermedades venéreas (en especial la gonorrea) alcanzan niveles de epidemia. Se inicia intensa campaña para el uso del preservativo.

1972 Se establecen clínicas para la atención a mujeres y menores víctimas de violación y para la orientación sexual de la juventud.

1973 El Parlamento declara legal la cohabitación homosexual como “derecho humano”.

1975 Completa despenalización del aborto: se proporciona de manera gratuita hasta las 18 semanas de embarazo.

1976 Esterilización legal gratuita a mayores de 25 años de edad.

1977 Se introduce un nuevo “Manual para maestros de Educación Sexual”, con nuevos enfoques más favorables a la relación sexual incestuosa, masturbación solitaria o compartida y experiencias homosexuales.

1978 La edad mínima para considerar legal una relación homosexual se disminuye de los 18 a los 15 años.

1979 El Departamento Nacional de Salud e Higiene de Suecia, suprime el homosexualismo de la lista de disturbios mentales y anormalidades sexuales; se considera ahora una “preferencia conductual”.

1980 Se promulga la ley de Igualdad Laboral para Hombres y Mujeres, reconocimiento implícito del fracaso de la Revolución Sexual y Liberación Femenina en ese importante aspecto.

1981 La RFSU dice apoyar la Acción Nacional contra la Pornografía, la prostitución y los “sex club” que afectan al país.

1983 El gobierno rechaza la petición de la RFSU de conceder registro matrimonial a las parejas homosexuales.

1985 Un reporte gubernamental expresa la preocupación y desilusión respecto a la “liberación sexual de las últimas décadas, tan desprovista de amor como la sexualidad de las épocas puritanas”.

1986 El Parlamento estudia las objeciones y propuestas gubernamentales en torno a la ineficacia de querer evitar el SIDA con preservativos y sin considerar la necesidad de inducir cambios en “conductas de vida que implican graves riesgos...”

1987 El gobierno declara ilegales los clubes y organizaciones que “estimulan el contacto sexual”.

1988 Nuevo Manual para la Educación Sexual en las Escuelas, dirigido a los maestros, con normas, recomendaciones y consideraciones diametralmente opuestas a las de la RFSU y a las que la IPPF propone para México.

Entre las normas que el nuevo manual sueco establece, destacan las siguientes:

1. La mejor solución (al problema de la educación sexual) sería que los niños recibieran esta instrucción en su hogar, impartida por sus padres.

2. La congruencia y cooperación entre el hogar y la escuela, es lo único que puede asegurar el éxito pedagógico de esta instrucción.

3. Los principios que deben inspirar la iniciación en el conocimiento de la vida sexual son, antes que nada el respeto hacia ella, y en segundo lugar, el deseo de ayudar a los jóvenes.

4. Las lecciones deberán impartirse con tacto, sensibilidad y sensatez, adaptando la enseñanza al grado de desarrollo del alumno.

5. Ha de lograrse el equilibrio en los diversos aspectos de esta instrucción; si solo se explicara el aspecto biológico y médico..., los niños recibirán una imagen parcial y deformad de lo que es el sexo.

6. El pudor natural debe protegerse como una valiosa defensa. Es un error querer ser demasiado franco y pretender “liberar” a niños y jóvenes de ese sentimiento natural, como si fuese una inhibición innecesaria, ya que el pudor es una protección contra experiencias para las que no están (aún) maduros.

7. Esta instrucción deberá aspirar a mostrar qué actos no son moralmente deseables, por lo que no pueden aceptarse como normas de comportamiento.

8. El elemento moral de la instrucción sexual, deberá resaltar la tensión antagónica entre las tendencias internas del individuo, demostrando la necesidad de controlar el impulso sexual mediante la fuerza de voluntad y la autodisciplina.

9. Debe sostenerse que la continencia durante la adolesce4ncia es el único comportamiento que la escuela puede recomendar con buena conciencia. Sólo la continencia da al individuo las mejores garantías para una vida feliz más tarde.

10. La mejor forma de plantear la cuestión sexual es considerándola objetivamente a la luz, tanto de la biología como de las convicciones religiosas.

Como usted verá, estas diez recomendaciones podrían estar suscritas por las hermanas paulinas, los hermanos de las escuelas cristianas o cualquier otra congregación católica dedicada a la educación. De hecho es lo que han sostenido antes y después de la Revolución Sexual Sueca. Es reconfortante que un gobierno oficialmente social-demócrata, laico, progresista y no-católico, después de medio siglo de experimentaciones desafortunadas, llegue a tal conclusión.

Si observa usted con cuidado la cronología de la Revolución Sexual Sueca, notará claramente dos etapas distintas:

1. De 1938 a 1979, en la que se fueron alcanzando una tras otra, las finalidades “liberadoras” que en 1933 se había propuesto la RFSU.

2. De 1980 a 1988 en que el gobierno y aún el Parlamento, comenzaron a dar marcha atrás con indicios de una verdadera contrarreforma sexual.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!