Menu


El botafumeiro de la catedral de Santiago
El botafumeiro sólo se puede admirar en la catedral en las misas solemnes


Por: Varios | Fuente: wikipedia



El botafumeiro es uno de los símbolos más conocidos y populares de la Catedral de Santiago de Compostela, España. Se trata de un enorme incensario. Su exhibición cuesta alrededor de 300 €, importe que pagarán algunos peregrinos a su llegada a la Catedral, en caso de estar interesados.

El botafumeiro sólo se puede admirar en la catedral en las misas solemnes. El resto de los días es sustituido por otro incensario conocido como La Alcachofa, que también está realizado en metal blanco.

El origen del botafumeiro se sitúa en 1554. Fue construido gracias a una ofrenda del rey Luis XI de Francia. El original estaba elaborado en plata y fue robado por las tropas francesas en 1809 durante la Guerra de la Independencia. El incensario tuvo que ser sustituido por otro más moderno y menos ostentoso. De la plata se pasó al latón plateado.

Al igual que otros incensarios de las iglesias, el botafumeiro tiene un origen litúrgico. Sin embargo, este es especialmente grande debido al gran número de peregrinos que llegan a Santiago, pesa unos 50 kilos y mide metro y medio de altura.

Hay que pensar que la Catedral de Santiago como todas las de peregrinación permitía a los peregrinos dormir en el interior lo que provocaba un olor muy desagradable de ahí la necesidad de tener un incensario tan grande.
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |