Menu


Foro Ético Mundial
Ante el proceso de globalización es necesario afirmar una posición ética, de principios universales indispensables para orientar y conducir


Por: Ma. Teresa Guevara de Urrutia | Fuente: Yo Influyo



Antecedentes

Actualmente, parecería que en el proceso de la globalización hay un sólo camino representado por la propuesta “neoliberal”. Frente a éste, asimismo, se ha plantado recientemente como la “única” opción contraria posible el fenómeno “neopopulista” también conocido como “globalifóbico-altermundista”.

Sin embargo, ante esta aparente “biglobalidad” presentada como una disyuntiva, es necesario afirmar una posición ética, de principios universales indispensables para orientar y conducir, con un sentido de humanismo trascendente, la economía, la política y la cultura.

Así como existe desde hace 35 años el “Foro Económico Mundial” en Davos, Suiza (realizado una vez en Nueva York) y, más recientemente desde hace cinco años el “Foro Social Mundial” en Porto Alegre, Brasil (efectuado una vez en Bombay), reuniones ambas que intentan marcar, por un lado, la ruta del desarrollo con un cierto enfoque “reduccionista y economicista” y, por el otro, el llamado “socialismo alternativo”, audazmente presentado como “el nuevo socialismo del siglo XXI”, se plantea ahora por primera vez en México y como un referente distinto, el “Foro Ético Mundial”. En éste se presenta una propuesta de principios y valores universales, inherentes a toda cultura, sistema social o creencia, que logre romper la falsa disyuntiva de la mencionada “biglobalidad” actual.

Mas, no se trata de una especie de “tercera vía”, como ocurrió con la pretendida síntesis dialéctica de los “no alineados” o la conocida tesis de la “convergencia” de los dos modelos antagónicos durante la Guerra Fría; tampoco tiene que ver con la seducción actual de otras síntesis de semejante naturaleza dialéctica, cual es la propuesta de la “sociodemocracia global”, que deriva a pasos acelerados hacia una “socialtecnocracia global”.

Se trata de un acontecimiento que es propuesta de identidad cristiana, no confesional ni eclesiástica, de laicos que pretenden ofrecer un testimonio eficaz, lo que no implica una posición de antagonismo con lo que actualmente existe. Se pretende, más bien, una presencia, orientación clara, vigorosa, viva y actuante, abierta al diálogo con posturas que de buena fe se hayan configurado en otras latitudes, culturas, sistemas, organizaciones y posiciones políticas o ideológicas.

Definición

El Foro Ético Mundial (FEM) es un encuentro político universal en el que se expondrán, dialogarán y reflexionarán problemas genéricos (temáticas propuestas) a la luz de principios éticos comunes que se derivan de la dignidad de la persona humana y su destino trascendente; asimismo, servirán para hacer una propuesta clara, atractiva y universal generando adhesión, compromiso y práctica eficaz de tales principios en medio de la comunidad humana.

Lema

Su lema es: “VERITAS LIBERAVIT VOS”

Visión

Los principios sobre los que descansa la propuesta son los de la Doctrina Social de la Iglesia, entre los que destacan: Dignidad, Justicia, Libertad, Responsabilidad, Solidaridad, Subsidiariedad y Bien Común.

El propósito es generar el ‘despertar’ de un ‘movimiento’ lo más amplio y universal posible de personas, organizaciones, comunidades, de distintas culturas, razas, filosofías… pero que comparten el principio esencial sobre la centralidad de la dignidad de la persona humana y su destino trascendente. Este despertar será propiciado por la señal clara e inequívoca del mensaje y la propuesta central (identidad clara).

Los principios éticos son inherentes a la persona humana, por tanto, están allí, en el fondo del corazón humano… el proceso de búsqueda y descubrimiento es arduo y, en él, se empeña el sentido de vida a nivel personal, comunitario, social y mundial.

Son principios que norman la conducta de los seres humanos y lo orientan hacia el bien… son principios familiares y queridos porque corresponden con la búsqueda más profunda del corazón humano.

En cierto sentido, dado que los principios no son siempre evidentes, ni están en la superficie -implican un camino de madurez de la persona y de la sociedad-, son pequeños ‘como el grano de mostaza’, son ‘invisibles a los ojos’ (Saint d’Exupery, en El Principito)… y corresponden a la presencia de Dios en medio de nosotros; presencia que es, siguiendo al profeta, una brisa que refresca.

Los principios que norman el corazón del hombre son universales, rectos, limpios, alegres, puros, estables, verdaderos, justos y preciosos.

Fundamentos

Será la culminación de cinco foros locales -los llamaremos “módulos”- a realizarse en diez distintas poblaciones mexicanas, que posean un perfil físico, arquitectónico, histórico y cultural con identidad nacional, tales como Cuernavaca, Guadalajara, Guanajuato, Puebla de los Angeles y Santiago de Querétaro.

Los “módulos” abordarán, cada uno, temas particulares:
01.-“Política y Participación”
02.-“Familia y Vida”
03.-“Juventud y Retos del Futuro”
04.-“Educación, Cultura y Ecología”
05.-“Medios de Comunicación Social y Esparcimiento”

Para cada temática será invitado un equipo de ponentes encabezados por una figura internacional, de referencia inequívoca. Cada “módulo” reunirá de trescientas a mil personas, según capacidad y temáticas. Sesionarán desde la mañana del viernes 27 hasta la tarde del sábado 28, reservando un tiempo, al final, para plasmar las conclusiones.

Producto final

Las conclusiones de cada módulo temático local, integrarán un “decálogo ético” que será presentado en la Sesión Magna de clausura el domingo 29 por la mañana, en la ciudad de México, en el Hotel Fiesta Americana (Reforma 80) de 10:00 a 13:00 hrs.

Una manera de representar la universalidad, la profundidad, la diversidad y organicidad del FEM es a través de la metáfora del corazón humano que se abre y se desenvuelve como una flor ante los principios que fructifican en la realidad de su propia realización.

El proceso del crecimiento de lo que impulsa el corazón es natural, paulatino, sencillo y gradual, pero firme, claro y seguro… es alegre, se va abriendo a la vida y se hace público… es un proceso de desenvolvimiento, pues la riqueza del corazón se externa y genera frutos ya que “de la abundancia del corazón habla la boca”, y “por sus frutos los conoceréis”. El corazón flor, es una figura del corazón humano cuando es guiado por los principios; es una forma de expresar el ‘corazón de carne’, en contraposición al ‘corazón de piedra’.

Colaboración: Federico Müggenburg y CEPOS.

Edición: Ma. Teresa Guevara de Urrutia.


 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |