Menu


Entrevista realizada a Federico Müggenburg acerca del Foro Ético Mundial
El gran propósito del foro es introducir los principios éticos para normar las acciones y para defender instituciones y personas que están siendo afectadas por la “cultura de la muerte”


Por: Ma. Teresa Guevara de Urrutia | Fuente: Yo Influyo



¿Cómo surge la idea de realizar el Foro Ético Mundial, quién lo convoca, tiene participantes internacionales como el Foro de Davos y el de Porto Alegre?

El proceso de la globalización se está manifestando en términos muy controvertidos, que están creando una gran confusión por la insatisfacción que ha producido el planteamiento que se expresa en el “foro económico mundial de Davos” que algunos califican con el nombre de “neoliberal” y la reciente configuración de un “foro social mundial de Porto Alegre” que ha adoptado una propuesta llamada “socialismo alternativo” que otros tipifican como “el nuevo socialismo del siglo XXI”.

Esta expresión que podría describirse como falsa disyuntiva biglobal, ya tuvo un precedente durante la Guerra Fría, cuando había también la falsa disyuntiva de un mundo bipolar. O el modelo de Washington o el modelo de Moscú. Ahora nos presentan o el modelo de Davos o el modelo de Porto Alegre. Por supuesto que no pretendemos hacer algo semejante a los foros antes mencionados. Partimos de una concepción diferente.

Tomando la enseñanza histórica de Konrad Adenauer, Alcides de Gasperi y Robert Shuman que en el año 1957 en plena Guerra Fría propusieron un proyecto diferente basado en principios éticos, que fue conocido como el “Tratado de Roma” y sirvió para reconstruir y reconciliar a Europa y hacerla próspera, es que ahora una red de amigos y de instituciones hemos considerado la conveniencia de volver a plantear la ética como elemento indispensable de referencia para el proceso de la globalización.

Los convocantes somos redes de amigos y de instituciones de diversos países que hemos llegado a la conclusión de que ahora es la oportunidad para presentar esta propuesta, por supuesto que asistirán participantes de diversos países de América y de Europa, esperamos para otras etapas posteriores a los de Asia y Africa.

¿Por qué se propone la ética como tema central?

Considerando que la ética es el conjunto de principios y reglas que regulan el comportamiento y las relaciones entre los seres humanos, mismos que se encuentran inscritos en el corazón humano, pensamos que así se resuelve el problema de las visiones “reduccionistas” o “ideologizadas” que parecen estar respectivamente en el fondo de los planteamiento de Davos y de Porto Alegre. Creemos que los principios y los valores que la ética contiene, identificados en la dignidad de la persona humana y en su destino trascendente, en los binomios de libertad con responsabilidad, solidaridad y subsidiariedad, justicia y equidad, que desembocan en el bien común, son las notas que responden ante este reto y esta oportunidad de reconducir, el hecho constatado de la globalización.

¿Cómo se decidieron los diferentes temas que abarcará el foro?

De acuerdo con la identificación de los temas más lacerantes y más controvertidos que se generan en el gran proceso de la globalización. Temas como la política, la familia y la vida, la juventud, la educación, la cultura y los medios masivos de comunicación principalmente y los temas de la justicia, las migraciones, la mujer, la seguridad, el terrorismo y la paz social son otros tantos temas importantes.

¿Cómo se busca hacer vida en sociedad a todas las reflexiones de la ética que se expondrán en los foros?

El gran propósito del foro es introducir los principios éticos para normar las acciones que evidentemente se van a desarrollar para defender instituciones y personas que están siendo afectadas por las acciones de gobiernos nacionales e instituciones multinacionales, que al imponer la llamada “cultura de la muerte” y la “dictadura del relativismo”, afectan la dignidad de las personas, pongo por ejemplo el proceso de degradación y destrucción de la familia y de la sistemática violación de la dignidad de los jóvenes. La manipulación de los medios masivos de comunicación, la sustitución de la educación por una simple instrucción y de la política como una lucha de poder por el poder bajo los esquemas maquiavélicos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |