Menu


Ateneo Regina Apostolorum confiere doctorado «honoris causa» a cardenal Sgreccia
El cardenal Sgreccia ha sido uno de los pioneros a nivel mundial en el ámbito de la bioética, no sólo dentro de la Iglesia, y las motivaciones de su trabajo e investigación, nacidas de su amor a la Iglesia


Por: Jorge Enrique Mújica | Fuente: Alfa Omega



En el contexto del día dedicado al aniversario de la fundación del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, la facultad de bioética confirió su primer doctorado «honoris causa» al cardenal Elio Sgreccia, presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida. En el acto estuvieron presentes el director general de los Legionarios de Cristo, padre Álvaro Corcuera, L.C., Gran Canciller del Ateneo; el padre Pedro Barrajón, L.C., Rector Magnífico; el padre Víctor Pajares, L.C., decano de la facultad de bioética; autoridades eclesiásticas, civiles, académicas y militares italianas.

En el discurso de bienvenida el padre Álvaro mencionó que «Estamos viviendo un momento histórico que nos pone delante de tantos retos, de modo particular, en el campo de la bioética. En tantas naciones, de hecho, están vivos los debates sobre cuestiones inherentes al respeto de la vida humana y de su dignidad. En el panorama italiano, políticos, periodistas, docentes, médicos, juristas y otros exponentes de las variadas esferas culturales han hecho y hacen sentir su voz sobre este tema. En este campo primario y crucial de la bioética emerge una figura, podríamos decir, histórica, en la comunidad científica y eclesial, la de Su Eminencia Reverencia Cardenal Elio Sgreccia. A Usted, Eminencia, la facultad de bioética le este conferirá el doctorado «honoris causa». Una gema cultural que se agrega a su prestigiosa carrera académica y extraordinaria vida pastoral. Usted ha sido un investigador y un docente de altísimo nivel, uno de los mayores biotecistas a nivel internacional. Pero, sobre todo, Usted ha sido un hombre de Iglesia, un pastor que la ha amado y servido con admirable celo y dedicación. Y por esto queremos agradecerle».

El padre Gonzalo Miranda, L.C., durante la «laudatio». El padre Gonzalo fue decano de la facultad de bioética, la primera en todo el mundo, durante los primeros años de la misma facultad.

Durante la «laudatio», pronunciada por el padre Gonzalo Miranda, L.C., se recordó que el cardenal Sgreccia ha sido uno de los pioneros a nivel mundial en el ámbito de la bioética. Posteriormente se enunció la influencia positiva del pensamiento de Su Eminencia, no sólo dentro de la Iglesia, y las motivaciones de su trabajo e investigación, nacidas de su amor a la Iglesia y de su condición consagrada.

En su «lectio magistralis», el cardenal Sgreccia dijo que se sentía la «cabeza de muchos hijos pues he encontrado pronto una secuela de colegas, corresponsables y discípulos, sobre todo en dos instituciones: la facultad de medicina de la Universidad Católica y la congregación de los Legionarios de Cristo, además de otras muchas instituciones que han colaborado en la elaboración y difusión de esta disciplina». Su Eminencia agradeció el papel del padre Gonzalo Miranda, L.C., entre tantos otros colaboradores y maestros, el apoyo a su trabajo e investigación.

El cardenal Elio Sgreccia instituyó en 1985 el Centro de Bioética en la Universidad Católica de Roma. En 1992 erigió el Instituto de Bioética en la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica de Roma. En enero de 1993 fue consagrado obispo. Ha publicado cerca de 400 escritos en revistas italianas y del extranjero bajo esta temática. En su currículum destaca también la publicación, en 1986, de su primer manual de bioética, un texto fundamental traducido a varios idiomas. El Card. Elio Sgreccia ha sido miembro del Comité Nacional para la Bioética (Italia), y desde 2004, presidente de la Fundación «Ut vitam habeant» y de la Asociación «Donum vitae». Forma parte del equipo directivo de la revista «Medicina y Moral» y es miembro del Consejo Científico de la facultad de bioética del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. Como se mencionó ya, también es presidente emérito de la Academia Pontificia para la Vida en la que trabajó gran parte de su vida, con investigaciones sobre el personalismo fundado en bases ontológicas. Fue creado cardenal por el Papa Benedicto XVI en el consistorio de noviembre de 2010.

Si te interesa ver el video de la ceremonia click aqui.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |