Menu



Cine

Trileros
Hay directores que no aspiran a gran fama internacional. Se contentan con hacer un cine cercano al pueblo sencillo; un cine que todo el mundo comprenda; un cine que a todos agrade y le s ayude a pasar un buen rato en plan cómico sin muchas rarezas de esti


Por: Felipe Santos | Fuente: www.buzoncatolico.com



Dirección: Antonio del Real. Guión: El mismo. Fotografía: Hans Burman. Intérpretes: Juanjo Puigcorbé, Juan Echanove, Esther Cañadas, Pepe sancho, Mariola Fuentes, Antonio Gamwro, Enrique Villén.


Hay directores que no aspiran a gran fama internacional. Se contentan con hacer un cine cercano al pueblo sencillo; un cine que todo el mundo comprenda; un cine que a todos agrade y le s ayude a pasar un buen rato en plan cómico sin muchas rarezas de estilo, sino yendo a la clave de la historia.

Si algo distingue al realizador español es que no anhela alejarse de los parámetros que le hagan participar, más o menos, de las realidades y de los problemas que afectan a la gente de nuestros días.

No tiene muy en cuenta de ir a no a festivales para ver el veredicto que le tributan los críticos o los tribunales del Séptimo Arte. El pasa olímpicamente de estas realidades para, afincarse de lleno, en lo que más le place y le gusta: comunicarse con la gente pueblerina.

La narrativa de su historia se centra en dos perdedores natos y proletarios. Perdedores pero con un grado de simpatía, picaría y sátira que hace las delicias de los espectadores.

Es la clásica película que tiene como escenografía la carretera. En ella, dando vueltas y paradas en menos nadie se lo espera, van estos dos pícaros acompañados por una prostituta de lujo. Ella, a pesar de su oificio- tan antiguo como la misma humanidad- se le ve dotada de un gran corazón compasivo, tierno y amante de quienes lo pasan mal.

En contrapunto, el guión ha colocado a un ser histriónico, algo loco pero al que, sin embargo, no le falta tampoco su veta de ternura y amabilidad en los momentos claves por los que pasa el ser humano en su devenir por la historia.

Los dos hombres que protagonizan la historia son una prueba fehaciente de todo el dolor y el sufrimiento que atenaza a la vida de los humanos en las circunstancias más ordinarias o insólitas.

La actriz, premio de belleza español, se la ve y se las desea ante sus dos compañeros- habituados ya a muchos papeles de interpretación en el cine- pero que, gracias a su desenvoltura a y a su belleza, su papel no deja nada que desear respecto al de sus compañeros de reparto. Ciertamente que pesa más su belleza física que sus dotes artísticas, pero, en fin, no desmerece en nada de su interpretación ante las cámaras.

Los demás actores, amigos del director, mantienen su tipo en sus cortos papeles. La ambientación, la banda sonora y los demás elementos del lenguaje se adecuan bien para las pocas exigencias narrativas y de guión que se propone el realizador.

En síntesis, un film hecho para el pueblo y con una diafanidad total en su comprensión y en su estilo. Nada vulgar pero sí interesante para el gran públco.




 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!