Menu


Vida desprotegida
Un cientifismo desbocado y sin ética considera avance y progreso lo que es un principio de deshumanización.


Por: Luferni | Fuente: Catholic net




Un cientifismo desbocado y sin ética considera avance y progreso lo que es un principio de deshumanización.

Mayor protección requiere la vida cuando es inocente e indefensa cuando está en el período incipiente de la gestación.

La ciencia ha comprobado la individualidad del niño por nacer. Tiene su identidad genética. No es una parte del cuerpo de la madre.
Científicos del Cornell University´s Centre for Reproductive Medicine and Infertility de Nueva York han creado, según informa el británico «The Observer», un prototipo de útero artificial en el que albergaron las células que forman la mucosa interna del útero femenino.

A continuación, el equipo, dirigido por la investigadora taiwanesa Hung-Ching Liu, implantó embriones humanos que se adhirieron a las paredes y comenzaron a desarrollarse durante seis días. En ese momento, según afirman los investigadores, el experimento se interrumpió. Los científicos pretenden repetirlo hasta llegar a los 14 días, período máximo permitido por la ley.


El equipo científico afirma que ha puesto la base para una gestación fuera del seno materno. ¿Quién podrá afirmar que el embrión humano no tiene una individualidad propia, una capacidad de desarrollo autónomo, dado que puede desarrollarse incluso fuera del cuerpo de la madre? Habrá que seguir reflexionando sobre la autonomía biológica y humana del embrión para pedir la protección de la criatura humana desde sus albores. Se crea una situación paradójica: por una parte se pone de manifiesto la auténtica naturaleza del embrión, su individualidad humana, su capacidad para desarrollarse de manera autónoma desde el momento de la fecundación; y por otra, se le trata de manera inhumana, dejándole a merced de la tecnología.

Un cientifismo desbocado y sin ética considera avance y progreso lo que es un principio de deshumanización. Los legisladores tendrán que apresurarse a evitar la desprotección jurídica del niño por nacer, reconociéndolo como sujeto de derechos --como cualquier ser humano-- para que no sea objeto de atentados y de manipulaciones irresponsables...

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |