Menu


Adopción es familia
En el libro Adopción es familia de Editorial Trillas, se profundiza en los porqués, para qué, quién y cómo de la adopción


Por: Norma Mendoza Alexandry de Fuentes | Fuente: Editorial Trillas



El tema de la adopción de menores no ha sido suficientemente estudiado en México; legalmente se han tomado decisiones que mejoran la prontitud con que puede ser adoptado un infante o aquéllas en que queda incorporado éste a una familia de acogimiento (adopción plena), pero en el ámbito educativo se ha descubierto que una cosa es lo que se “dice” de la adopción y otra lo que ésta comprende.

En el libro Adopción es familia de Editorial Trillas, se profundiza en los porqués, para qué, quién y cómo de la adopción; además se describen los pensamientos, inquietudes y cuestionamientos de las personas adoptantes que proporcionan conocimiento acerca del pensamiento del adoptado sobre su pasado y de su influencia en el presente; finalmente se refiere a çómo una crianza de calidad basada en la realidad del niño hará una familia unida mediante la formación adecuada, considerando que la adopción es al mismo tiempo igual y diferente que la crianza de un hijo de nacimiento, esto es, identificar plenamente un serio asunto de vida. Es importante que se procure reducir al mínimo el riesgo de inadaptación o desequilibrio del infante abandonado, sustituyendo la falta de padres por un hogar sustituto de acogimiento verdadero y permanente.

En los primeros capítulos del libro se exponen, con base en testimonios recabados y en estudios fidedignos efectuados, aspectos tales como el proceso hacia la decisión de adoptar, las cuestiones importantes que esta decisión involucra, las definiciones y características de los hogares disfuncionales, los diferentes aspectos de la paternidad-filiación, así como una perspectiva social y los puntos esenciales del procedimiento para adoptar.

En los siguientes capítulos, se describen los diferentes aspectos de la parentalidad adoptiva y en los últimos capítulos se hace alusión al niño con experiencias previas, específicamente a aspectos como la separación y las pérdidas y sus efectos, así como al desarrollo del apego y posterior vínculo familiar.

Es la esperanza de este libro proveer a todos aquéllos involucrados en la adopción de un niño, con el sentido de equidad o de balance y conocimiento de las delicadas facetas íntimas que han de manejar; se propone demostrar también que adoptar a un niño que ha sido lastimado, es un viaje hacia lo profundo de una vida complicada y enredada pero también, que es un trayecto de gozo y descubrimiento. Al compartir la dinámica y el panorama de niños abandonados, huérfanos o lastimados se intenta abrir un camino de ánimo y esperanza a través del proceso llamado adopción.

La autora esta firmemente convencida de que aún los niños lastimados por abuso y rechazo pueden, dentro de un ambiente familiar sano, aprender a amar y creer en los adultos pues “la familia es la única alternativa a futuro si se sabe ejercer la libertad de la que es maestra” (C. Llano). Es la familia la que por tanto, actuará como un gran remedio a las fallas culturales y sociales; los padres espirituales de un niño desarrollarán una de las más encomiables tareas: la educación. Y si entendemos que la finalidad de la educación es la felicidad, podremos comprender también cuán importante es esta tarea. Recordemos que: “Las personas siempre tenemos remedio mientras estemos en esta vida”. (María Pliego).

Nadie se acerca a la adopción como una hoja en blanco. La educación para padres consistirá en el conocimiento de lo que el niño o niña necesita para crecer como persona sana: la fe, la libertad, el amor. La meta es la familia, aunque para algunos niños sea una meta inalcanzable.
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |