Menu


¿Qué guerra ganaron los muertos del vencedor?
Los “ganadores” se refieren al éxito del control eugenésico y demográfico cuando eliminan al bebé que “sobra” o que “tiene enfermedades o malformaciones”


Por: Dra. Liliana A. Matozzo | Fuente: Dra. Liliana A. Matozzo



I.¿Se puede hablar de éxito en una reducción embrionaria?

Cuando los medios de comunicación se refieren a temas científicos, no siempre queda claro el verdadero significado de los términos empleados, ya que a menos que el oyente coincida en la especialidad profesional del que habla, y que disponga de una sólida formación, a menudo se queda con una idea vaga de lo que está consumiendo.

Lo dramático de esto es que el oyente lego, generalmente adhiere a cualquier adelanto científico que escucha en los medios por el solo hecho de mostrarse como una persona moderna que cuenta con información, sin tomar conciencia de que la información que recibió está totalmente manipulada y que el lenguaje empleado y las escenas exhibidas son instrumentos crípticos que responden a determinados intereses.
Los especialistas en fertilización asistida se refieren a la “reducción embrionaria” como la salida prolija para enervar los riesgos de un embarazo múltiple. Utilizan la palabra “reducción” para no decir “aborto” o en todo caso “homicidio”.

Es que, “reducir un embrión”, no suena tan tremendo como "abortar un bebé" o "asesinar a un niño". Esto es similar a cuando se habla de “depuración étnica” para evitar el término “genocidio”, o cuando se dice “mejorar la calidad de vida del neonato” para evitar hablar de “eugenesia”.
El uso de palabras crípticas (con un significado oculto) se ha vuelto común en estos tiempos, es como una “nueva diplomacia” que disminuye las confrontaciones de valores frente a público desprevenido.

El verdadero problema surge cuando los desprevenidos son “jueces”, “legisladores” y “gobernantes”, lo que trae por ende, la firma de sentencias, leyes y actos administrativos cuyos efectos resultan contrarios a la defensa de la vida, de las familias y de las soberanías.

Volviendo a la “reducción embrionaria”, otra cosa es cuándo se explica realmente en qué consiste, y revisando informes poblacionales sobre tratamientos artificiales de fertilidad de la Universidad John Hopkins, no pude dejar de extraer lo siguiente:
“Una mujer embarazada de cuatrillizos después de una fertilización in vitro combinada con transferencia intratubaria de gametos “éxitosamente” dió a luz trillizos, después de que un feto fue selectivamente abortado a las 11 semanas de gestación.
La mujer tenía 31 años, sin embarazo previo y con 4 años de infertilidad. Ella había tenido una ovulación inducida con FSH 150 U 3-5 días y diariamente HMG 150 U comenzando en el día 3 y por 7 días, seguida de 5000 IU HCG, 36 horas antes de la recolección de óvulos. Cinco ovocitos fueron transferidos con esperma móvil a las trompas de Fallopio, y 4 embriones fueron transferidos al útero.

Cuando los cuatrillizos fueron descubiertos, aconsejaron a la mujer sobre la “conveniencia” de efectuar una reducción embrionaria, la que eligió interrumpir la gestación de 1 feto.
El corazón fetal fue visualizado, y sin anestesia, 3 mg de Xylocaína al 1% fueron inyectados a través de una aguja 22 con estilete. La inyección tuvo que ser repetida después de varios minutos sin efecto.

Finalmente, 5ml de aire le fueron inyectados a través de un micro adaptador (Disposable Filter Assembly, Acrodisc. R., Gelman) , finalizando con el latido fetal. Burbujas de aire fueron vistas dentro del saco y la aguja fue retirada. La mujer fue tratada para parto prematuro a las 27 semanas y “éxitosamente” nuevamente a las 33 semanas, con ruptura espontánea de membranas 36 horas más tarde, donde parió un niño normal, mellizas, y una niña muerta.” (Conf.. CHUNG-HUA I HSUEH TSA CHIH (CHINESE MEDICAL JOURNAL). 1989 OCT., 44 (4):266-70 [1]

Para empezar, no entiendo cómo se aplicaron estas dos técnicas combinadas. ¿Para qué agregaron el GIFT a los 4 embriones vivos transferidos al útero? ¿Cuánta era la incertidumbre sobre la evolución y resultado de las técnicas, o cuánta era la impericia de los técnicos?

Después de leer este informe, anunciando pomposamente el “éxito” del nacimiento de los trillizos (sin contar por supuesto el “éxito “ del sufrimiento fetal a causa del adelanto del parto), el “éxito” del parto (prematuro y sin contar la terapia intensiva de los bebés inmaduros nacidos) y el “éxito” de la reducción embrionaria, no pude más que preocuparme por el “éxito” de la muerte de la bebé reducida, el “éxito” de la cruel técnica para matarla, el “éxito” en el asesoramiento para convencer a la madre de elegir y asesinar a uno de los bebés que tanto le costó concebir y gestar (recordé también la película “La decisión de Sophie”, donde la madre judía, en el campo de concentración nazi, era obligada a elegir entre su hijo varón y su hija mujer, dentro del campo de concentración nazi, para que mataran a uno sólo), el “éxito” de asesinar otra mujer, el “éxito” de la incompetencia médica y el “éxito” de la locura en un país que no permite tener más de un hijo y sí concebir y transferir embriones y gametos en cantidad, el “éxito” de tratar tan vilmente el don sagrado de la vida humana.

El aliento a la realización de técnicas de fertilidad asistida en China sólo puede encontrar una justificación: el endurecimiento de su política eugenésica y de control demográfico. Consistiría en una excelente manera de seleccionar semen, óvulos, cantidad de nacimientos, sexo, quién podría y quién no gestar y parir, etc.

No cabe aquí tratar de enlazar estos sucesos con la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ni con otros documentos sobre los Derechos Humanos. El trato chino dispensado a sus niños exhibe una indiferencia total hacia esos instrumentos.
La única esperanza queda en la comunidad internacional, la que a través de la difusión y correcto análisis de estos avergonzantes hechos, pueda generar medidas compulsivas para detener la barbarie.

La Biotecnología no debe ser instrumento de muerte, ni de la aplicación de políticas eugenésicas. La Biotecnología debe coadyuvar a la salvación de la humanidad. Y no digo que en la Biotecnología esté cifrada la salvación de la humanidad, porque la salvación de la humanidad dependerá de la humanidad del hombre, dependerá de aquella cuota de humanidad que logre conservar a través de los tiempos.

“En nuestro país, como en tantos otros, no hay leyes que regulen estas prácticas, ni que garanticen los derechos esenciales de los sujetos involucrados en ellas: embrión humano, científico, médico, mujer fecundada artificialmente, enfermo, discapacitado, etc...
Las actuaciones biotecnológicas, biocientíficas y sicobiomédicas sobre las personas han atraído en este último tiempo el interés de juristas y legisladores, y no son pocos los ámbitos académicos y profesionales que han organizado Comisiones de Bioética ad-hoc para realizar evaluaciones interdisciplinarias...
Los Estados deben proteger los derechos biológicos de las personas, a saber:

a) el derecho a la vida,
b) el derecho a nacer,
c) el derecho a gozar de salud física y síquica,
d) el derecho de gozar de integridad física y síquica,
e) el derecho al mantenimiento y preservación de los
vínculos paterno-filiales y fraternales,
f)el derecho de ser concebido, gestado, alumbrado y criado dentro de una familia, basada en la unión de varón y mujer, y en su defecto, ser adoptado en las mismas condiciones,
g) el derecho de disfrutar del primer medio ambiente
humano natural, el seno materno,
h) el derecho de ser tratado en condiciones de igualdad,
i) el derecho a la intimidad,
j) el derecho de recibir información adecuada a su nivel de comprensiónsobre las modalidades, necesidad, resultados y tiempo de curación esperados, contraindicaciones y efectos adversos posibles de todas las actuaciones que deban practicarse sobre su salud sicofísica,
h) el derecho de expresar un consentimiento debidamente
informado sobre los aspectos relacionados en el punto j),
i) el derecho de gozar de una identidad genética, biológica, social y jurídica indiscutibles.” [2]

A los trillizos chinos de esta historia se les violó su identidad familiar (derecho de dudosa existencia en China), ya que su hermana reducida no pudo tener la oportunidad de nacer, a pesar de haber iniciado la gestación todos en una misma ocasión.

En el caso relatado el vínculo biológico fraternal (casi inexistente en China dada la prohibición de tener más de un hijo) fue creado por el hombre intencionalmente, para luego ser destruido.
La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia ha expresado que:"El uso de la selección preconcepcional del sexo para evitar trastornos genéticos ligados al mismo, constituye una indicación completamente justificable sobre bases médicas".

¿Pero, con estos antecedentes, podría confiarse en las bases médicas chinas?.

Tan aberrante práctica, no encuentra sustento en el fin de prevenir enfermedades genéticas.
En nuestro país, la reducción embrionaria, es un aborto. Su práctica es ilegal.
La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia ha emitido una serie de recomendaciones éticas al respecto: "La reducción selectiva de un embarazo múltiple no es un procedimiento abortivo porque su intención es que la gestación continúe. Puesto que la interrupción de un embarazo por anomalía fetal severa es considerada éticamente justificable, los mismos principios éticos se aplican a la reducción de un embargo múltiple en el cual, uno o más de un de los fetos es anormal". [3]

Debo aclara que la Fundación Ford impulsó y patrocinó estas "declaraciones éticas" de la FIGO.

Me pregunto qué sentirán los embriones restantes cuando dentro el mismo útero que los alberga, primer medio ambiente que disfrutan, a unos se les punza la base del cráneo o el corazón para que después de una terrible agonía, dejen de respirar y se los extraiga?. ¿Qué sentirán hacia esa mamá que los abrazará contra su pecho cuando nazcan, después de haber asesinado a sus hermanos? ¿Podrán confiar en ella? ¿La mamá les contará que “redujo” a su hermana?

II. Opciones reproductivas

Se emplea “lenguaje críptico” también para disfrazar u ocultar las “políticas de control demográfico”
La frase “opciones reproductivas” tiene también objetivos específicos, tal como puede deslizarse de este otro informe:
“El término planificación familiar tomará en el futuro nuevos significados debido a los avances recientes en la comprensión de la reproducción, desarrollo, y genética, permitiendo mayor control sobre el proceso reproductivo.
Mayor control no sólo ayudará a prevenir embarazos no deseados, sino que ayudará a las parejas infértiles a tener hijos y evitar el nacimiento de bebés anormales.
Otros beneficios serán la cura de enfermedades genéticas y controlar las características genéticas, incluyendo el sexo de los bebés que están nacidos.

Evidentemente, los expertos en reproducción no se ocuparán de beneficiar a la mujer embarazada para que conserve a sus bebés. Se acentuará el control poblacional a nivel cualitativo y cuantitativo. Se desarrollará una medicina más eugenésica, que terapéutica. Se hablará de terapias génicas para aquellos que dispongan de ingentes fondos para pagarlas, pero no se hablará de paliar las hambrunas, sino de acabar con los hambrientos.
Este hilo de redacción da a entender que los ciudadanos a quienes se les permita nacer en el siglo XXI serán “elegidos” y “prediseñados” genéticamente.

Si se va a abortar a los que presenten malformaciones congénitas, ¿qué se hará con los que se incapaciten después de nacer?
Podrá cambiarse el sexo de las personas según las necesidades y conveniencias. La identidad sexual será un dato temporal y no definitivo.
“Un intento está hecho para señalar qué tipo de planificación familiar en este amplio contexto es posible, la cual será posible dentro del período de vida reproductivo de los lectores de este capítulo, y cuál será posible de perdurar en el reino de la ciencia ficción hasta por lo menos el siglo XXI. La gente necesita la más completa información disponible para permitir mayor elección en la planificación de sus familias. Alternativas a la adopción, incluyendo inseminación por donante y fertilización in vitro con transferencia de embriones deberán ser ofrecidas. La inseminación por donante ha sido utilizada en la práctica clínica durante varias décadas. La tasa de éxito es alta: muchas mujeres conciben después de pocos meses de tratamiento, y muchas parejas vuelven por el segundo niño. El semen congelado, es el más usado, ya que permite inseminar a la mujer en cualquier momento y facilita la selección de un donante con determinadas características parecidas a las del marido. No se ha observado aumento en malformaciones congénitas en comparación con el semen fresco. “ [4]

Con estas afirmaciones tan livianas, la gente terminará convencida de que es mejor usar semen congelado que correr los riesgos con el fresco. Los bancos de gametos y embriones serán un gran negocio, que se sumará al actual de alimentos congelados, cuyo consumo también será recomendado para evitar los riesgos de bacterias, etc. “Nada natural...” parece ser la consigna del siglo XXI.

“En las parejas donde el problema de infertilidad es de la mujer, se han hecho grandes avances en el control hormonal de la ovulación. Los embriones humanos, como los de los animales (sic) pueden congelarse éxitosamente en nitrógeno líquido. El primer nacimiento de un bebé después de congelar un embrión antes de la implantación fue reportado en Australia en 1984. Si varios huevos son recolectados de los ovarios de una mujer, sería ventajoso conservarlos de alguna manera, para permitir transferirlos en ciclos subsiguientes. El almacenamiento facilita el uso de huevos de donante. Si hay un alto riesgo de malformación, a la pareja debe ofrecérsele diagnóstico prenatal, en la forma de amniocentesis, con la posibilidad de un aborto inducido si se prueba que el feto es anormal. La discusión de la reproducción en el siglo XXI incluirá la elección del sexo del bebé, la clonación y la partenogénesis.”

El informe pone en un mismo nivel a embriones humanos y animales. Aún el congelamiento de óvulos ofrece resultados dudosos, por lo que al hablar ligeramente de “óvulos” no se aclara intencionalmente si son óvulos fecundados o no. Los óvulos fecundados son embriones, o sea, personas por nacer.
El diagnóstico genético y prenatal se desarrollarán, pero no así la terapia genética y prenatal, ya que al menor indicio de existencia de alguna enfermedad o malformación congénita, genética o no, se “recomendará” eliminar al enfermo.

También se recomendará la eliminación de las “relaciones sexuales inter vivos” por considerárselas como un método primitivo de reproducción causante de muchas taras y enfermedades.
La clonación y la partenogénesis acabarán con la familia, porque el laboratorio pasará a “producir” seres humanos, y estas dos técnicas no necesitan relaciones interpersonales.
Los cristianos que nos habíamos preparado para el “jubileo del año 2.000", nos vemos envueltos en un “jubiloso y silencioso exterminio”.

III.- Conclusión

Se hace necesario imprimir nuevos objetivos a la educación.
La materia “lenguaje” debe fortalecerse con la enseñanza de adecuados métodos de comprensión del mismo. Para desentrañar el significado encriptado del conjunto de frases surgidas del fenómeno globalizador de este fin de siglo, hace falta capacitación.

En este tema, como en tantos otros, se juega el destino de nuestro país y el de toda la humanidad.
¿Cómo enseñar y cómo aprender la ideología que impulsa estas frases crípticas?
Es un trabajo y un desafío enorme.
Vivimos en una sociedad “pluralista”, ésto quiere decir que convivimos con diferentes ideologías y opiniones, pero ésto no quiere decir que debamos abdicar de nuestro derecho de investigar quiénes están detrás de las ideologías y qué objetivos persiguen.

Los católicos tenemos un gran compromiso con la defensa de la vida y dignidad humanas, no podemos quedarnos de brazos cruzados mirando como esta “guerra ideológica (y biológica)” destruye nuestro futuro como humanidad a imagen y semejanza de Dios.
Los “ganadores” se refieren al éxito del control eugenésico y demográfico cuando eliminan al bebé que “sobra” o que “tiene enfermedades o malformaciones”
Estos son los muertos de esta guerra. Los ganadores hablan de “vencer enfermedades”, pero en realidad, “matan enfermos”.
“...el deber de acoger y servir la vida incumbe a todos y ha de manifestarse principalmente con la vida que se encuentra en condiciones de mayor debilidad. (Cf. Mt 25, 31-46)".

Preguntas o comentarios
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |