Menu


Nace en Barcelona el primer bebé de un embrión congelado adoptado
Cualquier mujer mayor de edad y en plena capacidad psicofísica puede ser candidata a adoptar embriones sobrantes


Por: Europa Press | Fuente: Europa Press



Barcelona, 2 septiembre 2005. El primer bebé de un embrión congelado adoptado del mundo nació hoy en la Clínica Quirón de Barcelona. Eva, de 41 años de edad, dio a luz esta mañana por cesárea a Gerard, un bebé de 3,4 kilos. La madre aseguró que el parto fue "muy bien y muy rápido".
En declaraciones a Europa Press, Eva explicó su experiencia asegurando que tanto el proceso del nacimiento como todo el embarazo, a pesar de lo peculiar del caso, "ha sido muy normal".

El programa que ha permitido este nacimiento, basado en la adopción de embriones, se inició en el Institut Marquès de Barcelona el pasado mes de octubre. Su objetivo era dar salida a todos los embriones congelados que quedaban almacenados en los bancos de las clínicas de reproducción, después de que las parejas se sometieran a un tratamiento de fertilidad.

Con el cambio de la Ley de Reproducción Asistida los centros hospitalarios tienen ahora la posibilidad de que las parejas que se someten a estos tratamientos sean las que decidan el destino de los embriones sobrantes. Así, se les envía una carta dónde se les pregunta qué quieren hacer con ellos: volver a someterse a un nuevo tratamiento, destruirlos, donarlos para investigación o para otras parejas.

El problema es que "la mayoría de estas parejas no contesta", explicó, en declaraciones a Europa Press Televisión la jefe de Servicio de Esterilidad del Institut Marquès, la doctora Marisa López Teijón. Este vacío "no significa que se desentiendan", lo que ocurre es que "les supone un conflicto emocional", aclaró López Teijón. De este modo, "toda esa responsabilidad" acaba recayendo sobre los responsables de los Servicios de Reproducción Asistida.

El Institut Marquès "pensó que esta situación no era justa" y quiso "comprometer a la sociedad", por lo que de todos los embriones que tenía congelados que se hubieran destinado a investigación se hizo una selección "para proponerlos para un programa de adopción".

La doctora quiso destacar que las mujeres que se han sometido a este proceso llegan a la clínica con "la mentalidad de venir a adoptar". Todas saben que son embriones "abandonados" y no piden ningún dato sobre el embrión. Se trata de una actitud distinta de la que tienen las parejas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida, ya que éstas buscan que tenga características físicas similares.

El perfil de las mujeres que acceden a adoptar este tipo de embriones tiene una peculiaridad en común, la existencia de un enorme componente humano, comentó López Teijón. Acostumbran a ser personas con intentos de reproducción in-vitro fallidos, pero también se dan las parejas con hijos y las parejas con hijos que han fallecido o sufren alguna enfermedad. López Teijón comentó que incluso han recibido el caso de una ex religiosa que abandonó la orden dado su enorme deseo de ser madre.

Tratamiento

El tratamiento, según explicó la experta, es muy sencillo. "Se realizan las pruebas médicas oportunas y se firma una autorización" explicó la madre de Gerard. Cualquier mujer mayor de edad y en plena capacidad psicofísica puede ser candidata a adoptar. Las futuras mamás se someten a un tratamiento con parches para preparar el útero y en pocos días se descongela un embrión y se le transfiere a la mujer.
Más de 200 mujeres de todo el estado español y del extranjero se han interesado por este programa. 91 de ellas han completado el tratamiento y 33 se han quedado embarazadas. Además, 56 están a punto de comenzarlo.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |