Menu


La industria del alquiler de vientres en India se cobra una vida
La mentalidad subyacente en el alquiler de vientres: la mujer gestante es un simple envase que debe limitarse a dar a un niño, que es tratado como una cosa


Por: Centro de Bioética, Persona y Familia | Fuente: www.centrodebioetica.org



El alquiler de vientres en India se ha tornado en una industria que genera casi 25.000 nacimientos por año y que se expande rápidamente, consolidando al país como un destino buscado en el llamado “turismo reproductivo”.

Las informaciones dan cuenta del creciente número de mujeres pobres que pueden llegar a cobrar entre 2000 y 3000 dólares por cada gestación, sobre todo en Gujarat, donde Anand se ha constituido como la capital global del alquiler de vientres.

En este contexto, ha causado conmoción la muerte de Premila Vaghela, quien a los 30 años alquiló su vientre a una pareja de norteamericanos. En mayo de 2012 durante un chequeo Premila mostró complicaciones y los médicos le hicieron una cesárea de emergencia, pero no se recuperó. El niño nació con bajo peso (1.740 kgs) y la madre fue enviada a un hospital privado donde murió. Todavía no se ha pronunciado la policía sobre la autopsia de Premila. Por su parte, la mujer norteamericana que alquiló el cuerpo de Premila viajó a India y ya tomó contacto con el recién nacido.

El caso revela dramáticamente la mentalidad subyacente en el alquiler de vientres: la mujer gestante es un simple envase que debe limitarse a dar a un niño, que es tratado como una cosa que se compra y vende, incluso en un mercado que se ha tornado global.

Desde el Centro de Bioética, Persona y Familia hemos llamado la atención sobre estos abusos biotecnológicos, que pretenden ser legitimados en la Argentina en el nuevo Código Civil que está debatiendo el Congreso Nacional.


 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |