Menu



Cine

Los soldados de Salamina
Este film va a representar nuestro cinema nacional en Holywood. El realizador ha sabido adaptar la parte literaria de la novela con el criterio personal suyo: no hay que traicionar el espíritu de la novela. No así la letra


Por: Felipe Santos | Fuente: www.buzoncatolico.com




Dirección: David Trueba. Guión: David Trueba, basado en la novela de Javier Cercas. Fotografía: Javier Aguirresarobe. Música: Varios artistas. Intérpretes: Ariadna Gil, Ramón Fontseré, Joan Dalmau, María Botto, Diego Luna, Alberto Ferreiro, Luis Cuenca, Lluis Villanueva, Ana Labordeta, Julio Manrique, Eric Caravaca.

Este film va a representar nuestro cinema nacional en Holywood. El realizador ha sabido adaptar la parte literaria de la novela con el criterio personal suyo: no hay que traicionar el espíritu de la novela. No así la letra.

No es fácil poner en imágenes la literatura. De esto hemos visto ya centenares de obras mal adaptadas al cine. David Trueba tiene una intuición y un ojo de lince a la hora de contar una historia que alterna la ficción, el documental, lo histórico y el estudio de los personajes dentro del ambiente en que se desenvuelven sus vidas.

La historia se centra en la Guerra Civil Española y, en concreto, en el fallido, aunque voluntario, fusilamiento del falangista Rafael Sánchez Mazas por parte de los milicianos.

Pero lo interesante del film son las maneras adecuadas de tratar el tema. No faltan testimonios, documentos y la parte sentimental que es, sin duda, la que más cala en el espectador por su emotividad.

El, como alguien que filma de forma imparcial, presenta el hecho sin tomar postura por ningún bando.

Ha intentado y conseguido centrar su film en personas concretas y, a partir de ellas, hacer una disección de lo individual y particular para, de este modo, no caer en lo superficial y genérico.


El relato de su obra da vueltas siempre en torno a los dos ejes fundamentales: el soldado y el prisionero. Esto llama la atención de todos porque la fotografía se luce mediante la recreación de una atmósfera que queda grabada en la retina de los ojos. Tan sólo, en lo que se refiere a la técnica, habría que haber evitado tanto movimiento de cámaras. Buen cine para ver.






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!