Menu



Cine

Carmen
Otra versión de Carmen, la inmortal figura creada por Prosper Mérimée. Presenta los dos aspecto de esta mujer fatal: el amor que siente a impulsos en la cama y la lucha desenfrenada por la muerte.


Por: Felipe Santos | Fuente: www.buzoncatolico.com




Dirección: Vicente Aranda. Guión: Joaquín Jordá y V. A. Fotografía: Paco Femenina. Música: José Nieto. Intérpretes: Joan Crosas, Antonio Dechent, Leonardo Sbaraglia, Mario Botto, Jay Benedict y Paz Vega.


Otra versión de Carmen, la inmortal figura creada por Prosper Mérimée. Presenta los dos aspecto de esta mujer fatal: el amor que siente a impulsos en la cama y la lucha desenfrenada por la muerte.

El protagonista masculino siente un amor terrible por ella, un amor loco, una fascinación tan grande que, a pesar de que le hace sufrir, n obstante, se siente atraído por ella como algo inevitable en su vida.

La protagonista es una mujer trágica que, impulsada unas veces por el amor y otras por la simple pasión, crea a su derredor un clima de tragedia clásica de tonos vibrantes y de contrariedades difícilmente explicables para un ser humano normal y corriente.

Ella es consciente de que experimenta en sí misma los celos más horrorosos, la química hacia el hombre, aunque éste esté alejado de sus parámetros en lo que respecta al orden, ya que en ella prima ante todo el desorden vital.

Para ella no hay más leyes que su antojo y los impulsos que siente dentro de sí como un volcán en plena erupción continuada.

El film ha contado con la ayuda del buen guionista Jordá que, fiel a sí mismo, ha escrito un guión que refleja la característica de cada personaje con brío y al mismo tiempo con las indicaciones idóneas para la puesta en escena. Y lo principal: no ha traicionado la obra escrita pero, sin embargo, ha sabido imprimirle un aspecto nuevo de su actitud hacia los hombres.

Y en el fondo de todo ello aparece la raza que le dio esa educación. Su talante libre y apasionado impacta en la conducta del protagonista hasta tal punto que es capaz de cometer crímenes, como el del torero.


En síntesis, buen estudio de Carmen en su dimensión de amar y de vivir en libertad completa, el eje de todo el relato. De lo mejor que ha realizado Aranda.




 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!