Menu


El futuro de las Naciones Unidas
Se acaban de producir cambios muy importantes en el personal de Naciones Unidas (ONU)


Por: Joseph A. D´Agostino | Fuente: Population Research Institute



Se acaban de producir cambios muy importantes en el personal de Naciones Unidas (ONU). Sin duda importantes sucesos internacionales se producirán el próximo año cuando el Presidente Bush ensaye una nueva política en Iraq o mientras todos los otros problemas que ocupan las primeras planas de los periódicos del mundo sigan su desafortunado curso. Estos sucesos políticos y el personal de más alto rango en Naciones Unidas han sido y serán noticia seguramente. Pero ¿qué pasará con los asuntos de profunda y vital importancia, esos que subyacen y dirigen los sucesos superficiales y que determinarán decisivamente el futuro del mundo en los próximos diez, veinte, treinta años? Estos asuntos vitales a los que nos referimos -demográficos, cambios ideológicos, lentos cambios en las estructuras de poder- no consiguen tanta atención como lo hace la violencia sectaria en Iraq, las muertes masivas en Darfur o los nuevos embajadores de Estados Unidos ante Naciones Unidas. No obstante, son mucho más importantes en el largo plazo.

Desafortunadamente, John Bolton está fuera del cargo de embajador de los Estados Unidos ante la ONU, habiendo sido reemplazado por un perdedor Senador Republicano liberal (Lincoln Chafee) en colaboración con senadores Democráticos molestos contra Bolton por su oposición a Fidel Castro (todavía querido por la izquierda) y por su eficacia al defender los intereses norteamericanos. Bolton fue además el principal promotor de los esfuerzos por reformar la ya conocida corrupción e ineficiencia de la burocracia de la ONU, reforma que ahora probablemente se detendrá.

Kofi Annan dejó de ser el Secretario General de la ONU. Muchos lo presentan como el peor Secretario General de la ONU en toda su historia, sin embargo la competencia por este demérito es muy reñida. Su reemplazo juró ayer, el sur coreano Ban Ki-moon, y al parecer aún no tiene una agenda clara o un intento de reforma de la ONU.

Aún el hecho de reformar muchas de las agencias de la ONU a fin de que sean menos corruptas y más efectivas podría no necesariamente ser algo bueno. Por supuesto, siempre será algo bueno que los oficiales de la ONU y sus amigos dictadores tercermundistas roben menos de los fondos destinados a gente que muere de hambre. Siempre será bueno también que el cuerpo de paz de la ONU emplee más tiempo manteniendo la paz y menos tiempo violando mujeres y muchachas locales. Pero incrementar la eficiencia de mucho de lo que la ONU hace fuera de cámara no sería para nada beneficioso, sino todo lo contrario.

A continuación proponemos un resumen de la agenda de reforma para el Secretario General de la ONU recién electo y para el representante de los U.S. ante las NU respecto a las tendencias a largo plazo promovidas por varios burócratas de NU y que difieren radicalmente de las patrañas del Consejo de Seguridad:

1. Terminar con la promoción del control poblacional

¿Cuándo se darán cuenta los promotores del control natal que ya cumplieron su propósito? Los índices de nacimientos se han ido abajo casi en todos los lugares del mundo en los últimos treinta años, y tanto el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y otras agencias de NU siguen trabajando bajo la premisa de que todavía muchos niños siguen naciendo, sobre todo orientales, latinos o negros. El número de hijos por mujer durante toda su vida (tasa de natalidad) está por debajo de 2.5 en Latinoamérica, no muy lejos de su tasa de reemplazo de 2.1, y están en camino a bajar tremendamente. México está ya por debajo de su tasa de reemplazo.

China, con el 20% de la gente del mundo en ella, está en 1.7 y UNFPA está aún activo ahí. Asia está en promedio en 2.5 y cayendo muy rápido. Sólo la zona debajo del Sahara en África aún tiene la tasa más alta de nacimientos, y la están necesitando desesperadamente debido al actual aniquilamiento de la población africana debido a la guerra, hambruna, y enfermedades. ¿La población mundial tendrá que estar en camino a la extinción para que se detenga el control poblacional promovido por NU?

2. Terminar con la promoción del feminismo

Una de las más grandes fuerzas que está destruyendo las familias, las sociedades, y los índices de nacimiento en el mundo moderno es el feminismo. Por un lado las feministas denigran los verdaderos valores de la mujer en la actividad doméstica y en el cuidado de los hijos. Simultáneamente exaltan los roles masculinos negativos tales como la dedicación exclusiva a la actividad profesional y el ejercicio del poder. Ambos mensajes del feminismo puestos en práctica están exterminando el mundo occidental. Son pocos los niños que están naciendo, literalmente. NU, a través de todas sus agencias sociales como UNFPA, UNESCO o el apoyo a los miembros del Comité de la Convención de la Eliminación de Todas la formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), promueve implacablemente el feminismo, incluyendo el “derecho” al aborto. Todo tipo de estudios científicos tanto como el sentido común muestran que las parejas de esposos donde ambos se dedican a sus profesiones enfrentan un gran estrés y son más propensas a divorciarse. Asimismo, muestran que criar a los niños fuera de una familia tradicional conduce a consecuencias desastrosas más a menudo que cuando ellos integran una. El Comité de la CEDAW no se mete con los Estados Unidos, pero ha comandado campañas para legalizar el aborto y abolir el Día de la Madre en naciones pobres. ¿Hasta cuándo se insistirá en el insano proyecto de NU de convertir a las mujeres en los hombres que las mismas feministas critican?

3. Terminar con la “jihad” particular de enardecidos ecologistas radicales

Cuando visité Irlanda el mes pasado, me llamó la atención la incuestionable y generalizada aceptación del mito del calentamiento global. Y no podía ser de otro modo, porque muchas personas y organizaciones interesadas llegaron juntas para promover el falso derecho de que debemos bajar nuestro estándar de vida a fin de evitar una catástrofe internacional. Sin embargo, NU se sigue ocupando de promover la expansión de este milenarismo secular alrededor del mundo, incluso en los países del tercer mundo donde la gente necesita desesperadamente industrialización y no esas teorías económicas destructivas de un Apocalipsis que supuestamente está por llegar.

4. Terminar con la presión de gobernar el mundo

Supuestamente vivimos en una era de creciente democracia. Aún aquí en nuestro hogar, varias de nuestras políticas públicas más importantes sobre aborto, matrimonio, derechos criminales o el papel de lo religioso en la esfera pública están siendo decididos por jurados no elegidos directamente por el pueblo. En Europa, las élites de control que controlan a los gobernantes electos han tenido que transferir cada vez más poder a la Unión Europea. NU también, ha estado acumulando gradualmente más poder, sin embargo ninguno de sus representantes o votantes delegados en la Asamblea General son elegidos por la gente común. De hecho, NU es mayormente una colección de dictaduras, oligarquías y regímenes cuasi democráticos.

Esta organización consensual quiere convertirse en un gobierno mundial, con poder directo de tributación y otros aspectos de soberanía. Uno de los nuevos métodos ideológicos de expandir el poder de NU es el concepto de “derechos humanos”, definido para incluir el cuidado de la salud, empleo, leyes anti discriminación, viviendas, etc. Los burócratas de NU usan este concepto para argumentar que la seguridad entre las naciones o estados (misión primordial de NU) sólo puede ser garantizada si cada estado de la nación garantiza la seguridad de las personas. De esta manera le daría a NU poderosos e ilimitados poderes para mediar en los asuntos internos de las naciones. Este es la nueva cara del viejo argumento comunista sobre los derechos económicos otorgándose prerrogativas para cambiar las cosas en otras naciones.

Aclaramos que ninguna de mis sugerencias exige que NU hagan algo bueno, tan sólo se abstenga de continuar algunas actividades negativas, que es lo inherente a su misión de promover y la seguridad internacional en todo lugar. Todas estas sugerencias podrían ayudar también a ahorrar dinero. Son pocos los que racionalmente creen que los burócratas de NU pueden ser reemplazados por gente decente. Todo lo que podemos esperar de ellos es que se abstengan de seguir haciendo daño. Estados Unidos provee el 22% del presupuesto general de esta destructiva organización. Usar esta influencia financiera podría ser un buen punto para empezar.

Preguntas o comentarios al autor





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |