Menu



Día de la Población para ejercer el control sobre las masas
El único derecho que el “Día Mundial de la Población” defiende es el derecho de UNFPA de decidir quién puede tener un niño… quién será esterilizado o quién abortará


Por: Colin Mason | Fuente: Population Research Institute



En un mundo donde los índices de natalidad están cayendo precipitadamente, el Fondo de Población de las Naciones Unidas ya debería haber cerrado sus oficinas hace tiempo.  Pero vuelve a la carga con una celebración más del “Día Mundial de la Población”, pretendiendo asustarnos con la amenaza de la sobrepoblación, diciéndole a las parejas que deben planear sus familias “responsablemente” y reciclando sus tesis antinatalistas con nuevas falacias (”Estamos realmente muy comprometidos en salvar a las mujeres de morir en el parto”) 

Afortunadamente, los Estados Unidos ya no financian más estos disparates.  Ningún otro país desarrollado debería hacerlo.

El único derecho que el “Día Mundial de la Población” defiende es el derecho de UNFPA de decidir quién puede tener un niño… quién será esterilizado o quién abortará.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) tiene una larga y  nefasta historia de tácticas coactivas.  Desde sus inicios en el año 1969, los que defendemos la vida hemos criticado la falta de sensibilidad así como irreductible la falta de sentido común y lógica de UNFPA que ve a los seres humanos como mercancías desechables y a la sobrepoblación como la amenaza más grande que acecha al mundo.

Hoy, 4 décadas más tarde, UNFPA está anunciando la 19 edición del feriado secular que han tenido por bien llamar “Día Mundial de la Población”.  Programada para el viernes 11 de julio, el “Día Mundial de la Población”,  marca un esfuerzo continuo de parte de UNFPA para llegar a su público objetivo disfrazando su ideología antinatalista.

En otras palabras, UNFPA está tratando de tener éxito a nivel educativo que es donde los pro vida siempre hemos destacado. Y si UNFPA tiene algún éxito se debe a la ingenuidad de los pro vida derivada de la relativa falta de fondos y que es acentuada por el “humanismo” simplón que hemos adoptado como mensaje.

Mas bien, la “campaña de masas” de UNFPA no es otra cosa que un consistente atentado para reeducar a la gente por la fuerza, adoctrinándola con un mensaje antinatural pero efectista, un mensaje de muerte e infertilidad que se opone a las tendencias humanas fundamentales.

“Este año el “Día Mundial de la Población” reafirma el derecho de la gente a planificar sus familias”  proclama el website del “Día Mundial de la Población”, un atractivo website con trazos muy bien diseñados y esquema de colores elegantes que denota gusto y sofisticación.  Allí nos cuenta que se trata de “fomentar actividades, eventos e información que ayuden a hacer realidad este derecho – especialmente para aquellos que tienen dificultad en obtener información y servicios necesarios para planificar sus familias, como la población marginada y la gente joven”.

Estas afirmaciones resultan más chocantes cuando uno toma conciencia que lo dicen como si UNFPA nunca hubiera trabajado hombro a hombro con algunos de los peores violadores de derechos humanos, aquellos que han marginado mujeres, niños y grupos étnicos con el propósito de reprimir el crecimiento poblacional.

“Cuando la gente puede planificar sus familias, ellos pueden planear sus vidas”, continua el texto del website. “Se puede planear ganarle a la pobreza.  Se puede planear madres y niños saludables. Se puede planear obtener igualdad para las mujeres. Planea tú apoyar al Dia Mundial de la Población, este año!”

Este website ofrece también un completo y nutrido “elenco de recursos” para promocionar el “Día Mundial de la Población”: literatura lista para imprimir, posters, resúmenes ejecutivos por tema y formatos con instrucciones detalladas. 

Como era de suponer, el “Día Mundial de la Población” está siendo promocionada fuertemente en los países donde las Naciones Unidas estiman que existen los problemas más críticos con la población. En Filipinas, por ejemplo, UNFPA está presentando un concurso de composiciones escritas.  En Pakistán, el website internacional “The News” reporta que el Ministro de Bienestar Poblacional, está “realizando preparativos para celebrar el Día Mundial de la Población, el 11 de julio, como en otras partes del mundo, con una actitud bastante aceptable”.

Nada de esto suena a un entusiasta clamor popular. Más bien, parece una torpe re-educación, un lenguaje reciclado del movimiento pro-aborto.  El kit de promoción del Día Mundial de la Población viene completo con sus propios y pegajosos mantras, como “Planea ganarle a la pobreza!  Planea obtener la igualdad!  Planea vencer a la muerte materna!” Nosotros mas bien creemos que la gente real que tiene sentimientos verdaderos, no necesitan que se les diga lo que tienen que pensar y que planificar.  Ellos piensan y planifican por sí mismos.

En pocas palabras, el “Día Mundial de la Población”, no nos dice nada que ya no conozcamos acerca de UNFPA. Se trata de una organización  internacional con base en Nueva York, dirigida por burócratas pendientes de una imagen falsa, que desconocen acerca de los asuntos de Estado en los países que pretenden ayudar.  Específicamente, la caída libre en los índices de natalidad en el mundo hacen que los esfuerzos de la UNFPA para controlar a la población a través de un exagerado manejo de la “educación” sean risibles. Serían cómicos, si no fueran devastadoramente graves.

Además, el derecho de parejas de planificar sus propias familias responsablemente ha sido ampliamente reconocido como un derecho humano fundamental.  UNFPA, el supuesto libertador de las mujeres y obstinado partidario de “derechos reproductivos”, ha sido sistemáticamente uno de los peores infractores de este derecho.  En su búsqueda de reducir la fertilidad, UNFPA, no ha dudado en atropellar sin la menor consideración a hombres, mujeres, niños y familias, reemplazando las decisiones privadas de las parejas con respecto a su fertilidad, con la versión oficial de “responsabilidad” de UNFPA.

Esto se opone totalmente a la procreación natural y digna del humano y muchas personas y culturas rechazan tamaña coacción. Ningún maquillaje cambiará el hecho de que UNFPA nunca disfrutará del apoyo popular que tanto codician. Aquella “necesidad insatisfecha” que van proclamando tan efusivamente en el  escenario mundial.  Lo que ellos promueven es muy poco natural y bastante repulsivo.  Este es el motivo del por qué Population Research Institute ha instado consecuentemente al gobierno de los Estados Unidos para cortar todo financiamiento a UNFPA, y a la fecha, nuestro razonamiento ha logrado un impacto de US$ 235 millones de los fondos de impuestos a los norteamericanos que han sido denegados a este grupo.

El movimiento pro-vida ha tenido siempre la aprobación del hombre y de la mujer comunes.  ¿Y por qué habría de ser de otro modo?  Nuestro movimiento está formado por hombres comunes, por gente con intereses humanos de corazón y que trabaja en una escala de valores humanos.  Ningún dinero, ningún gobierno fuertemente armado o ni tampoco falsos feriados burócratas podrán nunca arrebatárnosla.

Preguntas o comentarios al autor
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |