Menu


Apologética y ecumenismo en el contexto actual
Una de las causa principales del crecimiento explosivo de las sectas es un mal entendido ecumenismo


Por: Martín Zavala M.P. | Fuente: www.defiendetufe.org



Después de quince años de estar investigando y misionando por diferentes países, se comprueba cada vez más, que una de las causa principales del crecimiento explosivo de las sectas es un mal entendido ecumenismo, que ha provocado en muchos líderes un desconocimiento y rechazo hacia una Nueva Apologética. Todavía hay laicos, religiosas, sacerdotes e incluso teólogos que piensan que la Iglesia no habla de la apologética sino solamente de ecumenismo.

Para muchos la única opción pastoral en relación con el crecimiento de las sectas es el ecumenismo, lo cual en vez de ayudar a frenarlo lo ha acelerado. La razón es que mientras el ecumenismo está a favor del diálogo y de la unidad, las sectas están a favor del proselitismo y de la división como el status normal dentro del cristianismo.

Algunos datos que nos confirman que una acción pastoral realizada sin la promoción de la Apologética es una falta de perspectiva socio-religiosa actual son los siguientes:

a) En Estados Unidos el mayor porcentaje de incremento de 1960 a 1995 fue para las sectas fundamentalistas que tienen una fuerte tendencia anti-ecuménica de línea pentecostal. Algo semejante sucede en América Latina.

b) Al mismo tiempo es muy significativo que hay una baja impresionante de crecimiento en las Iglesias del protestantismo histórico, las cuales tienen tendencias mas ecuménicas.

c) En cambio, TODAS las principales sectas de línea mas radical y fundadas a mediados del siglo antepasado han tenido un altísimo crecimiento. Todas ESTÁN ARRIBA DEL 100 POR CIENTO.

d) Algunos sociólogos americanos hablan de la sureñización o californización de la religión en Estados Unidos. De sobra sabemos que esto también pasa en América Latina.

Esto significa que muchas Iglesias históricas protestantes están adquiriendo el estilo de las sectas fundamentalistas, originadas o expandidas principalmente en el sur de ese país. Lo hacen así para poder sostenerse y crecer. Ser más anti-ecuménicas, fundamentalistas, conservadoras y anti-católicas es el común denominador hacia donde tienden en el país y en el continente.

Es por eso que en este tiempo si queremos ser lideres capacitados para nuestro tiempo es necesario comprender que entre la apologética (Defensa de la fe) y el ecumenismo no hay oposición sino complementariedad.

El Ecumenismo busca restablecer la unidad, de allí que el nombre del documento del Vaticano II que habla sobre esto sea "Unitatis Redintegratio". Al mismo tiempo, la Apologética busca preservar o cuidar la unidad ya existente "Unitatis preservatio".

Por un eufórico ecumenismo en lugares donde las sectas están avanzando y el protestantismo histórico se ha estancado, podríamos estar presenciando de una manera pasiva, y de la cual la historia nos pedirá cuentas, la perdida de millones de católicos a otros grupos religiosos. Tan solo en América Latina ya son cerca de 50 millones de protestantes, a principios de siglo solamente eran 150,000.

Seguir en esa actitud es como invertir tiempo, dinero y esfuerzos en capacitar personas a vender ‘palomas de la paz’ en medio de la segunda guerra mundial.

Por todo esto, digamos en conclusión, que el querer enfocar todas las baterías hacía el ecumenismo en donde el proselitismo sectario es un hecho y dejar fuera la apologética es tener fuera de enfoque el lente pastoral.

Ecumenismo sin Apologética, en la sociedad actual, es realizar una pastoral descontextualizada. Si queremos ser lideres cristianos de excelencia pastoral, no podemos cerrar los ojos al mundo de hoy pues sería desencarnar el Evangelio.

De acuerdo a estudios estadísticos realizados en América Latina el promedio fue que cada dos minutos una persona dejó de ser católica para pasarse al sectarismo.

De nosotros depende un cambio urgente de actitud para saber implementar ambas líneas de pastoral en su justa dimensión. Unido al ecumenismo, renovemos una Sana Apologética siguiendo las directrices del magisterio.

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!