Menu


Las chicas casadas sufren e infligen menos violencia que las que viven en pareja
Los estudios muestran que cohabitar aumenta el riesgo de violencia contra la mujer, separación y divorcio , los riesgos de enfermedades psicológicas y emocionales y los peligros de pobreza y fracaso escolar en los hijo


Por: ForumLibertas.com | Fuente: ForumLibertas.com



Un estudio reciente muestra, una vez más, que la cohabitación va más ligada al maltrato de la mujer

Las chicas de 18 a 28 años que viven en matrimonio tienen un 33% menos posibilidades de ser víctimas de violencia a manos de su pareja, que si viviesen en pareja sin casarse. Además, las jóvenes casadas tienen un 50% menos posibilidades de maltratar a su pareja que las que simplemente cohabitan.

Estas son las conclusiones de un estudio publicado en "Social Science Research" en 2008, en su volumen 37, páginas 73-87, firmado por Susan L. Brown y Jennifer Roebuck Bulanda.

Las investigadoras se basan en las respuestas de 3.295 chicas norteamericanas de 18 a 28 años, que vivían casadas o en pareja, siempre con alguien del sexo opuesto, durante la oleada de encuestas de 2001 del "National Longitudinal Survey Adolescent Health". El estudio se ha asegurado de contrastar las chicas casadas con chicas cohabitadoras de un nivel educativo similar, condición laboral equivalente y comparables en su religiosidad, número de hijos, origen familiar, raza y duración y calidad de la relación.

Sobre su actividad violenta, a las mujeres se les preguntaba: "¿Cuán a menudo en el último año has abofeteado, golpeado o dado patadas a tu pareja?" y también "¿Cuán a menudo en el último año has amenazado a tu pareja con violencia, le has empujado o le has arrojado algo que pudiera dañarle?"

Estas mismas preguntas, en forma pasiva, se usaban para registrar el grado de violencia recibida: "¿Cuán a menudo en el último año tu pareja te ha abofeteado, golpeado o dado patadas?"

Las chicas casadas recibían un tercio menos de violencia e infligían la mitad de violencia que las que cohabitan.

Este estudio se suma a otros que confirman la relación entre cohabitación y mayor violencia de pareja. Así, estudios previos mostraron que una mujer en cohabitación en EEUU multiplica por 3 (respecto a las casadas) el riesgo de sufrir agresiones físicas (Salari, S.M., Baldwin, B.M., "Verbal, physical and injurious aggression among intimate couples over time", Journal of Family Issues, mayo 2002).

Cohabitar además multiplica por 9 (con respecto a las casadas) el riesgo de que la mujer sea asesinada. (Shackelford, T.K., "Cohabitation, Marriage and Murder: woman-killing by male romantic partners", Aggressive Behavior, vol. 27, 2001). Sin embargo, estos estudios, al contrario que el que estamos comentando, no se limitaban a las edades de 18 a 28 años, sino que incluía mujeres de cualquier edad.

Los estudios muestran además que cohabitar aumenta el riesgo de separación y divorcio (incluso si después de cohabitar un tiempo se opta por el matrimonio), los riesgos de enfermedades psicológicas y emocionales y los peligros de pobreza y fracaso escolar en los hijos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |