Menu


Derechos reproductivos:reservas e interpretación.
Se deben interpretar como el derecho de las mujeres a controlar su sexualidad y su fertilidad en relación al uso responsable dentro del matrimonio.


Por: The Wanderer, 28 de septiembre de 1995. | Fuente: The Wanderer





A continuación ofrecemos un extracto de la presentación de la Delegación de la Santa Sede, sobre el documento final (Plataforma de Acción) de la Cuarta Cumbre Mundial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Mujer, que se llevó a cabo en Pekín, China. La presentación, titulada "Reservas y Declaraciones de Interpretación", tuvo lugar durante la clausura de la Cumbre, el pasado 15 de septiembre.

"La Santa Sede...parcialmente uniéndose al consenso sobre los documentos de la...Cumbre..., desea expresar su postura en relación a estos documentos y señalar sus reservas sobre algunos conceptos usados en los mismos.

"1) La Santa Sede desea reafirmar la dignidad y el valor de las mujeres, así como la igualdad de derechos de los hombres y las mujeres, y se lamenta de que la Plaforma de Acción no haya reafirmado explícitamente este concepto.

"2) La Santa Sede, en la misma línea de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, enfatiza que la familia es la unidad básica de la sociedad y está fundada en el matrimonio, entendido éste como un consorcio de igualdad entre un hombre y una mujer, a quienes les ha sido confiada la transmisión de la vida. Se lamenta de que en la Plataforma de Acción no hubo referencias a esta unidad social tan fundamental, sin calificarla con un lenguage banal.

"3) La Santa Sede sólo puede interpretar términos tales como:

`el derecho de las mujeres a controlar su sexualidad...[o] su fertilidad,´ o `parejas e individuos´, en relación al uso responsable de la sexualidad dentro del matrimonio.

Al mismo tiempo, la Santa Sede firmemente condena toda forma de violencia y de explotación contra las mujeres y las niñas.

"4) La Santa Sede reitera que no considera el aborto...como parte de la salud reproductiva o de los servicios de salud reproductiva. La Santa Sede no apoya ninguna forma de legislación que le otorgue reconocimiento legal al aborto.

"5) En relación a los términos `planificación familiar´...y... servicios de planificación familiar o regulación de la fertilidad, las acciones de la Santa Sede durante esta conferencia, no deben de ninguna manera ser interpretadas en términos de un cambio en su ya bien conocida postura con respecto a los métodos de planificación familiar, que la Iglesia Católica considera moralmente inaceptables o...que no respetan la libertad de los esposos, la dignidad humana o los derechos humanos de los interesados. La Santa Sede de ninguna manera apoya el uso de anticonceptivos o de preservativos, ya sea como medios de planificación familiar o en programas de prevención del HIV/SIDA.

"6) La Santa Sede mantiene que nada en la Plataforma de Acción o en otros documentos allí referidos, deba interpretarse como el exigirle a los profesionales de la salud o a las instalaciones de la salud el realizar, cooperar, referir o disponer de servicios, con respecto a los cuales tienen objeciones en base a sus creencias religiosas o a sus convicciones morales o éticas.

"7) La Santa Sede interpreta todas las referencias al término `embarazo forzoso´, como un instrumento específico del conflicto armado, en el contexto en el cual dicho término aparece en la Declaración de Viena y en su Programa de Acción, parte III, par. 8.

"8) La Santa Sede interpreta el término `género´ según lo ha definido en la declaración anexa a estas reservas [véase más adelante].

"9) La Santa Sede no se une al consenso sobre...el capítulo IV, sección C, relativo a la salud. Desea colocar una reserva general sobre toda la sección y pediría que dicha reserva general sea señalada en el capítulo. Esta sección le dedica una atención totalmente desproporcionada a la salud sexual y reproductiva en comparación a las otras necesidades de salud de las mujeres, que incluyen los medios para contrarrestar la mortalidad y morbosidad maternas. Además, la Santa Sede no puede aceptar la terminología ambigua con respecto al control sin límites sobre la sexualidad y la fertilidad, en particular porque ésta podría ser interpretada como una aceptación social del aborto y la homosexualidad. La reserva sobre este capítulo no significa, sin embargo, ninguna disminución en el compromiso de la Santa Sede en favor de la promoción de la salud de las mujeres y las niñas.

"10) La Santa Sede no se une al consenso y expresa su reserva sobre el par. 232 (f), con su referencia a un texto (par. 97) sobre el derecho de las mujeres a tener `control sobre su sexualidad´. Esta ambigua expresión podría ser entendida como la aceptación de relaciones sexuales fuera del matrimonio heterosexual. La Santa Sede pide que esta reserva sea anotada en el párrafo. Por otra parte, sin embargo, la Santa Sede desea unirse a la condenación de la violencia contra las mujeres afirmada en el par. 97, así como a la importancia de que exista responsabilidad mutua y compartida, respeto y consentimiento libre en las relaciones conyugales, como lo declara este párrafo.

"La Santa Sede, con respecto a toda la sección sobre los derechos humanos, con la excepción de las citas o la redeclaración de instrumentos de derechos humanos ya existentes, expresa su preocupación acerca de un excesivo individualismo al tratar los derechos humanos. La Santa Sede también recuerda que el mandato de...[esta] Cumbre no incluyó la afirmación de nuevos derechos humanos.

"11) Con respecto a la frase `Los derechos de las mujeres son derechos humanos,´ la Santa Sede la interpreta en el sentido de que las mujeres deben gozar plenamente de todos los derechos humanos y de todas las libertades fundamentales.

"12) Con respecto a todas las referencias a acuerdos internacionales, la Santa Sede se reserva su postura en este aspecto, en particular con respecto a todos los acuerdos internacionales existentes que se mencionan en los documentos, en concordancia con su forma de aceptarlos o no.

"La Santa Sede pide que estas reservas, junto con la declaración anexa sobre la interpretación del término `género´, sea incluida en el informe de la conferencia."

Declaración sobre "género"

"Al aceptar que la palabra `género´ en este documento debe ser entendida según el uso ordinario en el ámbito de las Naciones Unidas, la Santa Sede se une al significado común de esa palabra, en las lenguas en que ésta existe.

"La Santa Sede entiende por el término género algo fundado en la identidad biológico-sexual, masculina o femenina. Más aún, la propia Plataforma de Acción (cf. n. 193, c) claramente usa el término `ambos géneros´.

"La Santa Sede, por tanto, excluye las interpretaciones dudosas basadas en aquellas maneras de ver al mundo que afirman que la identidad sexual puede ser adaptada indefinidamente para acomodarse a nuevos y diferentes propósitos.

"También se desentiende de la noción de determinismo biológico de que todos los roles y relaciones de los dos sexos se encuentran fijos en un solo patrón estático.

"El Papa Juan Pablo II insiste en lo distintivo y en la complementariedad de los hombres y las mujeres. Al mismo tiempo, ha aplaudido la asunción de nuevos roles por parte de las mujeres, enfatizando el grado en que el condicionamiento cultural ha sido un obstáculo al progreso de las mujeres, y ha exhortado a los hombres a que ayuden en `el gran proceso de liberación de la mujer´
Carta a las mujeres, no.6.






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |