Menu


ONU, carta de la tierra: culto pagano
Del 5 al 9 de noviembre del 2005 se llevó a cabo en Amsterdam la reunion Carta de la Tierra+5, con el fin de evaluar e impulsar la aceptación universal del documento


Por: Juan C. Sanahuja | Fuente: Noticias Globales, año VIII, numero 612



Del 5 al 9 de noviembre del 2005 se llevó a cabo en Amsterdam la reunion Carta de la Tierra+5, con el fin de evaluar e impulsar la aceptación universal del documento expresamente elaborado para sustituir al Decálogo, y llegar a ser el nuevo paradigma ético del nuevo milenio, como declaró en 1992 uno de sus promotores el ruso Mikhail Gorbachov.

Patrocinio

Bajo el patrocinio de la casa real holandesa que apadrina la Carta, se reunieron centenares de autotitulados representates de las más diversas instituciones del mundo. En la reunión se presentó el plan de acción para los próximos años, “Hacia un mundo sustentable: la carta de la tierra en acción”, en el cual todos los viejos promotores tienen su capítulo: Gorbachov, Wangari Maathai, Lubbers, Mayor Zaragoza, etc. pero también aparecen otros nuevos como los mexicanos, Alberto Cárdenas Jiménez y Mateo A. Castillo Ceja. Recordemos que Maathai, por ejemplo, declaró: “hay que volver a reescribir la Biblia. Una biblia, en el que el hombre, el medio ambiente y Dios formen parte de un todo en el que no haya diferencias, para romper con las tradición abrahámica del judaísmo, el cristanismo y el islam, dominada por el antropocentrismo en el que se le da a la naturaleza una importancia secundaria”, (vid. NG 671).
Al frente del pandemonium de Amsterdam se encontraban Steven Rockefeller; la princesa Basma Bint Talal de Jordania, Erna Witoelar, embajadora especial de la ONU para las Metas de Desarrollo del Milenio para Asia y el Pacífico; el primer ministro holandés Jan Peter Balkenende; Ruud Lubbers, ex-primer ministro de ese país; Leonardo Boff; el embajador especial de la ONU, Maurice Strong; la amiga de los orangutanes Jane Goodall (Premio Príncipe de Asturias); el rabino Awraham Soetendorp, y Federico Mayor Zaragoza, ex-director general de la UNESCO y una de las cabezas de la llamada Alianza de las Civilizaciones.

No faltaron los representantes de las grandes compañías industriales y financieras, los bancos de primer nivel y las agencias para el desarrollo de la ONU y de los países que encabezan la reingeniería social anticristiana, aclaremos que uno de los objetivos fijados en la conferencia es la implantación de la Carta en Latinoamérica.

Culto pagano

Las crónicas oficiales del evento registran que la reina Beatriz de Holanda rindió homenaje al Arca de la Esperanza -remedo blasfemo del Arca de la Alianza- en la que se encuentra simbólicamente guardada la Carta de la Tierra, así como en el Arca de la Alianza se encontraban las Tablas del Decálogo.
Las liturgias “interreligiosas” de la Carta, es decir el pseudoculto sin dogmas, pagano y panteísta, corrieron a cargo de Kamla Chowdhry, el “maestro” Sheng Yen, el rabino Awraham Soetendorp, y Leonardo Boff.

La única religión universal del Nuevo Orden Mundial

El 12 de noviembre escribía Leonardo Boff resumiendo las conclusiones de Amsterdam: “Este sueño bienaventurado supone entender ‘la humanidad como parte de un vasto universo en evolución’ y la ‘Tierra como nuestro hogar, y viva’; implica también ‘vivir el espíritu de parentesco con toda vida; con reverencia; el misterio de la existencia, con gratitud y el don de la vida que utiliza racionalmente los bienes escasos para no perjudicar el capital natural de las generaciones futuras; ellas también tienen derecho a un Planeta sostenible y con buena calidad de vida”.

Boff, autor de “A la sombra del Arco Iris. Una Ética Planetaria y una espiritualidad ecológica”, continuaba: “Las cuatro grandes tendencias de la ecología -ambiental, social, mental e integral- están ahí bien articuladas, con gran fuerza y belleza. Si es aprobada por la ONU, la Carta de la Tierra será agregada a la Carta de los Derechos Humanos. Así tendremos una visión holística de la Tierra y de la Humanidad, formando un todo orgánico, sujeto de dignidad y de derechos”. (La aprobación por la ONU es uno de los objetivos de las Conferencias del Milenio establecido por el mismísimo Secretario General Kofi Annan).
Es curioso, Boff uno de los promotores de los Foros Sociales Mundiales y de los movimientos"liberacionistas", apadrinado por la casa real holandesa.

Los premiados

El 8 de noviembre, Maurice Strog premió a quienes hicieron “excepcionales esfuerzos por implantar los principios de la Carta en el mundo”: Mateo Castillo de México, Louise Erbacher, de Australia y Rustem Khairov, de la Fundación para la Supervivencia y el Desarrollo, Rusia. El premio lleva el nombre del fallecido promotor de la Carta, Maximo T. Kalaw.
Los hombres de amianto: los que nunca se queman
Llama la atención la permanencia de entre los grandes comisionados de la Carta de Maurice Strong, que después de verse obligado a renunciar a la subsecretaría general de la ONU por el escándalo Alimentos por Petróleo (vid. NG 741), sigue no sólo en el comité principal de la Carta, sino que aparece como “embajador especial” de las Naciones Unidas. No menos llamativa es la continuidad de Ruud Lubbers, obligado a renunciar al cargo de Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas por las mismas organizaciones feministas enquistadas en la ONU, porque se habría tomado demasiadas confianzas con sus empleadas. Sin embargo Lubbers figura también como representante extraordinario de la organización.
Parecería tener razón el embajador norteamericano en la ONU John Bolton, quien declaró el 7 de noviembre pasado, "El escándalo de corrupción en la ONU es fruto de su propia cultura (...) nadie va a ser despedido a menos que se sean procesados por autoridades externas a la ONU”. (Diarioexterior.com, 07-11-05)

Algunos asistentes

De entre centenares de asistentes a Carta de la Tierra+5, figuran por España: Raminis Guillem, Mallorca; Serio Rovira, UNESCO-Cataluña; Amalio de Marichalar, Foro Soria; Pelayo del Riego y María Victoria Palacios, Fundación DEYNA; Juan Ramón Galán, Fundación Valores. Numerosos brasileros y costarricenses (Costa Rica es sede del Consejo de la Tierra, uno de los promotores de la Carta). Por Argentina sólo, Alejandro Meitin.
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |