Menu


El feminismo, ¿a favor de la mujer?
Documento completísimo acerca del feminismo: su historia, sus diversas modalidades y las tendencias e ideologías actuales.


Por: Lucía Larrea de Cervera | Fuente: Lucía Larrea de Cervera



La mujer a través de la Historia:

Paleolítico:
El hombre como jefe somete a la mujer.
La vida es nómada o seminómada.

Neolítico:
Surge el trabajo y como consecuencia el sedentarismo.
El hombre trabaja para darle a la mujer casa, comida y vestido.
Aparece el Matriarcado: la mujer doma al varón a través del sexo; es una civilización decadente, materialista, amor libre, el hombre trabaja para la mujer como esclavo.

Grecia:
Los conceptos filosóficos rigen toda la estructura social y económica.
Se le considera inferior al hombre y como manifestación de la fuerza opuesta al bien y al orden.

Pasividad (mujer), agresividad (hombre): Pitágoras.
"La mujer es valiosa únicamente en cuanto sepa atender bien el buen gobierno de la casa, custodiando el patrimonio y estando sujeta al marido": Platón.
"Un sólo hombre vale lo que diez mil mujeres": Eurípides.
Con el advenimiento de la propiedad privada, la mujer es destronada y es ligada a la herencia del hombre (como cosa)
No existe la poligamia.

Roma:
Tiene particular consideración como esposa y madre, participando en la dirección y educación de los hijos, pero mantienen su condición de inferioridad.
Jurídicamente: el puesto de la mujer es en casa. Tiene la ciudadanía,pero no el derecho público.

Intelectualmente: no se le da dignidad, ya que toda la fuerza de la inteligencia se le atribuye al hombre.
Su educación no sigue paralela con su emancipación y autonomía

Antiguo Testamento:
Maldición sobre la mujer.
Se le respeta y honra por su progenie o por su trabajo con el que ayuda al marido.
Se admite la poligamia.
La mujer vale menos que el hombre. "Viene al mundo una mujer y no viene nada": Flavio Josefo.

El Cristianismo reconquista el orden perdido, originalmente deseado por Dios.

Cristianismo:
Cualquier hombre vale por ser creado por Dios, a su imágen y elevándolo al orden espiritual.

Ninguna persona puede ser considerada como objeto, ni propiedad de un amo.
"No es más el hombre que la mujer, porque todos son uno en Cristo" (Gal.-28)
Matrimonio monogámico
Se reconoce la Santidad de la mujer.
Cristo le dió su lugar a la mujer.
María: síntesis de todas las virtudes del cristianismo.

Edad Media:
Santo Tomás regresa a Aristóteles, biológica y espiritualmente "pasividad de la mujer"; al hombre le pertenece el germen creador, generador. En el hombre predomina la inteligencia.
El matrimonio es indisoluble, la mujer adquire una ventaja, antes el hombre podía repudiar a su mujer y ella no.

La vida feudal sirvió para hacer menos pronunciada la desigualdad, sobre todo en la clase pobre.

En clases aristocráticas, la vida de la mujer era monótona y ociosa.

Renacimiento:
El humanismo es exclusivo del hombre.

Encontramos excepciones de mujeres que estudian, que más bien se aceptaba como un resultado aristocrático.

Fuera de la corte, prevalece el patriarcado en los pobres.

En la aristocracia, la mujer tiene cierta emancipación, no tanto en consideraciones políticas, sino en las expresiones estéticas
y culturales.

Se cuida mucho la formación religiosa de la mujer piadosa y dedicada al gobierno de la casa.

Edad Moderna:
Sin actividad, relegada al salón, perezosa, objeto de placer y pasatiempo.

Sin cultura, únicamente estética, se ocupa de su cuerpo.

La mujer del campo sigue ayudando a su marido y es menos discriminada.

Surge la vida urbana: el hombre tiene que salir de su casa y la mujer no tiene posibilidad de compartir actividades con su marido. Ella le sirve para mostrar su triunfo.

Siglos XVII y XVIII:
Estos siglos marcan un retroceso en las costumbres del mundo femenino, respecto al humanismo.

La mayoría de la educación de las mujeres se lleva a cabo en los conventos.

Para la señorita rica, como para la campesina, el matrimonio resolvía su vida, dándole una familia, una casa, es decir, una vocación o profesión.

Las mujeres que no se casaban eran menos numerosas, entraban a conventos, o se convertían en institutrices o damas de compañía de familias ricas.

HISTORIA DEL FEMINISMO EN EL MUNDO.

Siglo XIX.

La situación y vida de las mujeres ha variado mucho en los diferentes países
culturas y épocas de la historia.

La conversión de Europa al Cristianismo supuso una notable mejoría de su consideración y status personal, familiar y social, y su influencia fue decisiva en la defensa del derecho a la vida de los hijos y especialmente de las niñas, que en el mundo romano eran abandonadas en un número mucho mayor que los niños.

El matrimonio cristiano fue también una institución decisiva para mejorar la situación de la mujer en la familia y en la sociedad.

Desapareció por otra parte el "estigma" social y la discriminación que existía en la sociedad respecto a las solteras y las viudas.

Se defendió la libertad de las vírgenes para seguir la vocación religiosa.

Muchas mujeres participaron activamente en la implantación y difusión del Cristianismo y tuvieron influencia decisiva en la conversión de sus maridos y familiares.

Algunas nobles cristianas emprendieron obras sociales de diversa índole.
En los tiempos feudales las mujeres podían tener y administrar feudos, iban a las cruzadas, gobernaban y algunas llegaron a tener un alto poder político, económico y social.

Existieron también numerosos monasterios y abadías femeninas que tenían en ocasiones un alto nivel cultural. Las abadesas no sólo eran educadoras y protectoras de la cultura, algunas también eran creadoras y llegaron a tener gran influencia en Inglaterra, Alemania y Francia.

Sin embargo, la situación de la mujer se deterioró a partir de los últimos siglos medievales con la progresiva influencia del derecho romano, el desarrollo de la
mentalidad burguesa, la Modernidad y el Código Napoleónico de 1804 , que copiaron otros países ("La mujer es nuestra propiedad, nosotros no somos la suya").

Ante situaciones injustas y discriminatorias, algunas voces individuales se habían alzado, señalando deficiencias y proponiendo diversas soluciones (María de Zayas, Feijoo, Sor Juana Inés de la Cruz, etc.)

A finales del siglo XVIII Olympe de Gouges en Francia y Mary Wollstonecraft en Gran Bretaña habían criticado también la situación de las mujeres, en sus famosas obras "Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadanía" y la "Vindicación de los Derechos de la Mujer".

Fué hasta el siglo XIX cuando las propias mujeres comenzaron a unirse en organizaciones creadas expresamente para luchar juntas por la emancipación de su sexo. Surgen movimientos diferentes, con diversidad de programas y estrategias aunque algunos puntos de coincidencia, por lo que resulta más preciso hablar de movimientos feministas que de feminismo.

El origen de la palabra "feminismo".

Muchos atribuyen su invención a Charles Fourier, pero lo más seguro es que su utilización masiva se produjo a principios de los años noventa, como sinónimo de "emancipación de la mujer".

El diccionario de la Real Academia Española define el feminismo como: "doctrina social favorable a la condición de la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados hasta ahora a los hombres".

Orígenes ideológicos

Los orígenes ideológicos de los movimientos feministas del siglo XIX están en la filosofía de la Ilustración (concepto de razón, educación, progreso, derecho, natural); el librepensamiento, la masonería, la filosofía de la Revolución Francesa, el protestantismo liberal y el socialismo utópico.

A lo anterior se añadieron circunstancias políticas, económicas y sociales que discriminaron a la mujer y favorecieron la revuelta feminista.

La Revolución industrial y la urbanización modificaron profundamente los modos de vida y de trabajo, lo que llevó a importantes cambios familiares y sociales.

Las mujeres con el desarrollo de la Modernidad empiezan a quedarse solas en casa atendiendo a los niños y a los ancianos, y empiezan a formar parte de los grupos marginados, al ser excluídas de la participación en la vida política, económica y cultural.

Hegel y muchos otros intelectuales y políticos de entonces, negaban la posibilidad de que las mujeres accedieran a tales espacios, advirtiendo que significaría la ruina.

Entonces se presenta una gran discriminación de las mujeres en lo político: no podían votar ni ocupar puestos públicos: no podían tener propiedades, transferían al marido los bienes heredados, no podían dedicarse al comercio,tener negocio propio, ejercer muchas profesiones, abrir una cuenta corriente o aspirar a un crédito.

Las leyes en lo civil y lo penal las trataban siempre como menores de edad.

También discriminaban a las mujeres en la enseñanza, sobre todo superior.

Esto no quiere decir que no hubiera mujeres que influyeron en el siglo XIX, pero quizá su papel más importante fue la creación y conservación de una vida familiar fuerte y estable, y la educación de los hijos.

Tipología feminista:

La diferencia más significativa en los primeros grupos se dio entre los que defendían un feminismo igualitario, imitando la vida y modelo del varón, y los partidarios del feminismo dualista de la diferencia, que exigía mejores condiciones y leyes para la mujer de forma que pudiese cumplir bien sus funciones específicas, básicamente la maternidad.

Los movimientos feministas que más actuaron a lo largo del siglo XIX fuerón el liberal y el socialista.

El feminismo liberal se extiende en Gran Bretaña y de ahí pasa a los Estados Unidos, donde será muy poderoso.

El feminismo socialista se desarrolló entre 1820 y 1840 en Francia con influencia de Simon de Fourier. A finales del siglo XIX será la etapa de mayor difusión del feminismo socialista sobre todo en Alemania y Rusia.

Entre las feministas liberales y las socialistas se van a producir fuertes choques
por sus profundas diferencias sociales, culturales y económicas que se hacían presentes en los debates y programas.

Hubo también diferencias entre feministas cristianas y anticlericales ateas.
En el ámbito católico se van a desarrollar movimientos feministas y de promoción de la mujer, sobre todo en Francia y Alemania.

A finales del siglo XIX y en el XX se multiplicarán las asociaciones femeninas
Piden el derecho a voto, una mejor educación, más oportunidades profesionales
y mayor autonomía jurídica y económica de la mujer casada.

Proponen medidas de apoyo y protección a las madres y a las familias. No desean la lucha de los sexos, ni separar la sexualidad de la maternidad.

Es un "feminismo solidario".

Respecto a la sexualidad había diferencias en el planteamiento de los grupos: el feminismo liberal se inclinó pronto a solicitar el "derecho" al divorcio y control natal.

Las primeras feministas socialistas relacionaron la opresión económica y política con la sexual. Por esta razón atacaban el matrimonio y la familia
tradicional y defendían el amor libre.

Pronto se relacionó a las socialistas con la defensa de la promiscuidad sexual y esto fue causa de su rechazo en muchas zonas.

El feminismo católico rechazó la irresponsabilidad sexual, el malthusianismo
el divorcio y el abandono de la casa, por entender que perjudicaban a la familia y a la sociedad, además de la mujer, y no eran por tanto, factores de progreso.

Siglo XX.

En Gran Bretaña los años de mayores tensiones serán entre 1906 y 1914, en que el tema fundamental fué el voto, desarrollándose al mismo tiempo un feminismo católico al igual que en Francia.

En Italia se consolidaron muchos grupos y movimientos para la promoción de la mujer, entre los que destacaba la Acción Católica.

Miles de mujeres formarán agrupaciones para defender los valores cristianos en la familia y en la sociedad, a partir de una formación cristiana de la mujer.

Es de gran importancia el impulso de Pío XII y otros Papas.

En Alemania, Edith Stein y después Gertrude Von Le Fort serán dos perspectivas intelectuales católicas originales sobre el tema de la identidad de la mujer y sus aportaciones sociales.

Clara Zetkin, es colaboradora de Lenin y representante del feminismo marxista coordinaba el movimiento alemán.

En Rusia, Kollontai organiza en 1905 un movimiento feminista ruso que propone una liberación sexual y profesional de la mujer.

El feminismo del siglo XX iba dando resultados en algunos ámbitos, en la cuestión del voto por ejemplo (en Estados Unidos la mujer obtuvo el derecho al voto en 1920; en México en 1953), pero los movimientos se polarizan en dos grupos sociales, y a veces enfrentados, de mujeres de clase media y procedencia burguesa y obrera; por otra parte las asociaciones católicas no compartían las propuestas de anticoncepción y aborto que hacian otros grupos lo que suponía también enfrentamientos.

Las circunstancias políticas europeas Primera guerra mundial), facilitaron algunos objetivos feministas como la incorporación de la mujer al trabajo, lo que facilitó a su vez derechos políticos como el voto y ciertos derechos laborales.

La situación demográfica de postguerra hizo necesario un esfuerzo de reconstrucción nacional y apoyo a la familia.

Esta época favorece una revolución de la moda y las costumbres.

Es a comienzos del siglo XX cuando se produce en Europa un mayor impulso a favor de la libertad sexual y el control de la natalidad. Surgen ligas malthusianas muy activas que entendían como progreso la separación artificial del sexo y la natalidad.

Esto es un hecho ciertamente revolucionario.

La disociación entre la sexualidad y la reproducción fue un hecho histórico capital que se produjo en este siglo y que ha provocado cambios decisivos en la condición histórica de la mujer y en la relación entre los sexos.

Al mismo tiempo que en Europa se extenderá en Estados Unidos con gran fuerza la mentalidad antinatalista. Se extiende así una "nueva ética" más de acuerdo con la "Psicología de las Pasiones" de Fourier que va a cambiar profundamente el modo de entender la sexualidad de algunas mujeres, que defenderán la soltería, el amor libre y el lesbianismo.

En la década de 1920, las feministas que defendían la anticoncepción y el aborto formaban ya una pequeña pero activa red internacional, aunque muchas de sus actividades eran ilegales. (Ej: Margaret Sanger)

A finales de los años sesenta, algunos países habían legalizado los anticonceptivos
y el aborto seguía siendo ilegal, salvo en países como Rusia y algunos del Este.

El feminismo de 1920 presenta una cierta decadencia, pero vuelve a resurgir en los años sesenta.

Del "conservadurismo" de los años cincuenta se pasó al "radicalismo" de los sesenta: movimiento en pro de los derechos civiles
de los negros en Estados Unidos, movimientos estudiantiles, rebelión de los hippies.

Las mujeres de estos movimientos descubrieron que en estas demandas no
se incluía a la mujer.

Este movimiento feminista de segunda etapa va a tener una gran influencia social, muchas de sus dirigentes se habían adiestrado en movimientos de izquierda.

Este segundo Feminismo se encuentra nfluenciado con las nuevas teorías
sociológicas y antropológicas: la Psicología de Freud, la Escuela de Frankfurt, el Círculo de Viena, y muy especialmente el existencialismo y el marxismo.

Una de las principales inspiradoras fue Simone de Beauvoir, que escribe "El segundo sexo": "la mujer es la víctima; a la mujer se le ha dejado en la esfera de lo corporal, de la naturaleza, en la pasividad, mientras los varones hacen la cultura y transforman al mundo"

Y continúa:
"es preciso romper las cadenas biológicas, controlar la naturaleza y conseguir el aborto".
"la trampa de la maternidad, excluye a las mujeres de la vida pública"

El rechazo de Beauvoir al cuerpo femenino es total. El feto es un parásito,la maternidad agota a la mujer.

Margaret Mead va a influir especialmente con sus estudios sobre sexo y género.

Bella Abzug, líder feminista del Congreso norteamericano, dijo ante miles de mujeres hace poco tiempo: "no nos forzarán al considerar que la biología es nuestro destino"

PRINCIPALES CORRIENTES FEMINISTAS.

Feminismo radical:
Plantearon la necesidad de resolver políticamente la subordinación femenina
como recoge su slogan "lo personal es político".

Rechazan el feminismo burgués y el socialista por entender que no había
resuelto el problema.

Su característica es el papel central concedido a la sexualidad como fuente
de opresión de la mujer y la subordinación de otros factores como raza y clase
social.

Defiende que las mujeres son la clase oprimida por los hombres y deben
tomar control de los medios de reproducción (como los obreros en análisis marxista deben tomar los medios de producción), liberándose de su destino biológico, por medio de la tecnología genética.

Es necesario destruir las estructuras sociales, económicas y culturales que han dado lugar al patriarcado.
Para liberarse de los hombres es necesario escapar de la heterosexualidad y crear una sexualidad femenina exclusiva, a través del celibato, el autoerotismo o el lesbianismo.

Feminismo psicoanalítico:

Aunque el feminismo psicoanalítico no llegó a formar un movimiento organizado, la teoría de Freud y sus seguidores influirán rofundamente en feministas de diversas tendencias ideológicas.

La sexualidad juega un papel importante, diferente al feminismo radical, y emerge de las teorías de Freud y sus conceptos de etapa pre-edipo y complejo de Edipo.

Las raíces de la opresión de la mujer están en su "psique". Fue un movimiento intelectualista que se propuso estudiar la
dimensión psico sexual de la opresión femenina y evitar la reproducción de
la masculinidad.

Feminismo Socialista - Marxista

Estos grupos encontraban dos fuentes de opresión: la clase social y el sexo.
Era preciso acometer la lucha de los sexos y de las clases pues el capitalismo y los hombres, oprimían a las mujeres.

Los escritos de Engels sobre la familia serán textos básicos para el feminismo
marxista.
La liberación de la mujer exigía la destrucción previa de la familia que era
la que perpetuaba el sistema.

Feminismo liberal feminista:

Entiende que la subordinación de la mujer se debe a situaciones legales y de costumbres que bloquean su entrada y su triunfo en el mundo público.
La sociedad infravalora a la mujer y por eso la excluye de la vida pública.

Su objetivo era conseguir las reformas legales para asegurar la igualdad real de hombres y mujeres en la sociedad, suprimiendo las discriminaciones.
Tuvo un fuerte desarrollo en Estados Unidos, Betty Friedan fue la feminista más conocida de ésta tendencia.

Feminismo Teológico:

A finales del siglo XIX resurgen las diaconisas en EU y Gran Bretaña. A partir
de 1930 se ordenan mujeres en diferentes confesiones protestantes.

Este feminismo atacó a la Iglesia Católica por considerar que impedían la liberación. Feminismo y Teología de la Liberación unieron sus esfuerzos.

Antes del Concilio Vaticano II varias teólogas alemanas y holandesas, pidieron
investigar la posibilidad del sacerdocio femenino, volverán a solicitarlo en 1970

Estas demandas acabaron con muchas vocaciones o separación de miembros de órdenes religiosas. Las teólogas fundamentaron el movimiento de liberación de la mujer en la Iglesia, desde el feminismo y no desde la fé revelada.

En el ámbito católico se ha explicado también una Teología de la Femineidad que parte de la Revelación y procura analizar a la luz de la fé la situación de la mujer y su progreso.

Situación actual de la mujer en el mundo.

Breve exposición de la situación de la mujer en el mundo y en México.

Feminismo. Ataque a la familia
El feminismo radical parte del análisis marxista para "atacar la familia y la maternidad".

Desde hace varios años y, especialmente después de las Conferencias de
población de El Cairo en 1994 y de la Mujer en Pekín en 1995, la ONU, dominada por los países económicamente más fuertes, ha querido imponer un plan mundial anti-vida y anti-familia.

Como toda ideología, se ha utilizado la manipulación del lenguaje para confundir, así se han creado una serie de eufemismo (palabras que disfrazan los verdaderos propósitos), que son los lineamientos de una nueva “cultura” a imponer. Algunos de los más utilizados son:

1. Perspectiva de Género: el término género lleva implícita la creencia de que las diferencias entre hombre y mujer no surgen de la naturaleza, sino como "roles socialmente construídos".

Apoyan la existencia y legitimidad de cinco géneros en lugar de dos sexos: hombre, mujer, homosexual y lesbiana, bisexual y transexual.

2. Orientación o preferencia sexual: indica el tipo de gustos sexuales de una persona.

3. El género y la preferencia sexual:
deben ser parte fundamental de los derechos humanos, por lo que las legislaciones de los países "deben" cambiar para garantizar estas "libertades"

4. Derechos Reproductivos: total dominio que "debe" tener la mujer sobre su cuerpo, para poder reproducirse o no, independiuntemente de la relación sexual, y considerando el ABORTO como un "derecho"
fundamental de las mujeres sobre su cuerpo.

5. Salud reproductiva y maternidad sin riesgos: protección a las mujeres que mueren por abortos mal practicados.

6. Derechos sexuales: es el "derecho" de todos (incluye niños y jóvenes) para utilizar la sexualidad de manera separada de la procreación,fuera del matrimonio y con quien se desee.

7. Violencia Intrafamiliar: abusos que el hombre comete contra la mujer y sus hijos.

8. Familias alternativas: se refiere a parejas de homosexuales o lesbianas, para que la ley reconozca sus "derechos" a formar uniones con capacidad de adopción y de reproducción mediante fertilización asistida.

9. Sexo seguro: es la promoción del condón como principal solución a los problemas del SIDA y para evitar el embarazo.

10.Derecho a la confidencialidad: se refiere al "derecho" que tiene toda persona a saber lo mejor para su vida. Incluye a los niños y jóvenes, para que tengan una visión más moderna.

11.Educación sexual de género: es la educación sexual para la niñez y juventud a fin de quitarles los "prejuicios" de sus padres y cambiar la cultura.

Apoyos nacionales e internacionales
Grandes organizaciones internacionales apoyan a las feministas de género porque difundiendo su ideología se podría ayudar a bajar la tasa de natalidad en los países subdesarrollados.

Fundaciones muy importantes, quienes están preocupados por el control demográfico son los mayores contribuyentes a organizaciones de las feministas de género.

Las feministas se han establecido como académicas en las universidades para utilizar programas de estudios y endoctrinar estudiantes.

Han obtenido puestos gubernamentales para ir cumpliendo su agenda desde puestos de poder político.

La agenda feminista se ha ido cumpliendo puntualmente después de la Conferencia de la ONU en Pekín en Septiembre del 95. En enero de 1999, se pretende legalizar el aborto como derecho de la mujer. En el 2000, consiguen la aprobación legal del aborto en caso de violación.

Feminismo Católico .

1. Dignidad y vocación de la mujer:

El varón y la mujer en la total donación de sí alcanzan la más alta comunión humana posible y se realizan a sí mismos en el modo
más eminente, dado que la persona humana no puede encontrarse plenamente si no es a través de un don sincero de sí en el amor.

La dignidad de la mujer se relaciona íntimamente con el amor que recibe por su feminidad y también con el amor que, a su vez ella da.

2. La vocación de esposa y madre:

En primer lugar y de modo ordinario, la mujer realiza la vocación del amor en el matrimonio, como esposa y como madre.

Es un amor que madura a través de los años, por lo que el cariño de los esposos debe renovarse diariamente, pues corre peligro de
desgastarse y perder el brillo que lo caracterizó al inicio.

Es urgente reafirmar la belleza de la maternidad, ámbito privilegiado en el que la mujer realiza su vocación de amor. Hay pocos amores tan puros, elevados y desinteresados como el de la madre.

La mujer, como esposa y madre, construye la familia, esa comunión de vida de padres e hijos.

3. La vocación a la virginidad:

La vocación al amor y a la vida, tan propia de la mujer, no se agota en el matrimonio y en la familia.

La mujer también se realiza plenamente en esta vocación. La virginidad es un camino, diverso del matrimonio, en el que la mujer se entrega totalmente en amor esponsal y oblativo a Jesucristo.

Se consagra exclusivamente al amor y a la fecundidad espiritual.

4. La vocación social :

La mujer, sin descuidar sus obligaciones de esposa y madre, debe abrirse al vasto mundo de la cultura, de la economía, de la participación en la vida social y eclesial.

5. La vocación eclesial de la mujer:

Es insustituible el papel de la mujer en la trasmisión de la fe y en la educación en los valores religiosos.

Esta misión no se agota en la propia familia, se debe extender a la catequesis parroquial o escolar, a la evangelización de la juventud o de los adultos, todo esto con un testimonio alegre y de fe.

Papa Juan Pablo II: "la Iglesia no tiene de ningún modo la facultad de conferir a las mujeres la ordenación sacerdotal y esta sentencia debe ser mantenida de modo definitivo por todos los fieles de la Iglesia".

Esto no significa que la Iglesia discrimine a la mujer, sino sólo que busca ser fiel a la voluntad y ejemplo de Cristo.

6. Cristo y la Mujer:

Cristo le da a lo largo de todo el Evangelio un gran valor a la mujer en contraposición a la cultura de aquel tiempo.

7. María, la mujer:
María es la primera mujer ápostol, la primera trasmisora del Evangelio,la Reina de los Apóstoles (Pentecostés).
Supo vivir con perfección su vocación como mujer porque fue humilde.
Se ha realizado plenamente como mujer al dar a luz a Jesucristo, Camino,Verdad y Vida.

8. El papel de la mujer en el mundo:
El gran reto consiste en crear una figura de mujer, que en contraposición con las formas radicales de feminismo, de dentro y de fuera de la Iglesia, desarrolle en toda su amplitud y armonía las riquezas de la auténtica feminidad tal como lo ha propuesto el Papa en la Carta Apostólica "Mulieris Dignitatem"

Una mujer feliz es la que sabe respetar y hacer respetar su dignidad personal, donarse a Dios y a los demás y responder a su gran vocación: amar y custodiar al ser humano. Esa es la mujer realizada, siendo lo que es, comprometida en los apostolados de la Iglesia y enla promoción de la comunidad humana.

Más sobre el tema:

Las mujeres y la cultura de la vida, Mary Ann Glendon

La ideología de género sus peligros y alcances, Mons. Oscar Alzamora Revoredo, Obispo Auxiliar de Lima.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |