Menu


A - Teología
Ateos, Nueva Era, Agnósticos y otros que siguen tan sólo lo que ellos mismos quieren ver. Cómics con contenido doctrinal y apologético Católico.


Por: Cristian Kesternich | Fuente: facebook.com/comics.catolicos.va



Has "click" sobre la imagen para agrandarla

Los relativistas y los escépticos consideran que aceptar cualquier creencia es algo servil, una torpe esclavitud que coarta la libertad de pensamiento e impide una forma de pensar elevada e independiente.

Cuando los defensores del relativismo hablan en defensa de sus derechos, suelen desprenderse de todo su relativismo moral y condenar con rotundidad la objetiva inmoralidad de quien pretenda causarle dañodiga lo que diga quien sea.

No me impongas tu verdad


Probablemente muchos hemos llegado a este razonamiento, conversando con ateos, bueno, esto ya lo había popularizado Pascal.

Aún así, es un razonamiento que vale la pena comentarlo en un Cómic.

¿Crees que si no existiera el infierno, Jesús hubiera empleado su tiempo, que Él sabía muy valioso, hablando de una mentira, algo ficticio, sólo para asustar a los hombres? ¿Existe realmente el infierno?


El horóscopo no sólo es una pseudociencia sin mucho sentido, sino que también es pecado =O

Aunque los fanáticos de la nueva era opinen diferente, los astros no rigen nuestra vida, sino Dios.

Querer saber el futuro es querer ser iguales a Dios -la tentación de la serpiente en el paraíso- Debemos confiar a la Providencia divina nuestra vida, confiar en Dios como Padre que es. ¿Es malo creer en los horóscopos?


"Idolatría" es una palabra que le gusta mucho a los protestantes. ¿Qué es la idolatría? Es poner algo que no es Dios, en el lugar de Dios.

Cada vez que ponemos nuestra fe en algo que no es Dios (estamos siendo idólatras, con supersticiones, rituales, etc).

Así mismo cada vez que ponemos como centro de nuestra atención algo que no es Dios, estamos siendo idólatras (Centrando nuestra vida en el trabajo, el deporte, etc.).


Me gustaría decir que yo inventé este diálogo, de este modo, podrían pensar "¡Qué poco imaginativo! nadie afirmaría algo como eso (por el argumento de Nora Eva", pero en realidad hubo una persona que envió este comentario a una página muy importante de apologética en inglés.

El gnosticismo en sentido estricto significa una corriente de espiritualidad e incluso una religión extracristiana o, cuando menos, heterodoxa, que se está poniendo "de moda" gracias al New Age El retorno del gnosticismo




¿Es Dios un invento del hombre, producto de su ignorancia, su miedo a las fuerzas de la naturaleza y a lo desconocido? Esto y cosas semejantes dicen ateos, no creyentes (a algunos gusta esta diferenciación) y los enemigos de la religión.

Creer en Dios es de estricta lógica y no de la imaginación, o de la ignorancia científica o de debilidades y miedos humanos. Las ciencias nos dan conocimiento de la realidad física y de las leyes que gobiernan al universo, pero no explican su origen o su por qué; creer en Dios sí da esa respuesta. Ante la ciencia: ¿existe Dios?


Jesús enseñó por meido de parábolas, recordemos la del buen grano y la cizaña (Mateo 13, 24-43).

Esta parábola es una figura de la historia y de la vida humana. Porque la historia del mundo y la historia de nuestra vida personal, es una coexistencia entre las fuerzas divinas y las fuerzas diabólicas.

Dios nos da libertad, depende de nosotros el elegir entre el bien y mal en este mundo.


Si hay Dios, ¿porqué existe el mal y el sufrimiento?, no debemos escandalizarnos por formular la pregunta. El propio Juan Pablo II, en su catequesis sobre el credo (audiencia general de 4 de junio de 1986), indica que la presencia del mal y del sufrimiento en el mundo “constituye para muchos la dificultad principal para aceptar la verdad de la Providencia Divina”

El artículo "La experiencia del mal y la idea de Dios" analiza este misterio y nos da respuestas


Queremos tener el control absoluto de nuestra vida, y eso es imposible. Somos frágiles y pequeños. Dependemos de Dios. Lo sabemos, pero no acabamos de creérnoslo.

Se sustituye a Dios por una baraja de cartas, una bola de cristal o una sesión de espiritismo. No es tema baladí. Ya lo dice la Biblia: "No acudiréis a nigromantes ni consultaréis a adivinos, para no mancharos. Yo soy el Señor, vuestro Dios"

Confiar en Dios o en los brujos


En la parábola del rico Epulón (Lc 16,19-31), Jesús contó cómo al morir un pobre mendigo los ángeles lo llevaron inmediatamente al cielo. Por aquellos días murió también un hombre rico e insensible, y fue llevado al infierno para ser atormentado por el fuego de las llamas.

No dijo Jesús que a este hombre rico le correspondiera reencarnarse para purgar sus numerosos pecados en la tierra. Al contrario, la parábola explica que por haber utilizado injustamente los muchos bienes que había recibido en la tierra, debía pagar sus culpas (v25).




La falsa angelogía

Los Ángeles y la Nueva Era





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!