Menu


Sociedades de convivencia... o de conveniencia
Al legalizarlo – al conseguir que una autoridad diga que ese tipo de uniones son buenas para la sociedad se habrá conseguido que una cierta forma de vida es buena para el hombre


Por: René Lankenau | Fuente: René Lankenau



Sociedades de convivencia... o de conveniencia

¿Hay algo que nos diga qué debe ser legal y qué no? ¿O cualquier cosa puede ser legalizada?

Si atendemos a principios de derecho natural – por ejemplo, a lo que decía Platón – estaríamos de acuerdo en que lo bueno debe ser legal y lo malo ilegal. Es decir, aquello que es bueno para el hombre es lo que tiene que ser legal, y lo que le hace daño es lo que tiene que ser ilegal, ¿o nos equivocamos?

Así, hacer ejercicio debe ser legal, porque le hace bien al hombre. Utilizar drogas debe ser ilegal porque le hace mal al hombre.

Por lo tanto, si un estado quiere decir qué considera correcto y qué considera incorrecto, solamente tiene que determinar su legalidad.

Ahora bien, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal acaba de aprobar una iniciativa de ley para legalizar las "Sociedades de Convivencia" . La finalidad de regularizar estas "sociedades" es que cualquier pareja - o cualquier grupo de personas - independientemente de su sexo, puedan unirse legalmente en una figura equiparable al matrimonio.

Cabe destacar que desde hace mucho tiempo esto no es ilegal. No hay ninguna norma que prohibiera la cohabitación de parejas homosexuales o de grupos de personas. Sin embargo, quienes impulsan esta iniciativa alegan que es necesario que la legislación vigente reconozca este tipo de uniones “para ofrecerles un mayor nivel de seguridad jurídica”.

Pero, ¿será realmente necesaria una ley especial para tutelar los derechos de estas personas?

Y es que lo que ellos NO nos dicen es que nuestra legislación actual YA contaba con los medios para proteger los derechos de estas personas. Así, si alguien quiere dar un marco legal a una unión de este tipo, puede constituir una sociedad civil o una asociación civil, u obligarse por medio de un contrato innominado que establezca derechos y obligaciones para ambas partes, siempre que su objeto sea lícito.

¿Se busca también un nuevo régimen de propiedad para estas parejas? No es necesaria, pues ya existen en la legislación mexicana las figuras de la copropiedad o del usufructo. ¿Quieren sumar los salarios? Ya existe la figura de la solidaridad de deudas. ¿Quieren que exista la posibilidad de heredar entre sí? Pues simple y sencillamente el actual régimen de sucesión testamentaria es más que suficiente.

Y entonces, si jurídicamente no es necesaria esta ley, ¿por qué el alegato que se trata de una situación urgente? ¿Qué es una cuestión de derechos humanos? ¿Es que no hay otro tipo de temas más importantes para nuestra comunidad? ¿O podemos suponer que detrás de la iniciativa hay otro tipo de intereses? Por ejemplo, utilizar el aparato gubernamental para legalizar algo en específico.

Y al legalizarlo – al conseguir que una autoridad diga que ese tipo de uniones son buenas para la sociedad - ¿lo que se habrá conseguido no será simplemente eso: el poder decir que una cierta forma de vida es buena para el hombre y la sociedad?







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |