Menu


El homosexualismo militante utiliza eufemismos y manipula
La frase "derechos sexuales" es equivalente a "orientación sexual" en cuanto a que también es un eufemismo para encubrir el homosexualismo


Por: Adolfo J. Castañeda | Fuente: Vida Humana Internacional



El homosexualismo militante utiliza eufemismos y manipula

El movimiento en pro del homosexualismo, es decir, de la aceptación de la sodomía, al igual que el movimiento en pro del aborto, utiliza varias frases ambiguas y engañosas para promover su agenda. Una de ellas es la "homofobia". La etimología de este término sugiere que el significado del mismo es el temor irracional a la homosexualidad o a las personas que practican el homosexualismo. En la práctica, las personas que promueven el homosexualismo utilizan este calificativo para etiquetárselo a toda persona que se opone a esta conducta inmoral, sin importar si tal oposición se funda en razones válidas o no. De esta manera pagan justos por pecadores. Es decir, al colocar en el mismo nivel a las personas que se oponen al homosexualismo por razones válidas y a las que emplean la violencia verbal o física contra las personas que tienen inclinaciones homosexuales, el movimiento en pro del homosexualismo desacredita a priori a los que tratan de defender a los niños, al matrimonio y a la familia de esta desviación sexual, tildándolos injustamente de irracionales o violentos.

Esta táctica se está utilizando, por ejemplo, en Uruguay. Según informa Opus Gay, una organización a favor del homosexualismo, "Uruguay es el primer país latinoamericano con prisión a homofóbicos" . ¿A quiénes considera "homofóbicos" esta organización?" La siguiente cita del Senado de Uruguay, que esta organización reproduce con aprobación, lo aclara: "Significa que por primera vez el Estado reconoce la gravedad y reiteración de la violencia enfrentada por muchas personas a causa de su orientación e identidad sexual" . Si este fuese el único grupo de personas a quienes se les llamara "homofóbicos", ninguna persona sensata y de buena voluntad tendría ninguna objeción. Debiera ser evidente para todos que no se debe emplear ningún tipo de violencia contra ninguna persona. Pero ese no es el único grupo de personas a quienes el movimiento en pro del homosexualismo llama "homofóbicos". El proyecto de ley presentado en el 2000 en el Uruguay, y que recibió el visto bueno del Senado el 10 de julio del 2003, posibilita una futura aprobación de las uniones homosexuales. "Hasta ahora Argentina había liderado las principales pautas de la región con normas constitucionales que prohíben la homofobia y con leyes y proyectos que posibilitan las uniones de hecho en algunas de sus provincias. Será Uruguay, sin embargo, el país de donde provendrá la más importante norma contra la discriminación, toda vez que una reciente reforma al Código Penal será aplicable automáticamente a toda la nación" . Ahora bien, es una injusticia tildar de "homofóbicos" a las personas que, temiendo una desintegración del concepto natural del matrimonio y de la familia, se oponen a este tipo de proyectos de ley y, peor aún, el de encarcelarlos por no aceptar este tipo de "uniones", en caso de que estas fuesen aprobadas.

Observemos que esta organización en pro del homosexualismo también considera "discriminación", no sólo la violencia contra las personas homosexuales (cuya violencia, reiteramos, es inaceptable), sino también el reservar el matrimonio a la unión legal entre un hombre y una mujer. El término "discriminación" es otro que utiliza este movimiento para incluir injustamente en el mismo nivel de "homofobia", tanto a los que practican la violencia contra los homosexuales como a los que, respetando a estas personas, se oponen, por razones sobradamente válidas, a la institucionalización del homosexualismo. Todas las personas tienen una dignidad intrínseca y sus derechos fundamentales deben ser respetados. Sin embargo, algunos de estos derechos no son absolutos y pueden ser limitados por desórdernes externos de conducta. Tales son los casos, entre otros que tienen que ver con el empleo o la ocupación, del reclutamiento en las fuerzas armadas o el ser maestro de escuela .

En relación con esto último, en el Estado de la Florida, EEUU, ciertos grupos de presión en pro del homosexualismo intentaron presentar un proyecto de ley para fomentar la aceptación de esta inmoralidad en las escuelas. Gracias a la rápida movilización de muchos ciudadanos se logró que los legisladores se negaran a sostener audiencias en torno al mismo. Llama la atención el engañoso título del fracasado proyecto: "Acta para la Dignidad de Todos los Estudiantes". El proyecto de ley exigía que todos los maestros, administradores y consejeros del Estado participaran en "sesiones de sensibilidad" como condición para obtener empleo. El pretexto del mencionado proyecto era combatir la "homofobia", es decir, el acoso y la violencia contra estudiantes homosexuales. En realidad ya existen leyes en ese Estado contra cualquier tipo de violencia estudiantil. El pretexto invocado no era otra cosa que una columna de humo para tapar la verdadera intención: legitimar el homosexualismo en las escuelas .

Hay otras manipulaciones semánticas más preocupantes aún en el arsenal ideológico del movimiento en pro del homosexualismo. Se trata de la reinterpretación manipulada que hace este movimiento del concepto de los "derechos humanos" en clave de "orientación sexual", otro eufemismo que se utiliza para encubrir el homosexualismo. El pasado 29 de abril (2003), la Comisión de Derechos Humanos de la ONU "aplazó hasta el 2004 el examen de la resolución ‘Derechos humanos y orientación sexual’ presentada por Brasil" .

El camino está preparado para una tremenda batalla ideológica entre los que apoyan esta resolución en favor del homosexualismo y los defensores de la familia que se oponen a ella. Es triste notar que el único país latinoamericano cuya delegación se opone a esta nefasta resolución es Argentina. Las delegaciones de la mayoría de los demás países de la región optaron por mirar para el otro lado y se han abstenido de tomar postura, hasta ahora, en contra de dicha resolución. Brasil, como ya se ha mencionado, es el que ha propuesto esta resolución, la cual es apoyada por Canadá, Australia y todos los países europeos, excepto Irlanda, la cual, junto a EEUU, también asumió la postura evasiva de la mayoría de los países latinoamericanos .

Esta manipulación del concepto de "derechos humanos" en pro del homosexualismo no es única de este movimiento. También la realizan las organizaciones abortistas, como la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés). La IPPF llevó a cabo un congreso europeo el 27 de junio del 2003, cuyo título lo dice todo: "Los derechos sexuales son derechos humanos". La frase "derechos sexuales" es equivalente a "orientación sexual" en cuanto a que también es un eufemismo para encubrir el homosexualismo; aunque se utiliza más para encubrir el aborto y los anticonceptivos, incluyendo los que son abortivos. Un dirigente de la organización en pro del homosexualismo, The Gully, expresó su convicción de que el término "derechos sexuales" fuese utlizado en este congreso con el mismo significado de "orientación sexual": "Estoy seguro de que se dialogará sobre ello en el próximo congreso de la IPPF sobre los derechos sexuales, va a ser muy interesante y muy saludable para nuestro movimiento en su totalidad".

Si no informamos rápidamente a los países hispanos de los engaños del movimiento en pro del homosexualismo, mal nos veremos en el 2004.

Adolfo J. Castañeda es Director de Programas Educativos de Vida Humana Internacional.

Si te interesa descargar un archivo sobre la Campaña de concientización a favor de la homosexualidad en Estados Unidos
click aquÌ.

Notas:

1. "Otro movimiento combate las discriminaciones," Porto Alegre 2003, 29 de julio, 2003, http://www.portoalegre2003.org/publique/cgi/public/cgilua.exe/web/templates/htm/4E3OV/view.htm?editionsectionid=190&infoid=6849&user=reader, bajado el 28 de agosto, 2003.

2.Ibid

3. Congregación para la Doctrina de la Fe, "Consideraciones para la respuesta católica a propuestas legislativas de no discriminación a homosexuales," 1992, nos. 11-12, Biblioteca Electrónica de Vida Humana Internacional, http://www.vidahumana.org/vidafam/iglesia/legislativas.html .

4. "Senate Education Committee Postpones ‘Dignity’ Bill Until Next Year!," Miami-Dade County Christian Coalition. Special Tallahassee Update, mayo, 2003, p. 1.

5. Juan Pérez Cabral, "ONU: Se destapa genio de derechos humanos gays," Gully en español, 7 de mayo del 2003,
http://www.thegully.com/espanol/articulos/gay_mundo/030506_onu_derechos_gay_2.html , bajado el 8 de mayo del 2003.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |