Menu


Bush firma la ley para evitar la muerte de Terri Schiavo
El Congreso no tiene autoridad para ordenar que los tubos que permiten su alimentación sean conectados de nuevo, pero el tribunal federal podría decidir hacerlo mientras revisa el caso


Por: Mujer Nueva | Fuente: Mujer Nueva



Bush firma la ley para evitar la muerte de Terri Schiavo

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha convertido en ley la decisión aprobada hace poco más de una hora, por el Congreso norteamericano y que permite revisar el caso de la mujer en coma Terri Schiavo, de forma que pueda ser conectada de nuevo a las máquinas que le permitirán continuar con vida.

La paciente fue desconectada el pasado viernes 18 de marzo de 2005 por decisión judicial, abriendo asi un conflicto legal y político que se prolongó durante todo el fin de semana.

Inmediatamente después de que la Cámara de los Representantes diera luz verde a la ley, con 203 votos a favor y 58 en contra, la hermana de Schiavo, Suzanne Vitadamo declaró: "Somos muy optimistas en que el tribunal federal seguirá el deseo del Congreso y salve la vida de mi hermana".

El Senado aprobó de manera unánime la ley, antes de que lo hiciera la Cámara de los Representantes. En menos de una hora, el presidente Bush hizo efectiva la votación del Congreso.

El Congreso no tiene autoridad para ordenar que los tubos que permiten su alimentación sean conectados de nuevo, pero el tribunal federal podría decidir hacerlo mientras revisa el caso.
El caso de Terri Schiavo ha situado en primera plana el debate sobre la eutanasia. Mientras los padres de la enferma, Bob y Mary Schindler, defienden que su hija siga viviendo, su marido, Michael Schiavo, sostiene que su esposa tiene derecho a una muerte digna, una vez que los médicos han descartado cualquier posibilidad de recuperación.

La propuesta de ley aprobada esta noche por el Congreso estadounidense, pasadas las 00: 40 horas de hoy lunes (hora local, seis horas más en la España peninsular) y tras tres horas de intenso debate, permitirá a los padres de la mujer recurrir ante un tribunal federal la decisión de desconectar el tubo de alimentación a la paciente. Sin la sonda la mujer hubiera vivido unas dos semanas.

El abogado de los padres de Schiavo, David Gibbs, señaló antes de que se conociera la decisión final que si la ley se aprobaba Terri podría comenzar a recibir agua y alimentos unas horas después de que el presidente, George W. Bush, la firmara.

La alimentación de Schiavo ya ha sido retirada otras dos veces, la más reciente en 2003. Ese año, el Tribunal Supremo de Florida declaró inconstitucional la decisión de un tribunal, lo que autorizó al gobernador de Florida, Jeb Bush, a reanudar la alimentación de la mujer seis días después de que un tribunal ordenara su interrupción
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |