Menu


Sitio de Jericó
No importa cuántas murallas debemos derrumbar, la oración nos hará permanecer unidos para destruir muros de tinieblas y construir grandes muros de FE


Por: Mónica Delgado Solano | Fuente: Catholic.net



Jericó es una ciudad situada a orillas del río Jordán, a unos kilómetros de Jerusalén.


CONQUISTA Y CAÍDA DE LAS MURALLAS DE JERICÓ

Jericó era una ciudad custodiada de Israel, donde nadie podría entrar o salir de ella. Es hasta entonces cuando Josué recibe instrucciones de rodear Jericó durante siete días, mientras siete sacerdotes debían llevar sus siete trompetas.

El día séptimo, se debía rodear la ciudad siete veces y también se debían tocar las trompetas; con el fin de cuando los sacerdotes tocaran las trompetas, todo el pueblo debía lanzar un grito de guerra y con ello los muros de Jericó se derrumbarían.

Fue así como los Israelitas marcharon alrededor de la Ciudad una vez al día durante seis días, en el cual el séptimo ellos marcharon alrededor de la ciudad siete veces y en la sétima vuelta, soplaron los sacerdotes las trompetas, las personas lanzaron un grito de guerra y las murallas de Jericó cayeron totalmente, así los Israelitas atacaron la ciudad y le prendieron fuego.


INICIOS DEL SITIO DE JERICÓ

Todo dio inicio un 8 de diciembre de 1978 (día en que celebramos la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María); ya que Nuestra Señora pidió que se rezaran continuos Rosarios durante siete días y siete noches en la Templo de Czestochowa del 1° al 7 de mayo de 1979, con el fin de que el Papa Juan Pablo II realizara un excelente viaje a Polonia y también para desaparecer los obstáculos que se habían estado presentado para impedir el viaje.

Aunque el Vicario General (Pbro. Kaszczuk) y el Obispo de Czestochowa (Pbro. Stefan Barela), aprobaron esta forma de Oración, el entonces rector sugirió adelantarlo, a lo que el Vicario General le respondió que Nuestra Santísima Madre no podía equivocarse y que si no se hacia en esa fecha entonces mejor no se haría, a lo que el rector tuvo que ceder.

Fue así como se comenzó el 1° de mayo de 1979 con la Adoración al Santísimo, Misas y por supuesto los Rosarios durante 7 días, para finalizar el 7 de mayo, para lo cual el Papa Juan Pablo II pudo visitar Polonia sin ningún problema.


¿EN QUÉ CONSISTE EL SITIO DE JERICÓ?

Aunque el Sitio de Jericó surgió en 1978 y hasta 1979 se hizo por primera vez, no es hasta 1988 cuando se aprueba a nivel Mundial esta práctica de Oración tan Maravillosa.

El Sitio de Jericó consiste en la Adoración al Santísimo Sacramento durante 7 días y 7 noches las 24 horas del día, donde se turnan diferentes grupos, con el fin de realizar Oración de manera continua, por lo cual se recomienda hacer una lista de intenciones, tales como: por la familia, los enfermos, las vocaciones sacerdotales, la juventud, la niñez, los matrimonios, la paz, etc., y con ello, destruir y derrumbar cualquier muralla que se haya levantado y que vaya en contra de lo que Dios quiere para nosotros.


Nota. Agradecimiento al Pbro. Mauricio Juárez  Piedras por su apoyo teórico para la elaboración de este artículo.

 



    Imagen: La toma de Jericó según un grabado de Jean Fouquet





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |