Menu


Misioneros Trinitianos en Costa Rica
Se dedican a compartir con aquellos que son presas de la droga, alcohol y prostitución


Por: Stella Kavanagh G. |




A tempranas horas de la mañana cuando se observan los primeros rayos de sol, llegan los Misioneros Trinitianos a la Zona Roja de Costa Rica. Al caminar por las calles de esta zona se empiezan a mover cientos de cajas de cartón que están en las banquetas y de ellas salen niños, jóvenes y adultos que pasan la noche dentro de ellas.

Estos Misioneros se dedican a compartir su tiempo con aquellos que son presas de la droga, alcohol y prostitución. Sin embargo el aspecto más preocupante es el número de niños que se prostituyen día con día, actualmente existen 140 mil niños con este problema en Costa Rica. Estas personas no reciben ayuda de nadie, ya que están tachadas por la sociedad.

Los Misioneros Trinitianos ofrecen misas y les regalan un sandwich y un refresco a quienes acuden. Las personas empiezan a asistir por obtener comida pero más tarde comienzan a solicitar ayuda para vencer su vicio.

Además de otorgarles ayuda espiritual, comida, ropa y aseo personal. Los Misioneros tiene un proyecto que consiste en contactar a las personas en necesidad de ayuda con centros profesionales ideales para sobrellevar sus problemas por muy difíciles que parezcan.

Los Misioneros Trinitianos de Costa Rica también son capellanes de hospitales y cárceles. Recientemente han abierto seis nuevas misiones, de las cuales una está en la Selva de Costa Rica, otra en las áreas más pobres de México, en Estados Unidos, América del Sur, etc.

Los Trinitianos han logrado que las personas de la Zona Roja de Costa Rica encuentren la solución a sus problemas en esta Congregación y no en las drogas o la prostitución.

Para acercarte más a los Misioneros Trinitanos contacta la página.












Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!