Menu


El Instituto del Verbo Encarnado (IVE) cumplió 25 años
El Instituto del Verbo Encarnado celebró su Jubileo de Plata.


Por: R.P. Gonzalo Ruiz | Fuente: www.ive.org



El día 25 de marzo el Instituto del Verbo Encarnado celebró su Jubileo de Plata. Esta congregación religiosa masculina nació en San Rafael (Mendoza, Argentina) el 25 de marzo de 1984, día en que su Santidad Juan Pablo II junto con todos los obispos del mundo entero consagraba el mundo a la Virgen de Fátima.

La celebración principal se realizó en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, lugar del martirio y del entierro del Príncipe de los Apóstoles, y donde se conservan sus huesos.

La Santa Misa tuvo lugar en el Altar de la Cátedra. Fue presidida por el Cardenal Angelo Sodano, Decano del Colegio Cardenalicio, y concelebrada por Su Eminencia el Cardenal Justin Francis Rigali, Arzobispo de Filadelfia (USA), Mons. Velasio De Paolis, Presidente de la Prefectura de los Asuntos Económicos de la Santa Sede, Mons. Alberto Tricárico, Nunzio Apostólico, Mons. Andrea Maria Erba, Obispo emérito de Velletri-Segni, Mons. Giuseppe Nazzaro, Obispo de Aleppo en Siria, Mons. Román Casanova, Obispo de Vic en España, y Mons. Domenico Scotti, Obispo de Trivento en Italia. Concelebraron además 80 sacerdotes. Se habían congregado numerosísimos fieles venidos de diferentes parroquias de Italia, muchos laicos de la tercera orden y las religiosas “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”, rama femenina del Instituto.

En la homilía el Cardenal Sodano agradeció a Dios por la gran difusión de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado, que cuenta actualmente con 1.700 religiosos y religiosas que viven en 217 comunidades, distribuidas en 73 diócesis de 37 países de los cinco continentes. Posteriormente se refirió al amor del Instituto por las tres “Cosas blancas” de la Iglesia: la Eucaristía, la Santísima Virgen y el Papa. Indicó que son elementos del carisma y se detuvo en la dimensión petrina y en el amor que se debe profesar siempre al Papa, Vicario de Cristo en la Tierra, o como lo llamaba Santa Catalina de Siena, el “dulce Cristo en la tierra”.

Al final el Padre Carlos Buela dirigió unas palabras de agradecimiento. En referencia a San Pedro, allí sepultado, citó las palabras del poeta argentino Francisco Luis Bernárdez:
“Que su sepulcro nos convoque mientras el mundo de los hombres tenga días.
Y que hasta el fin haya un incendio bajo el silencio paternal de sus cenizas”.



Celebraciones en todo el mundo
En estos 25 años de vida el Instituto del Verbo Encarnado se ha extendido en los cinco continentes, teniendo especial predilección por las misiones ad gentes y por las fundaciones emblemáticas. Los festejos se multiplicaron a lo largo y a lo ancho del mundo entre los días 25 y 29 de marzo.

En la Casa Madre de San Rafael Mendoza, con la presencia de Mons. Eduardo María Taussig, se reunieron para la santa Misa y la posterior fiesta más de 1.500 personas entre religiosos, religiosas, tercera orden y amigos. Mons. Taussig bendijo una placa conmemorativa en honor de Mons. León Kruk († 1991), quien siendo Obispo de San Rafael autorizó la experiencia de vida religiosa en su diócesis y siguió con verdadera solicitud paternal los primeros años de la fundación.

En Perú la Santa Misa de acción de gracias fue presidida por el Obispo de Camaná, Mons. Mario Busquets Jordá, y concelebrada por los Obispos de Cuzco y de Puno.

En San Pablo (Brasil) presidió la celebración Mons. Fernando Figueiredo, obispo de Santo Amaro.

En la provincia “Inmaculada Concepción de Estados Unidos” se celebraron diversas Misas a causa de las distancias. La principal fue celebrada en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, DC, y presidida por el Cardenal Theodore McCarrick; en New York, por el Card. Edward Egan; en Chicago, por el Obispo Auxiliar, Mons. John R. Manz; en Phoenix (Arizona) por el Obispo, Mons. Thomas Olmsted; en California participaron más de 500 fieles amigos del IVE.

En Canadá, se celebró la santa Misa en la parroquia San Agustín de Canterbury, presidida por el Arzobispo de Toronto, Mons. Thomas Collins y concelebrada por Mons. De Angelis, obispo de Peterborough.

También en la república de Guyana se celebraron los festejos en la Catedral de Georgetown, presidida por el obispo, Mons. Francis Alleyne.

En Groenlandia y bajo la nieve los dos misioneros del IVE fueron acompañado de la pequeña grey católica (algo más de 20 personas) y posteriormente saludados por representantes de otras denominaciones cristianas.

En Islandia presidió la celebración Mons. Pierre Bürcher, obispo de Reykjavik. Participaron los sacerdotes y las religiosas del Instituto que allí trabajan y fieles católicos y amigos de otras confesiones cristianas.

En Holanda la principal celebración tuvo lugar en la ciudad de Alkmaar con la presencia del obispo auxiliar de la diócesis de Haarlem-Amsterdam, Mons. Johannes Gerardus Maria Van Burgsteden.

En Atenas, donde se encuentra la “Sede Griega del Centro de Altos Estudios”, los Padres del IVE celebraron el aniversario con el Arzobispo Mons. Nicólaos Fóscolos y con el Nuncio Apostólico, Mons. Patrick Coveney. Asimismo estaban presentes varios sacerdotes amigos y numerosos fieles.

En Kenia presidió la santa Misa el obispo de Lodwar, Mons. Patrick Joseph Harrington. Se habían juntado todos los padres que misionan allí y en Sudán.

En Hong Kong la santa Misa fue presidida en el arzobispo, Cardenal Joseph Zen.

En todos los lugares se hicieron festejos típicos: en Ucrania, San Petersburgo, Kazán, Ulianovsk, Habarosk, Omsk, Karaganda, Tajikistán, Pakistán, en Bagdad, en Bolivia, Ecuador, Lituania, Egipto, Jordania, Palestina, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Taiwán, España, Francia, Irlanda, Chile, Albania, etc.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!