Menu



Lugares arqueológicos en Israel

La Fortaleza de Nimrod: Fuerte musulmán en el Golán
Lleva el nombre de un héroe bíblico, el cazador Nimrod quien, de acuerdo con la tradición local, vivía en esta cumbre


Por: Hillel Geva | Fuente: Israel Ministry of Foreing Affairs



La Fortaleza de Nimrod (Kalat al-Subeiba en árabe), está situada en el norte del Golán, en un risco que se eleva unos 800 metros sobre el nivel del mar. Lleva el nombre de un héroe bíblico, el cazador Nimrod (Génesis 10:8-9) quien, de acuerdo con la tradición local, vivía en esta cumbre. La fortaleza mira hacia el profundo y estrecho valle que separa el Monte Hermón de las Alturas del Golán y hacia el camino que une entre la Galilea y Damasco (en la actualidad, Siria). La fortaleza fue fundada en la Edad Media, probablemente por los cruzados, para defender la ciudad de Banias, que se encuentra en el valle de abajo, de incursiones musulmanas. Posteriormente, los gobernantes musulmanes de Damasco la reconstruyeron para defender su frontera contra los cruzados. Durante los siglos XII y XIII cambió de manos varias veces, pero fue mantenida y fortificada principalmente por los musulmanes, como atestiguan las numerosas inscripciones en árabe que se encontraron incorporadas al edificio.

Las fortificaciones siguen el contorno del largo y estrecho peñasco y son visibles hasta el día de hoy. La fortaleza mide 420 metros de largo y 60-150 m. de ancho, y está construida de grandes piedras cuidadosamente escuadradas. A lo largo de las paredes, particularmente en el lado sur, donde se requería una mayor fortificación, se erigieron numerosas torres rectangulares y semicirculares, techadas con puntudos arcos en cruz. El agua se almacenaba en estanques labrados en la piedra debajo de la fortaleza a las que se accedía a través de escaleras protegidas, lo que garantizaba el abastecimiento de agua en tiempos de asedio.

Dominando desde lo alto, en el extremo oriental de la fortaleza se levantaba un gran torreón (un calabozo dentro de la fortaleza), de 65 x 45 m. de superficie, protegido por masivas torres rectangulares. Al oeste, estaba separado de la fortaleza principal por un foso, al que se accedía a través de un puente. El torreón servía como zona residencial para el comandante de la fortaleza; en tiempos de asedio se convertía en una posición adicional de defensa interior.

Durante 1993-94 los desechos que bloqueaban la torre de entrada en el lado occidental de la fortaleza fueron despejados. En este lado, un profundo foso cortado en la roca, probablemente con un puente levadizo, protegía la entrada. La torre de entrada, de acuerdo con una inscripción en su interior, fue construida por el gobernante al Aziz Othman en 1230. Las puertas de entrada de dos paneles se cerraban con vigas de madera insertadas en ranuras en las jambas. Asimismo, se preserva en buen estado la estrecha ranura para bajar la red de fierro protectora (porticullis).

Fragmentos de una monumental inscripción árabe de considerable longitud indican que el sultán mameluco Baibars restauró la torre de entrada en 1275. Esta nueva entrada fue construida de piedras particularmente grandes y bien ribeteadas, de varias toneladas de peso cada una; medía 29 x 23 metros y tenía 30 metros de altura.

Una gran cisterna fue excavada en la roca abajo y una angosta escalera conectaba los diferentes pisos de la torre. Un pasadizo secreto escalonado, de 27 metros de largo, conducía desde la torre de entrada hacia el exterior, permitiendo a los defensores de la fortaleza lanzar un ataque sorpresivo contra los sitiadores, o, en caso de necesidad, huir de ellos.

A fines del siglo XIII, la conquista musulmana del puerto de Acre sobre el Mediterráneo significó el fin del dominio cruzado en la Tierra Santa. La fortaleza de Nimrod perdió su valor estratégico y se deterioró; las ruinas aún visibles hoy en día brindan un silencioso testimonio de su grandeza pasada.



Las excavaciones fueron dirigidas por M. Hartal en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel.






 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!