Menu


Pastoral de los emigrantes en la era de la Globalización
Presentación del VI Congreso Mundial de la Pastoral para los Emigrantes y Refugiados


Por: . | Fuente: Vatican Information Service



CIUDAD DEL VATICANO, 3 NOV 2009 (VIS).-Esta mañana, en al Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha tenido lugar la presentación del VI Congreso Mundial de la Pastoral para los Emigrantes y Refugiados. cuyo tema es: "Una respuesta pastoral al fenómeno migratorio en la era de la globalización. Cinco años después de la Instrucción "Erga Migrantes Caritas Christi", que se celebrará en el Vaticano del 9 al 12 de noviembre.

La presentación corrió a cargo de los arzobispos Antonio Maria Vegliò y Agostino Marchetto, respectivamente presidente y secretario del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y de monseñor Novatus Rugambwa, subsecretario de ese dicasterio.

"La globalización -dijo el arzobispo Veglió- ha creado un nuevo mercado del trabajo y, en consecuencia, ha empujado a muchas personas a emigrar, también para escapar de la pobreza, la miseria, las catástrofes naturales, conflictos locales e internacionales y persecuciones de tipo político y religioso. Ha abierto los mercados a la intervención internacional, pero no ha abatido los muros de los confines nacionales para una circulación libre de las personas, si bien en el respeto de la soberanía de los Estados y de sus cartas constitucionales con salvaguardia de la legalidad y la seguridad".

"La atención pastoral específica en relación con los emigrantes se centra en el valor de la acogida. Se lleva a cabo con personas de diversa nacionalidad, etnia o religión y contribuye a hacer visible la fisonomía auténtica de la Iglesia. Para que esa pastoral sea eficaz, es esencial la cooperación entre las Iglesias de origen, de tránsito y de destino de los emigrantes".

"El mundo globalizado -concluyó- compromete a la Iglesia a afrontar día tras día las causas que dan lugar a la emigración y las consecuencias de vida a las que están sujetos algunos inmigrantes, junto con la población autóctona. La Iglesia está cerca de los emigrantes, sobre todo de las victimas del tráfico de seres humanos, de los refugiados, de los que piden asilo y de las personas que sufren los dramas de la movilidad. Está llamada a defender su causa en los diversos contextos, incluso colaborando en la promoción de normativas adecuadas, local e internacionalmente, que favorezcan una buena integración".

Por su parte, el arzobispo Marchetto comunicó el programa del Congreso, que se abrirá el 9 de noviembre con la Santa Misa presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, en la basílica de San Pedro, a las 8.00. Después de la Sesión de Apertura, los participantes serán recibidos en audiencia por el Santo Padre. Por la tarde se abordará el tema de los Movimientos de población, sea como causa que como efecto de la globalización.

La mañana del 10 de noviembre estará dedica a la Pastoral juvenil entre los emigrantes y los refugiados y a la cooperación de las Iglesias de origen y destino. Durante la tarde del 10 y la mañana del 11 se afrontará la cuestión del Diálogo y la colaboración en relación con el tema del congreso.

El 11 se hablará también de "La urgencia y los retos de la cooperación ecuménica e interreligiosa en la situación actual de los emigrantes y refugiados (la experiencia de los movimientos eclesiales) y de "La cooperación entre instituciones eclesiales y civiles para una vida mejor de los emigrantes y refugiados". Por la tarde habrá una mesa redonda sobre el tema: "La atención pastoral de los emigrantes y refugiados en la cárcel y los campos de detención" y una vez concluida tendrá lugar la Fiesta de los Pueblos.

El jueves 12, el Congreso se clausurará con la propuesta del texto del Documento final.

Monseñor Rugambwa habló de los participantes en el congreso: 320 entre miembros y consultores del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, delegados de Comisiones Episcopales de todos los continentes, miembros de congregaciones e institutos religiosos, de asociaciones y movimientos eclesiales. También está prevista la asistencia de cuatro delegados fraternos representantes del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, la Comunión Anglicana, el Consejo Mundial de Iglesias y la Federación Luterana Mundial.

Por lo que respecta a la Organización Internacional para las Migraciones, señaló que asistirá al congreso el director general, así como dos funcionarios del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU y de la Oficina Internacional del Trabajo. También han sido invitados delegados de Organizaciones Católicas Internacionales, como la Caritas Internationalis.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!