Menu


La imagen del artista cristiano
El Pontificio Consejo Para Las Comunicaciones Sociales, en su Instrucción Pastoral Aetatis Novae, subraya que ´´lo que saben y piensan los hombres y mujeres de nuestro tiempo está condicionado, en parte, por los medios de comunicación...


Por: Olga Cecilia Bustamante. Familia Musical CONTACTO. Publicado en Periodismocatólico.com | Fuente: www.e-cristians.net




´´No nos debemos fijar en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas´´. 2 Corintios 4.18


El Pontificio Consejo Para Las Comunicaciones Sociales, en su Instrucción Pastoral Aetatis Novae, subraya que ´´lo que saben y piensan los hombres y mujeres de nuestro tiempo está condicionado, en parte, por los medios de comunicación; la experiencia humana, como tal, ha llegado a ser una experiencia de los medios de comunicación´´

Por lo anterior, en este espacio de reflexión trataré la imagen en televisión del artista cristiano-católico y surge porque en una ocasión mi familia quiso grabar un video musical con algunos grupos de Medellín, junto con otros artistas que venían procedentes de Cali para dar un concierto. Desde luego, hablamos previamente con los organizadores del evento para tener las autorizaciones. Los responsables respondieron positivamente, porque el video no tenía fines comerciales o económicos. Era solo una muestra artística de música católica de Colombia para un canal local y para enviar una propuesta a un canal extranjero.

Al llegar al recinto saludamos, hablamos con los encargados del encuentro, mis compañeros prepararon el equipo de grabación y nos dirigimos al director del grupo. El director, de origen peruano, me dijo en primer lugar que le faltaban algunos integrantes y que no quería que salieran incompletos y en segundo lugar, señaló a tres jóvenes que no quería que salieran en las imágenes, porque pertenecían a otro grupo reconocido cuyos videos eran transmitidos continuamente por un canal internacional.

Luego, le pregunté al director si podía grabar después de la presentación algunos testimonios de los jóvenes integrantes del grupo y me respondió que ´´no´´, que mejor él iba a pensar lo que ellos debían decir. Finalmente, dijo que no grabáramos todas las canciones, que preferiblemente algunas tomas, para una nota. Que mejor lo aplazáramos para otra fecha concertada con el comunicador del movimiento.

Para finalizar la anécdota, después de ponernos de acuerdo con el comunicador y el director, no se pudo realizar el video, a causa de diferentes evasivas. Hecho que me llevo a realizar esta reflexión.

¿Cuál es la imagen que debe proyectar un músico católico en los medios de comunicación?

¿Cómo influye el posicionamiento que dan los medios en la verdadera misión e identidad del músico católico?

Hoy que los artistas de música cristiana están presentes en toda clase de imágenes que van desde la fotografía, hasta la realidad virtual, debe cuestionarnos, como debe ser nuestro comportamiento en televisión. Una televisión religiosa que debe responder a los desafíos culturales del siglo XXI.

Con base en la historia que les narré, cada vez mas los artistas cristianos hacen un listado de exigencias similares a las que practican las estrellas de música profana. En realidad, nunca había sentido tanto orgullo de un director católico, porque sus videos ya eran promocionados por un canal internacional. Ni siquiera cuando cantamos con el Maestro Pablo Colino, maestro de capilla en la Basílica de San Pedro, cuyas presentaciones se viven transmitiendo seguidamente para el mundo católico.

Hermanos, desde el punto de vista de la comunicación, la imagen se presta para una valoración cualitativa en la mente del perceptor, es el retrato que la comunidad se forma en su mente del músico de Dios.

Los medios de comunicación nos ofrecen una imagen ideal y fragmentada de las personas. Ellos venden la imagen perfecta de los músicos de Dios y la imagen que los fieles quieren ver. ¡Y la verdad no somos perfectos!. Somos humanos y todos nos equivocamos.

Este puede ser el caso de algunos católicos a los que Jesús les dice en Lucas 16, versículo 15: ´´aparentan ser gente perfecta, pero Dios conoce los corazones, y lo que los hombres tienen por grande lo aborrece Dios´´. Estas palabras son contrarias a la respuesta del director que no permitió entrevistar a los jóvenes respondiendo ´´voy a pensar lo que ellos deben decir´´.

Algo si tengo claro con mi familia... y es que hay que hablar con la verdad. El testimonio debe ser verdadero. Así, ante los medios y ante la comunidad, hay que expresar lo que sentimos y vivimos para dar testimonio de las obras que Dios ha hecho por nosotros. Muchos músicos cristianos se aprenden un libreto de memoria, pero esas letras son muertas, porque les falta la gracia de Dios.

La presentación en los medios debe ser transparente e imagen viva de la verdad de Jesucristo. Como fieles testigos de Dios, no podemos enmascarar nuestra vida en los medios, ´´digamos solamente la verdad , y de esta manera nos recomendamos a la conciencia de todos delante de Dios´´ - 2 Corintios, 4-.

Su Santidad Juan Pablo Segundo en este sentido asevera que ´´la exigencia moral fundamental de toda comunicación es el respeto y el servicio a la verdad´´. De ahí que las presentaciones en los medios no sean un simple plan de promoción y de desinformación, al servicio de intereses personales. Los medios de comunicación son herramientas para el apostolado, son canales para servir y proclamar a Dios y no para que el hombre se proclame a si mismo.

Por lo tanto, la imagen del músico de Dios debe ser la imagen real e ideal de Cristo en nuestras vidas. No una máscara, una fachada; o una imagen pitillo, llena por fuera, pero vacía por dentro.

Si mostramos una imagen real y verdadera de nuestra vida, reflejamos en cierta parte nuestra identidad cristiana y será Cristo quien brille. La identidad musical artística cristiana esta determinada por el comportamiento, y por la comunicación que hacemos del evangelio cantado y hablado. La imagen real le muestra a los fieles lo que somos, pensamos, sentimos, decimos en nuestra vida ordinaria.

Es con la verdad como podemos mostrar la MISERICORDIA de Dios en nuestras vidas. Dios es el que cambia nuestras vidas, nos llena de su presencia y nos ilumina para reconocer nuestros pecados, para hacer de nosotros una nueva creación por amor.

No nos de miedo expresar lo que sentimos, entendemos del mundo y lo que vivimos como cristianos, porque si nuestra imagen es pura y cristalina, el Señor Jesús hará brotar la luz de nuestro corazón para que por medio de ella muchos puedan conocer la Gloria de Dios.

Es indudable que el hombre en su pequeñez busca crear una percepción favorable en los fieles, para ser aceptado y reconocido. Pero ya sabemos que la autoridad viene de Dios, y que es mediante el comportamiento, el ejemplo de humildad como podemos evangelizar, porque si amamos a Dios vivimos lo que cantamos.

Por otra parte, según Maria Cristiana Mata, los medios han construido y redefinido una cultura espectacular. Entendiéndose por este término la puesta en escena de los hechos sociales. La espectacularidad de la realidad tiene preeminencia en los medios audiovisuales, especialmente en los relatos televisivos.

Al respecto, dentro de la cultura de la espectacularidad muchos artistas han convertido sus oraciones cantadas en un show, en un espectáculo. Al respecto, interioricemos las palabras de Jesucristo: ´´ Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo,... para que la gente los vea´´ -Mt 5, 5-6.

La tendencia de la música espectáculo hace que los músicos se preocupen mas por la forma,- el vestuario, las luces, el humo, el sonido, la instrumentación, el protocolo del evento, la escenografía, la expresión corporal, aprenderse de memoria un libreto, entre otros-, dejando la verdadera oración, por llegarle solo a los sentidos de los fieles.

En conclusión el artista de Dios cuando cante ante los medios debe hacerlo solo por Dios. No para que la gente lo vea, sino para que el pueblo vea a Dios como único Señor. Porque El es quien verdaderamente hace sonar todo instrumento en la tierra.

La identidad cristiana y la imagen están unidas, y no es otra cosa que la imagen viva de Jesucristo en nuestras vidas. Es la imagen real del servicio a Cristo, la que se debe proyectar en cualquier medio audiovisual.

La imagen del artista de Dios, laico o religioso, debe trascender de los sentidos y de las apariencias formales, para que no se pierda su verdadera misión musical evangelizadora.

Para terminar, como siervos de Cristo Jesús ´´no nos debemos fijar en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas´´. 2 Corintios 4.18


--------------------------------------------------------------------------------
http://www.periodismocatolico.com/archivo/b030207/04.htm





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |