Menu


Educar.es: Televisión. Manual de recetas: "El mando" lo llevas tú
Josemanuel Tarrío Ocaña nos ofrece 20 consejos para vincularnos con el televisor y tomar, verdaderamente, el control.


Por: Josemanuel Tarrío Ocaña | Fuente: PiensaunPoco.com



1. - No conviertas la televisión en un recurso fácil de entretenimiento.
2. - Hay momentos. Mejor un rato de televisión por la tarde. Por la mañana, disipa la mente. Por la noche, la solivianta.

3. - Hay edades. Cuidado con las escenas violentas, sensuales y con aquellas que descalifiquen valores. Recuerda, lo que se siembra se recoge; para bien o para mal.

4. - Hay tiempos. ¿Una hora diaria? Excesivo.

5. - Infórmate de lo que ven tus hijos. No pongas la televisión a ciegas.

6. - Intenta ver con ellos los programas, aunque sea indirectamente.

7. - Sentido común. Si algo no te gusta, apágala. Ni siquiera cambies de canal.

8. - Habla con tus hijos de lo que ven por televisión. Que noten que tal cosa que se vio no te gustó. Que noten que tal otra sí merece tu aprobación.

9. - No te obsesiones con que vean programas educativos. Que se diviertan viendo programas adecuados.

10. - Fomenta diversiones alternativas. A los niños pequeños les encanta que sus padres jueguen con ellos. Se siente así muy queridos.

11. - Enséñales que no todo lo que sale por televisión tiene por qué ser verdadero. Tampoco todo es falso, ten equilibrio.

12. - Enséñales a que no pongan la televisión si están sólos en casa. En esos casos, déjales un vídeo elegido previamente.

13. - A veces, tu hijo te dirá que sus compañeros ven tal dibujo animado y que tú no le dejas nunca verlos en casa. No critiques a esas familias. No somos ni mejores ni peores. Diles que como tú nadie le conoce mejor y que sabes que le conviene o no le conviene ver.

14. - No descalifiques a ciertos personajes, o determinadas cadenas, etc. Es más sencillo. Da tú ejemplo con lo que ves o no ves. Los niños no son tontos. Aprenderán con tu ejemplo.

15. - Evita el zapping. Recuerda. Se pone la televisión para ver algo concreto y no lo primero que salga.

16. - Difíciles de evitar son los anuncios. Enséñales que las personas valen por lo que son y no por lo que se tiene o se puede uno comprar.

17. - ¿Televisor en los dormitorios? Mejor sólo que mal acompañado.

18. - Cuando se reúna la familia para comer que no hable la tele. Hablad entre vosotros.

19. - El mando lo llevas tú aunque los hijos ya sean mayores.

20. - Sé optimista. La televisión no es cuestión de preocuparse. Es cuestión de ocuparse. Estar concienciados es el paso más importante.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!