Menu


Los emigrantes enriquecen las culturas y la sociedad
Si la economía de los países receptores se beneficia del trabajo de los inmigrantes, se deben satisfacer las aspiraciones de estas personas y se les debe ofrecer la posibilidad de integrarse


Por: . | Fuente: VIS



CIUDAD DEL VATICANO, 18 DIC 2006

El arzobispo Silvano M. Tomasi, C.S., observador permanente de la Santa Sede ante la Oficina de las Naciones Unidas e Instituciones Especializadas en Ginebra, habló el pasado 1 de diciembre durante la 92 sesión del Consejo de la Organización Internacional para las Migraciones.

En el discurso, hecho público hoy, el arzobispo Tomasi afirmó que "la historia nos enseña que los emigrantes enriquecen las culturas y las sociedades y que las familias y comunidades transnacionales crean puentes de comprensión y de relaciones productivas. Esto demuestra que el recurso más importante es la persona humana".

"Si la economía de los países receptores se beneficia del trabajo de los inmigrantes -no es posible sin ellos-, se deben satisfacer las aspiraciones de estas personas y se les debe ofrecer la posibilidad de integrarse. La legislación nacional no se puede proponer regular únicamente los flujos de servicios y de trabajo, sin tener en cuenta a las personas que suministran estos servicios. Por este motivo -concluyó-, la reunificación familiar debe ser una prioridad; la familia juega un papel fundamental en el proceso de integración, proporcionando estabilidad a los inmigrantes en el nuevo ambiente social e incluso en la dinámica de las migraciones temporáneas".
 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |