Menu


La despenalización universal de la homosexualidad, instrumento de presión
El Vaticano advierte del valor político de la declaración que Francia plantea presentar ante la ONU


Por: . | Fuente: ForumLibertas.com



La despenalización universal de la homosexualidad, que Francia, como presidente de turno de la Unió Europea, plantea presentar ante la ONU antes de acabar el año, se convertiría en un instrumento de presión hacia los Estados que no reconocen el “matrimonio homosexual”, advierte el representante del Vaticano ante la ONU, Celestino Migliore.

“Aquí se trata no sólo de despenalizar la homosexualidad como ha sido escrito, sino de introducir una declaración de valor político que se puede reflejar en los mecanismos de control mediante la fuerza, de los que toda norma (...) que no ponga sobre el mismo plano toda orientación sexual puede ser considerada contraria al respeto a los derechos del hombre", explica Migliore.

El Vaticano está por supuesto en contra de cualquier legislación penal violenta o discriminatoria hacia los homosexuales y siempre defiende el respeto de las personas. El mismo Catecismo de la Iglesia católica afirma que debe evitarse cualquier muestra de injusta discriminación en lo que respecta a las personas homosexuales.

Pero la "declaración de valor político" que Francia defiende “pide a los estados y a los mecanismos internacionales de actuación y control de los derechos humanos que añadan nuevas categorías protegidas de la discriminación, sin tener en cuenta que, si se adoptan, éstas mismas crearán nuevas e implacables discriminaciones”, según Migliore.

Por eso, el Vaticano no puede apoyar la propuesta francesa, igual que tampoco la apoyan otros 150 de los 192 estados miembros de la ONU. Y es que el 78,6% de los estados miembros de la ONU no se han adherido a la propuesta que Francia quiere presentar en nombre de los 25 países de la Unión Europea.

Por su parte, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha confirmado que es en el valor político sobre la declaración de la despenalización de la homosexualidad en lo que el Vaticano no está de acuerdo.

60 aniversario de la Declaración de los Derechos del Hombre

El presidente de turno de la Unión Europea pretende iniciar los trámites para exigir la despenalización universal de la homosexualidad el próximo 10 de diciembre, con ocasión del 60º aniversario de la Declaración de los Derechos del Hombre de Naciones Unidas.

El Vaticano también ha rechazado la propuesta de convertir el aborto en un derecho humano e integrarlo en un adjunto a la Declaración de los Derechos del Hombre, impulsada por las agencias relativas a la Salud y Derechos Humanos de la ONU dirigidas por países como Francia y Alemania.

"Es triste e indignante porque esta iniciativa trabaja a favor del desmantelamiento del sistema de los derechos humanos en cuanto nos lleva a reorganizar la enunciación y la protección en torno, ya no a los derechos, sino a las elecciones personales", considera Migliore, para quien introducir el aborto como derecho implicaría asumir el principio del “hombre como lobo para el hombre”.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |