Menu


Iglesia sostiene promotores de solidaridad internacional
El arzobispo Dominique Mamberti, Secretario para las Relaciones con los Estados, ha pronunciado un discurso en la sede de la FAO


Por: . | Fuente: VIS



CIUDAD DEL VATICANO, 7 NOV 2006


El arzobispo Dominique Mamberti, Secretario para las Relaciones con los Estados, ha pronunciado un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en el transcurso de la XXXII sesión de su Comité Intergubernamental para la Seguridad Alimentaria (30 octubre - 4 noviembre).


En ese ámbito, los días 30 y 31de octubre tuvo lugar el "Special Forum for a World Free of Hunger", donde se analizaron los progresos efectuados de cara al cumplimiento de los objetivos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (1996).

El arzobispo, después de haber transmitido a los participantes en el foro los saludos y el interés del Papa por sus trabajos, afirmó: "Vencer el hambre en el mundo es una tarea que requiere tiempo. (...) A pesar de los esfuerzos de la FAO, (...) de las organizaciones intergubernamentales y de diversas asociaciones persisten e incluso se agravan los obstáculos y desequilibrios que impiden a millones de hombres y de mujeres proveer adecuadamente a su alimentación".



"La realidad de las muchedumbres cuyo derecho a la vida está en peligro debe continuar inquietándonos y tocar las conciencias para que nuestro comportamiento, sea cual sea nuestro lugar, no contribuya a agravar las desigualdades entre países ricos y países pobres. El hambre y la desnutrición son inaceptables en un mundo que dispone de niveles de producción, de recursos y de conocimientos capaces de poner fin a esta plaga y sus consecuencias dramáticas".



"No es vocación de la Iglesia -concluyó el arzobispo-, proponer soluciones políticas, económicas o técnicas para hacer frente a los problemas de la sociedad, pero en su misión de anunciar la "Buena Nueva a todas las naciones", se siente particularmente cercana a los que viven en condiciones de pobreza, de sufrimiento y de desnutrición y quiere ayudarles con los medios que le son propios. Siempre está dispuesta a sostener a las personas que trabajan para reforzar la solidaridad internacional y promover la justicia entre los pueblos, sobre todo a las que están en contacto directo con los pueblos sometidos a duras pruebas".
 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |