Menu


En el país electrónico
Artículo del P. Felipe Santos en el que nos habla de las nuevas líneas de comunicación, las responsabilidades de los comunicadores y las consideración a la luz de la Iglesia.


Por: P. Felipe Santos sdb | Fuente: .



La comunicación social va más allá de la comunicación interpersonal. Nos proyecta en el mundo de las tecnologías que permiten dirigirse simultáneamente con un mismo mensaje a un gran número de personas y establecer vínculos y contactos sin fronteras. En este sentido es un fenómeno "nuevo" y en su ámbito siguen produciéndose innovaciones que nos interpelan.

Vivimos, se repite, en una aldea global, en el país "electrónico". Tales expresiones podrán ser discutibles, pero expresan una idea muy bien: la comunicación nos envuelve a todos, alcanza los extremos del mundo, acerca a los pueblos y a las personas: el universo que habitamos está cada vez más comunicado. A la red de los meridianos y de los paralelos se ha superpuesto la de las líneas de comunicación y de la sondas electromagnéticas que se propagan por impulsos, imágenes y voces.

Por otro lado, los próximos años prometen nuevas revoluciones. Todo lo que ya se ha conseguido en el campo de las comunicaciones sociales tendrá un desarrollo tanto cuantitativo como cualitativo, algo que hoy es sólo "imaginado". Nos lo hacen comprender la investigación, el mercado y loa publicidad: apenas hemos adquirido u teléfono móvil, un televisor o un ordenador, ya estamos oyendo hablar del próximo modelo con nuevas posibilidades.

Estamos aún en los primeros pasos. Las próximas novedades no serán las últimas. Es más, podrían provocar todavía una aceleración del cambio. Todo esto representa una oportunidad y un condicionamiento, cuyo alcance no podemos correr el riesgo de minusvalorar.

Tres aspectos deben ser seriamente examinados por nuestras comunidades educativas y religiosas.

El primero es la nueva relación entre medio y mensaje. Tal vez esto no lo comprendamos todavía ni lo aceptemos en nuestra mentalidad, habituada a distinguir materia y forma, contenido y estilo.

Una noticia, un suceso, un mensaje asumen características diferentes según el instrumento que se utilice. Uno es el efecto si se comunica a viva voz y cara a cara. Son de diversos el valor, el contenido de la noticia y la reacción de los oyentes si la misma realidad llega a través de uno o de muchos periódicos. Cambia ulteriormente, si nos servimos de un anuncio radiofónico. Si, además, utilizamos la TV, los resultados son, todavía, más diversos.

Cuanto más amplio es el radio de intervención, cuanto más atractiva es la forma de presentación, cuanto más distante está el interlocutor, tanto más "incontestable" resulta la comunicación.

La Encíclica Miranda prorsus(1957):" Entre los varios medios de comunicación social, ocupan hoy un puesto especial los audiovisuales que permiten comunicar noticias a gran escala por medio de la imagen y del sonido. Esto sirve también para comunicar valores espirituales. Es lo que decía santo Tomás de Aquino:" Es propio de la naturaleza del hombre llegar al conocimiento intelectual mediante lo sensible".


Si te gustó el texto y quieres comentarlo con su autor da un click aquí

 

 


* ¿Qué opinas sobre el tema? Comparte tus observaciones con otros miembros de la comundad interesados en charlar sobre el artículo.

 



 

 

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |