Menu


Evitar el egoísmo nacionalista pide el Papa a G20
Benedicto XVI ha expresado su aprecio a los jefes de Estado y de Gobierno participantes en la Cumbre del G20, el 2 y 3 de abril en Londres, por los objetivos que se proponen


Por: . | Fuente: VIS



CIUDAD DEL VATICANO, 1 ABR 2009

El Papa ha asegurado que "la salida a la actual crisis global solo se puede lograr juntos, evitando soluciones marcadas por el egoísmo nacionalista y el proteccionismo".

En una carta dirigida al primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, que le había informado sobre la reunión de los 20 países con las economías mayores del mundo, el Santo Padre recuerda que el objetivo de esta cumbre es "coordinar con urgencia las medidas necesarias para estabilizar los mercados financieros y permitir a las empresas y a las familias superar este periodo de profunda recesión, así como relanzar un crecimiento sostenible de la economía mundial para reformar y reforzar sustancialmente los sistemas de gobierno global, de modo que esta crisis no se repita en el futuro".

El Papa recuerda su reciente viaje a África, donde ha percibido "la realidad de una pobreza extrema y la marginación, que la crisis corre el riesgo de agravar dramáticamente".

Benedicto XVI escribe que en el G20, África subsahariana está representada "por un solo estado (Sudáfrica) y algún organismo regional". Esto debe llevar a los participantes "a una profunda reflexión, ya que aquellos cuya voz tiene menos fuerza en la escena política son los que en realidad más sufren los efectos nocivos de una crisis de la que no son responsables".

Tras poner de relieve que la crisis actual se debe principalmente a "un déficit de ética en las estructuras económicas", subraya que "esta misma crisis enseña que la ética no es ajena a la economía y que ésta no funciona si no lleva dentro su componente ético".

El Papa hace hincapié en la necesidad de un "valiente y generoso fortalecimiento de la cooperación internacional capaz de promover un verdadero desarrollo humano e integral. La confianza auténtica en el ser humano, sobre todo la confianza en los hombres y en las mujeres más pobres -de África y de otras regiones del mundo afectadas por la pobreza extrema- será la prueba de que realmente se quiere salir de la crisis de una vez para siempre, sin ignorar ninguna región, si se quiere evitar definitivamente que se repitan situaciones como las que estamos viviendo".

Al final de la carta, el San Padre desea unir su "voz a la de los pertenecientes a otras religiones y culturas que comparten la convicción de que lograr la eliminación de la pobreza extrema en 2015, a lo que se han comprometido los representantes en la Cumbre del Milenio de la ONU, sigue siendo una de las tareas más importantes de nuestro tiempo".

El primer ministro Brown ha respondido a la carta del Papa, manifestando su adhesión al llamamiento e indicando las líneas concretas de empeño para responder a éste.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!