Menu


Contrastar el relativismo con verdades fundamentales
Benedicto XVI recibió esta mañana en el Vaticano a los participantes en el Forum de las Organizaciones no gubernamentales (ONG) de inspiración católica


Por: . | Fuente: VIS



CIUDAD DEL VATICANO, 1 DIC 2007

Benedicto XVI recibió esta mañana en el Vaticano a los participantes en el Forum de las Organizaciones no gubernamentales (ONG) de inspiración católica, que analizan en estos días "cómo pueden contribuir en estrecha colaboración con la Santa Sede -dijo el Papa-, a la solución de diversos problemas y retos, en asociación con las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales".

El Santo Padre subrayó que no obstante la diversa procedencia de los miembros del Forum todos tenían en común "el interés por promover la dignidad humana". "Es el mismo interés -agregó- que ha inspirado constantemente la actividad de la Santa Sede en la comunidad internacional".

Abordando en este sentido el tema de la cooperación internacional entre los gobiernos, Benedicto XVI constató con satisfacción algunos de sus logros, "como el reconocimiento universal de la primacía jurídica y política de los derechos humanos, (...) los esfuerzos para desarrollar un sistema económico mundial justo, (...) la protección del ambiente y la promoción del diálogo intercultural".

Pero al mismo tiempo, "los debates internacionales parecen caracterizarse, a menudo, por una lógica relativista que consideraría como la única garantía de una coexistencia pacífica entre los pueblos el negar la verdad sobre el ser humano y su dignidad, y la posibilidad de una ética basada en el reconocimiento de la ley moral natural. Esto ha desembocado, en efecto, en la imposición de una noción de derecho y política en la que el acuerdo entre los estados (...) sería la única base de las normas internacionales".

Entre "los amargos frutos de esta lógica relativista", el Papa citó el intento de "considerar derechos humanos las consecuencias de algunas formas de vida egocéntrica, o el desinterés por las necesidades económicas y sociales de las naciones más pobres, el desprecio del derecho humanitario y una defensa selectiva de los derechos humanos".

El Santo Padre manifestó el deseo de que en estos ámbitos "la doctrina social de la Iglesia se conozca y se acepte mejor" y animó a los participantes en el Forum a "contrastar el relativismo presentando la gran creatividad de la verdad sobre la innata dignidad del ser humano y los derechos que de ella se derivan", lo que a su vez llevará a poner en marcha "iniciativas específicas caracterizadas por un espíritu de solidaridad y libertad".

"Lo que de hecho se necesita -recalcó el Papa- es un espíritu de solidaridad que lleve a presentar unidos esos principios éticos que, por su misma naturaleza y su papel como fundamento de la vida social, no son negociables. Un espíritu de solidaridad (...) que lleve a apreciar mejor las iniciativas de los demás y a un deseo más profundo de cooperar con ellas".

A todo esto hay que unir, concluyó Benedicto XVI, "un auténtico espíritu de libertad, que (...) sostendrá las iniciativas de los miembros de organizaciones no gubernamentales para crear una amplia gama de nuevos enfoques y soluciones para los asuntos temporales que Dios ha dejado al juicio libre y responsable de cada individuo. Cuando se experimentan en la solidaridad, el pluralismo legítimo y la diversidad no llevan a la división y al enfrentamiento sino a una mayor eficacia"





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!