Menu


Mons. Dorado: Suprimir la religión en la escuela sería una aberración
Presidente de la Comisión Epsicopal afirmó que sería aberrante incluso culturalmente negar la catequesis en las escuelas


Por: . | Fuente: VERITAS



06/07/2007

Monseñor Antonio Dorado, obispo de Málaga y presidente de la de la Comisión de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal Española (CEE), clausuró este mediodía en Roquetas de Mar (Almería) el Curso de Verano sobre
"Educación y Libertad o el problema del pluralismo en la escuela", organizado
por el Obispado de Almería.

Monseñor Dorado -que fue presentado por el obispo de Almería, monseñor Adolfo González Montes- habló de "Libertad de enseñanza y libertad en la enseñanza: La urgente intervención de las iniciativas sociales".

Tras su intervención, resumió para Veritas lo esencial de esta conferencia y abordó también algunas otras cuestiones de actualidad. Entre ellas, el documento presentado ayer por la CEE sobre "La Escuela Católica", en el que, según el
prelado, se ha "insistido mucho en el tema de la "identidad" de la escuela católica, porque los padres que eligen la escuela católica eligen la confesionalidad".

El obispo de Málaga recordó que "la Religión en la escuela es la única asignatura voluntaria y a pesar del maltrato que sufre, sigue siendo pedida por el 80 % de los padres". Luego añadió que "suprimir la Religión en la escuela
es una falta de respeto a la libertad de las personas" y recordó que "la Religión en la escuela existe en casi todos los países (católicos y no católicos), aunque no sea más que por su contenido en la historia de la cultura".

"Suprimirla sería una aberración, sería además suprimir una página de la historia -sobre todo en España- que ha influido incluso en los planteamientos de izquierdas influidos por las enseñanzas de la religión sobre la libertad
y la fraternidad. Todo esto ha salido del cristianismo".

Finalmente monseñor Dorado dijo sobre la escuela concertada que "limitar conciertos, sería una forma dictatorial de gobernar, porque los conciertos no son una concesión del Estado; los derechos de la sociedad son anteriores al Estado. Hay que recordar que la enseñanza pública no es gratuita, la pagamos entre todos; es normal que se paguen taimen los colegios que eligen los padres.

Lo contrario sería una abuso de la democracia. Espero que la sociedad reacciones a estos abusos", concluyó.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |